diciembre 1, 2017
El lado cervecero de San Diego
Diego ParásFoto: Diego Parás

San Diego se perfila a ser la capital cervecera de California.

California tiene tres hijos consentidos: San Francisco, Los Ángeles y San Diego. Los primeros dos tienen una personalidad muy bien definida; San Diego, en cambio, está a punto de concretarla. La que alguna vez fue conocida por ser una de las bases navales más importantes de Estados Unidos después del ataque a Pearl Harbor, hoy tiene un abanico enorme de posibilidades para desarrollar su propia “vibra”. Uno de los lados que los sandieguinos, sociedad abierta a las diferentes culturas y al cambio, están mostrando es el cervecero.

En el condado de San Diego hay más de 152 cervecerías —en su mayoría artesanales—. El estilo preferido de los sandieguinos es la India Pale Ale (mejor conocida como IPA). El sabor de esta cerveza está detrás de su historia: en la etapa expansiva de su imperio, los británicos tenían que hacer largos viajes a la India; por las altas temperaturas en el país, les era difícil hacer su propia cerveza in situ, por lo que los ingleses trataban de llevar barriles desde Europa, pero después de un viaje que podía llevar más de 6 meses, ésta se echaba a perder. Al darse cuenta de esto, George Hodgson comenzó a elaborar una Strong Pale Ale, de alto contenido alcohólico y cantidades extras de lúpulo que actuaban como conservantes naturales. Lo mismo aplicaba para los viajes a Estados Unidos, entonces la cerveza que llegaba al continente era un poco más agria, de ahí el sabor característico de la IPA. (Si bien es tan sólo una teoría —que hay quienes desmienten—, hay que reconocer la química detrás de este sabor).

Visitar 152 cervecerías en un viaje suena un poco abrumador, pero hay tours que hacen una selección especial para que el viajero pueda conocer algunas de ellas. Hay diferentes compañías y paquetes, pero recomendamos Brewery Tours of San Diego; organizan recorridos que van desde visitar 2 cervecerías en 3 horas, hasta pasar 6 horas recorriendo la ciudad y conocer 4 de estos establecimientos. Una gran ventaja de estos tours es que uno puede tomar cerveza sin preocuparse por manejar, ya que el guía es un conductor designado. 

Para quien no vaya con un tour, un buen punto para empezar es el siguiente:

Fall Brewing

Además de estar en North Park, una parada obligada por ser conocido como el barrio hipster de la ciudad; la ventaja de este lugar es que afuera del establecimiento, semana con semana, hay un foodtruck diferente; haciendo que en cada visita uno pueda pedir una (o varias) cerveza diferente, y acompañarla con un platillodiferente.

Si te gusta la cerveza muy oscura te recomendamos pedir “Mittens” una black lagger; y si quieres jugar un poco con sabores nuevos, ordena la 2AM Bike Ride, una combinación de granos de café con stout de vainilla. En cambio, si eres de cerveza clara, la opción es la Magical & Delicious, que es una pale ale. Para algo intermedio recomendamos una amber lager, representada por la cerveza “A Beer Named Sue”; o una “Speedo’s Tiki Love God”, una smooth brown ale, perfecta para refrescarse en las soleadas tardes en la costa del Pacífico.

Para quienes busquen una experiencia un tanto más afrutada está la “Raspberry Jazz Hands” que, como su nombre lo indica, tiene notas de frambuesa. Sin embargo, uno no puede salir sin antes probar una IPA, estrella central en esta ocasión, por lo que hay que pedir en la barra una “Weekend Pirate IPA #6”, una “Spirit of 77” o una “Green Hat”.

4542 30th St, San Diego

 

 

 

Más Leídas

Ver Más