junio 22, 2020
Los Vochos: un clásico alemán que atravesó los siglos
Redacción Travesías

El 22 de junio se celebra el Día Mundial del Vocho y, para celebrarlo, recopilamos algunas de las fotos que muestran la huella que dejó este pequeño automóvil en nuestras vidas.

Con tanta producción e innovación tecnológica, hoy en día es difícil que un producto llegue al mercado para quedarse. Un ejemplo magnífico de las cosas que permanecen es el Vocho, ese sedán que nació en Alemania a mediados del siglo pasado y que conquistó al mundo rápidamente. Un coche que todos conocemos, que se ha vuelto parte de la cultura. El auto encorvado que sale en los álbumes familiares y que nos acompañó en cientos de momentos. En la carretera, en la escuela, de noche y de día, el Vocho siempre estuvo.

El auto que se convirtió en ícono

Desde que se creó el Volkswagen Käfer (escarabajo) todo cambió. Quizá esto se debe al complejo momento histórico en el que apareció; en la Alemania de Adolf Hitler. El encargado de su diseño fue el ingeniero austriaco Prof. Ferdinand Porsche y empezó a circular en las calles germanas a finales de la década de los 40. El éxito fue inminente desde la primera edición, sin embargo, pocos imaginaron que ese automóvil seguiría fabricándose hasta el 2003.

El Vocho en México

Es imposible imaginar a un mexicano que jamás haya visto un Vochito circular por alguna calle. Desde su llegada a nuestro país, el escarabajo fue recibido con entusiasmo, ya que era económico y rendidor. El sonido de su motor se convirtió en un ruido habitual de las avenidas y su forma redondeada en el emblema de los taxis de la Ciudad de México.

Fue tal el amor de México por el Vocho que en una planta, ubicada en Puebla, se construyeron –a partir de 1954– miles de ejemplares. De hecho, las fábricas de México, Brasil y Alemania fueron las que más contribuyeron a que se vendieran más de 20 millones de autos a nivel mundial.

Un auto en la memoria de todos

En 2003 se ensambló el último Vocho de la historia. Este auto se encuentra actualmente en exhibición en el Volkswagen Auto Museum en Wolfsburg, Alemania, donde también se pueden ver diversas ediciones especiales del coche, como el ejemplar un millón de 1955 –considerado por la marca uno de los más bellos–, el cual tiene diamantes incrustados en las defensas y otras partes de la carrocería.

Para unir a todas aquellas personas –que no son pocas– y a sus recuerdos con este auto icónico de Volkswagen, a partir de 1995 se celebra anualmente el Día Mundial del Vocho cada 22 de junio. Con esto en mente, les compartimos algunas imágenes que son por sí solas una muestra de todas las veces en las que este escarabajo nos ha acompañado en la historia.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

***

También te recomendamos:
Aficionados de cartón y estadios que ahora son autocinemas: el mundo de los deportes post COVID-19
Los 10 pueblos de México que hay que conocer una vez en la vida
El Espinazo del Diablo: la carretera mística en la que se ven los búhos de la sierra

Más Leídas

Ver Más