septiembre 8, 2020
De México a Canadá… caminando (para sanar y viajar)
Diego Parás

El Pacific Crest Trail une a México y Canadá al cruzar más de cuatro mil kilómetros de naturaleza salvaje de Estados Unidos.

España tiene el Camino de Santiago, Japón a Kumano Kodo, México Camino Copalita; Italia está por inaugurar su propia caminata a través de la cual podremos conocer el país de punta a punta. Cada vez hay más países que unen parques nacionales a través de rutas de caminatas. Más allá de que es una gran manera de conocer un paisaje, estos senderos tienen una explicación sencilla: caminar nos hace bien. No hay nada más minimalista que saber que todas las pertenencias que uno tiene caben en una maleta y que son las mismas piernas —y la determinación— las que lo llevan a uno del punto A a un punto B, la definición básica de viajar.

Pacific Crest Trail

Para quienes busquen un retiro largo y demandante, un punto de quiebre, recorrer los más de cuatro mil kilómetros del Pacific Crest Trail puede ser un gran punto de partida. Un sendero inemnso que cruza tres estados: California, Oregon y Washington, hasta llegar a Canadá.

Esto no quiere decir que el trayecto sea poco variado, todo lo contrario. Desde los paisajes desérticos de la frontera con México, hasta los glaciares en la cima de las montañas a las afueras de Seattle, pasando por las enormes sequoias de California; cada región tiene características particulares y el camino se divide en cinco. El sur de California es desértico y se pueden ver los famosos árboles del parque nacional Joshua Tree. Mientras uno sube llega a la sección de California central, en donde la tierra se quiebra en cañones enormes como el de Yosemite. En el norte de California empiezan las cascadas y los arroyos interminables. Oregon parece un bosque infinito y en Washington es raro no ver una montaña con nieve.

Para fortuna de quienes tengan poca experiencia en este tipo de viajes, el Pacific Crest Trail tiene una gran señalización. Hay una gran variedad de mapas y libros que uno puede estudiar antes de emprender la aventura. Ya sea que decida hacerlo en solitario, en grupo, acompañado de un perro o incluso a caballo; no se tiene que cubrir toda la distancia. Porque hay que considerar que si un viajero caminara 20 kilómetros diarios, tardaría más de 200 días en llegar a Canadá; sin embargo, existen muchas opciones de caminatas que van desde un día, hasta los tres meses que la visa permite a los mexicanos estar en Estados Unidos.

¿En busca de inspiración?

El Pacific Crest trail ha sido protagonista de muchas películas y libros. Entre ellos, recomendamos el largometraje Alma Salvaje, dirigido por Jean-Marc Vallée. La película (inspirada en la obra de Cheryl Strayed) cuenta la historia de una mujer que busca superar la muerte de su madre y la disolución de su matrimonio caminando. El libro Thru-hiking Will Break Your Heart: An Adventure on the Pacific Crest Trail (El senderismo te romperá el corazón: una aventura en el Pacific Crest Trail) de Carrot Quinn también es una gran opción para inspirarse a tomar un vuelo a la frontera y caminar al norte (o al sur) hasta llegar a la siguiente.

***
También te recomendamos:

Más Leídas

Ver Más