abril 1, 2020
¿Cómo conocer Berlín desde casa? (libros, comida, películas y parques)
Mariana Castro

Diez básicos que hay que tener en el radar para adentrarse en la (siempre creativa) capital alemana.

Ciudad de tendencias, corrientes culturales y contrastes, Berlín es uno de los destinos más vibrantes que existen. Si bien ahora es momento de guardarse y replantear la manera en la que viajamos, explorar el mundo volverá a ser una posibilidad, y conocer o revisitar la capital alemana puede inaugurar el final de estos tiempos de encierro.

Por lo pronto, aquí les dejamos una selección de cosas que hay que ver, oír, probar y saber para conocer esta urbe sin salir de casa.

Una película

Good Bye, Lenin!
Cuando Christiane (orgullosa comunista) despierta del coma, su hijo Alex se ve obligado a armar un gran montaje para ocultarle la nueva Alemania capitalista y reunificada. Lo mejor, el gran score a cargo de Yann Tiersen.

Una artista

Hannah Höch
Nacida en 1889, esta artista alemana fue una de las pocas mujeres reconocidas por el movimiento dadaísta. Pionera en el fotomontaje y crítica de las construcciones machistas, su legado ha sido reconocido con exposiciones individuales en importantes espacios culturales, como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid.

Foto: Dietmar Bührer / CC BY-SA.

Una obra arquitectónica

Edificio del Reichstag
La sede del parlamento alemán ha pasado por incendios, guerras y varias remodelaciones —la más reciente a cargo de Norman Foster en 1999—, por lo que conocerlo es acercarse a varios capítulos de la historia de la ciudad. La cúpula y el mirador se pueden visitar, pero hay que reservar en línea con anticipación.


Un disco

Modeselektor – Hello Mom!
El álbum debut del dúo formado por Gernot Bronsert y Sebastian Szary es una probadita de la gran escena de música electrónica y fiestas underground que rigen Berlín.



Un museo

Neues Museum
La oferta cultural de la Isla de los Museos incluye seis espacios distintos: Bodemuseum, Altes Museum, Alte Nationalgalerie, Pergamonmuseum, James-Simon-Galerie y Neues Museum; este último destaca por su impresionante sala dedicada al antiguo Egipto, la cual tiene como atractivo principal al busto de Nefertiti.

Foto: Jean-Pierre Dalbéra / FlickrCC.

Un platillo

Döner kebab
Entre los restaurantes tradicionales y las propuestas más fine-dining, Berlín abraza la cultura de la comida callejera con el kebab como platillo insignia, traída a la ciudad por migrantes turcos, después de la Segunda Guerra Mundial, esta comida se consigue en casi todos los barrios. Aquí va un tutorial para (intentar) preparar uno en casa:

Un souvenir

Guía de la ciudad
Situada en el barrio de Mitte, la librería do you read me?! tiene una gran selección de proyectos editoriales locales —libros, revistas, guías— que, además de reflejar el espíritu creativo de la ciudad, son un gran recuerdo para llevarse a casa.


Un parque

Tiergarten
No es ningún secreto que Berlín es una ciudad verde y Tiergarten es el mayor ejemplo. Con más de 200 hectáreas de extensión y rodeado por algunos de los principales símbolos de la ciudad —la puerta de Brandeburgo, la filarmónica y el zoológico, entre otros—, este parque es ideal para caminatas, salidas a correr, paseos en bicicleta y picnics durante el verano.

Foto: Adam Vradenburg / Unsplash.

Un dato curioso

Patrimonio musical
Berlín toma su título de “capital del techno” muy en serio. En 2008, el gobierno destinó un millón de euros para insonorizar decenas de icónicos clubs de música electrónica en la ciudad (y así minimizar la contaminación sonora y quejas de los vecinos). Por si fuera poco, en febrero de este año se presentó una iniciativa en el parlamento que busca darle a los clubs el mismo estatus que tienen los teatros y óperas en términos de desarrollo urbano y relevancia cultural.

Foto: Simon Tartarotti / Unsplash.

Un libro

Heroes like us, Thomas Brussig
Publicada en 1995, esta divertida y ácida novela se centra en la disolución de la República Democrática Alemana y la caída del muro de Berlín desde la perspectiva de su protagonista, un joven antihéroe llamado Klaus Uhltzscht.

Foto: Farrar, Straus and Giroux.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Marius Serban.

***

También te recomendamos:
Las nuevas visas que permiten a los mexicanos vivir en Alemania
Alemania devolvió dos milenarias esculturas olmecas a México
Berlín, Viena y Nueva York abren sus conciertos al mundo (para que todos los vean desde casa)

Más Leídas

Ver Más