enero 30, 2019
10 catedrales para ver una vez en la vida
Redacción Travesías

Un recorrido por las iglesias más impresionantes del mundo

Se le llama arquitectura religiosa a aquellos recintos de culto en donde las personas van a practicar su religión. Hablamos de iglesias, monasterios, capillas y catedrales que se ubican en una serie de espacios que comparten iconografía, geometría sacra, signos, símbolos y motivos espirituales. Aunque hay mucho que decir acerca de cada sitio,  podríamos  asegurar que todos estos edificios muestran algunas de las escuelas artísticas más famosas, tales como: el gótico, el barroco, el bizantino y el romántico.

Dado que estos templos católicos narran la historia y la cultura del lugar en donde se encuentran, muchos de ellos (al menos los más importantes) son considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y es que en ellos el arte, la arquitectura y el detalle artesanal de otras épocas se fusiona de manera orgánica.

Pero, ¿cuáles son las características de las catedrales? Muros gruesos y con pocas aberturas; el material más recurrente (de entonces) era ladrillo y cerámica; las estructuras se reforzaban con arcos arbotantes; y cuentan con formas redondeadas bastante complejas.

París

Desde hace miles de años, estos monumentos de techos altísimo y altares centrales, se han ocupado de asombrar a millones de personas (más allá del culto). Quizá por eso,  el turismo religioso alrededor del mundo se ha convertido en uno de los favoritos para los viajeros. Por ello les presentamos las 10 catedrales que hay que admirar al menos una vez en la vida.

Catedral de Santiago de Compostela (España)

Los orígenes de esta cátedral se remontan a los primeros siglos de la Edad Media. Según los especialistas, su construcción comenzó en 1075 bajo el reinado de Alfonso VI de Castilla. Además, el archivo de la Catedral de Santiago, es uno de los más importantes en Europa ya que custodia libros y documentos de alto valor histórico,

Basílica de San Pedro (Italia)

Situada en la Ciudad del Vaticano, la Basílica de San Pedro es conocida como la iglesia más grande del mundo. Fue aquí donde sepultaron al primer Papa, el Apóstol San Pedro (entre otros papas). Asimismo, la obra monumental de El Baldaquino de San Pedro (de Lorenzo Bernini) es una de las más emblemáticas del monasterio.

Catedral de Colonia (Alemania)

Colonia, la cuarta ciudad más poblada de Alemania, es famosa por su majestuosa catedral gótica a orillas del río Rin. Este recinto mide 157 metros de altura (su campanario es el más alto de Alemania) y cuenta con 553 escalones. De llegar a la cima, la vista que otorga es inigualable. Se dice que Federico I Barbarroja, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, donó a la iglesia un relicario que contiene los restos mortales de los tres Reyes Magos, en 1164.

Catedral de Amberes (Bélgica)

Esta icónica catedral tardó 170 años en completarse, ya que originalmente la torre derecha iba a ser tan alta como la izquierda, eso no ocurrió. Pese a que ha sufrido numerosos períodos de destrucción, las restauraciones la han mantenido en pie. Tanto así, que sus campanarios son Patrimonio de la Humanidad desde 1999.

La Sagrada Familia (España)

Esta iglesia católica es el mejor ejemplo de que no hay nada como el impecable estilo arquitectónico de Antoni Gaudí, quien comenzó a trabajar en el recinto en 1886. La construcción lleva 136 años, se estima que esté lista en 2026. Este templo expiatorio es el monumento más visitado en Barcelona.

la sagrada familia

Catedral de Notre Dame (Francia)

Ubicada en París, es una de las iglesias más famosas de todo el mundo. Su estilo se remonta a la época medieval (su construcción comenzó en 1163). Aunque perdió gran parte de su iconografía religiosa durante la Revolución Francesa, hoy en día es Patrimonio de la Humanidad y uno de los lugares icónicos de París.

10 iglesias para ver una vez en la vida

Catedral de Canterbury (Inglaterra)

Su origen se remonta al siglo VI. Fue ahí donde San Agustín la inauguró y donde ejerció como arzobispo. Con 72 metros de altura, es una de las iglesias más antiguas y conocidas de Inglaterra. Fue nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1988.

Canterbury

Basílica de San Simeón (Siria)

Esta basílica fue construida en el 459 d.C. en honor a San Simeón el Estilita; un moje que en el siglo V se encadenó en lo alto de una columna para estar más cerca de Dios. Desde ahí predicaba y daba consejo a los peregrinos. Se trata de uno de los edificios medievales más originales y antiguos con una fuerte inclinación al arte bizantino.

San-Simon

Catedral de San Patricio (NY, Estados Unidos)

La catedral, de estilo neogótico, es el templo más grande de América del Norte. Por allá de 1878 era considerada uno de los símbolos más visibles del catolicismo romano en la ciudad de Nueva York y de los Estados Unidos. En 2012 se inició una amplia restauración que duró tres años.

San-patricio

Basílica del Sagrado Corazón (Francia)

De estilo romano bizantino y decorada con varias cúpulas, la construcción de esta catedral empezó en 1875 al finalizar la guerra franco-prusiana; sin embargo, el templo no pudo ser concluido hasta después del final de la I Guerra Mundial. El templo se encuentra en la cima de la colina de Montmartre, el punto más alto de la ciudad. Su campana es la más grande de Francia y una de las más pesadas del mundo.

Sagrado-corazón

***

También te recomendamos:

Esta es la ciudad con más Patrimonios de la Humanidad

India estrena la estatua más alta del mundo

Las sinagogas más SORPRENDENTE del mundo

Más Leídas

Ver Más