abril 18, 2019
Recorrer el Camino de Santiago te hará más feliz (y más sabio)
Diego Ávila

Un nuevo estudio de la Universidad de Zaragoza ha encontrado que realizar la ruta proporciona 3 componentes clave para el bienestar

Cada año más de 300 mil personas de todo el mundo emprenden el Camino de Santiago. Ya sea por motivos religiosos, culturales o de aventura, la ruta de peregrinación más antigua de Europa es un recorrido que debe de hacerse por lo menos una vez en la vida.

Para los que quieran emprender esta caminata tenemos que decirles que hay más de diez rutas  que llegan al famoso santuario y todas parten de diferentes sitios. Aunque sin duda, la más popular es esa que une Roncesvalles con Santiago de Compostela, popularmente conocida como el Camino francés.

Se dice que al finalizarlo, los peregrinos se sienten como personas enteramente renovadas. Este sentimiento de bienestar proviene de una tradición religiosa en la que supuestamente la sanación de un alma solo es posible después de cumplir una meta tras varios días de esfuerzo. Ahora, una investigación científica ha confirmado esta hipótesis y ha demostrado que recorrer el Camino De Santiago hace más felices a las personas.

Pilgrim Compostela

La investigación

Desde hace varios años se han realizado múltiples estudios sobre el efecto económico y turístico del Camino, sin embargo, faltaba uno sobre el impacto psicológico que este viaje tiene en los peregrinos.

La tarea fue emprendida por la Universidad de Zaragoza que, en conjunto con la Universidad Federal de Sao Paulo y la Asociación de Amigos del Camino del Norte, formularon el Proyecto ULTREYA: una investigación psicológica que a través de una encuesta online buscó averiguar si efectivamente hacer el Camino de Santiago había hecho más felices a los peregrinos.

santiago compostela

Santiago de Compostela, España

Lo que se quería averiguar era qué cambios hubo en la mente de las personas después de haber sufrido la fatiga y los dolores (sean físicos, sociales o espirituales) que el Camino impone. Dicha encuesta estuvo abierta a todos aquellos que recorrieron esta región ibérica durante el 2018, y fue respondida por más de mil personas. Los resultados preliminares son contundentes: hacer el Camino de Santiago los hizo más felices.

Peregrinos Santiago

Los tres componentes del bienestar

No se encontraron grandes diferencias entre aquellos que lo hicieron solos o en compañía, o entre los que tenían motivos religiosos para recorrerlo y los que no. La primera conclusión fue que la experiencia de caminar tantos días estimula la meditación, lo cual a su vez tiene efectos terapéuticos positivos.

Tal y como lo explica el coordinador del estudio, el investigador y psiquiatra Javier García Campayo, hay tres factores que se viven en el Camino y que fomentan nuestro bienestar. El primero es la solitud, pues aunque se realice con alguien más, recorrer tantos kilómetros es un reto personal que estimula la introspección. El segundo es la solidaridad que se tiene con los otros peregrinos ya sea a lo largo de la vía o en los albergues. Y, finalmente, el tercer factor es el dolor físico que se debe soportar.

Se espera que los resultados finales de la investigación salgan en verano de este año, pero por lo pronto, los peregrinos que emprendan el Camino de Santiago ya tienen una razón más para hacerlo.

***

También te recomendamos

Requisitos para viajar a España desde México
10 catedrales para ver una vez en la vida
Este es el templo wellness en donde te olvidas (casi) de todo

 

Más Leídas

Ver Más