octubre 30, 2018
Alemania devolvió dos milenarias esculturas olmecas a México
Paola Gerez Levy

Las piezas que muestran el pasado de México podrían estar en cualquier parte del planeta.

La riqueza arqueológica de México tiene un valor incalculable. Nuestro acervo nacional cuenta con piezas únicas en el mundo; vestigios de otras épocas que relatan de una forma muy precisa la todavía desconocida historia de los pueblos originarios. Una colección de ornamentos, artefactos con los que se hacían ritos y códices que transmiten las cosmogononís de las culturas prehispánicas.  A propósito de esto, este año ocurrió un suceso sin precedentes pues se recuperaron dos piezas invaluables para la cultura olmeca.

Se trata de dos bustos tallados en madera de ceiba y jobo que miden 30 y 38 centímetros de alto respectivamente. Su fabricación en madera las convierte en las esculturas precolombinas de material orgánico más antiguas. Sin embargo, recuperar estas piezas no fue tarea fácil; de hecho ocurrió después de un juicio que duró 11 años y en el que México tenía pocas posibilidades de recuperar su patrimonio material.

Esculturas Olmecas Alemania

Foto: Stefanie Friedrich/Archäologische Staatssammlung München.

La historia de los bustos

Primero, ¿cómo salieron estas esculturas de México? Las investigaciones indican que el traficante de artefactos costarricense Leonardo Patterson los extrajo ilegalmente del sitio arqueológico El Manatí, en Veracruz. En 1997, Patterson expuso las piezas como parte de una gran colección en España, y no se supo más de ellas hasta 2008, cuando las autoridades alemanas confiscaron un camión en Múnich.

Este vehículo contenía miles de piezas antiguas, las cuales se llevaron a la Colección de Arqueología del Estado Bávaro. Entre investigaciones, juicios y trabajo arqueológico y de conservación, en 2017 los expertos determinaron que había 691 artefactos de origen mexicano. En 2015, el coleccionista Patterson fue declarado culpable por tráfico ilegal y fraudulento de bienes arqueológicos. Y fue así como en marzo de 2018 las esculturas olmecas regresaron al fin a tierras mexicanas.

Esculturas Olmecas Alemania

Foto: Stefanie Friedrich/Archäologische Staatssammlung München.

Este suceso sin duda representa un gran paso no sólo para México, sino para toda América Latina. Muchos países latinos sufrieron  un largo periodo de expolios durante las épocas coloniales y con acciones como esta, cada vez más piezas precolombinas y prehispánicas han regresado a sus países de origen para seguir completando el rompecabezas de las culturas antiguas, y así enriquecer el ideario de las sociedades actuales.

***

También te recomendamos:
Confirmado: existió una aldea teotihuacana en Coyoacán
Apareció en el Iztaccíhuatl un adoratorio prehispánico
Las nuevas visas que permiten a los mexicanos vivir en Alemania

Más Leídas

Ver Más