agosto 8, 2019
El Espinazo del Diablo: la carretera mística en la que se ven los búhos de la sierra
Frida Méndez

Este tramo de carretera conocido como el Espinazo del Diablo, tiene un mirador con una perspectiva única a la Sierra Madre Occidental.

Existe en México un sitio llamado El Espinazo del Diablo. Se se trata de una de las carreteras más peligrosas del mundo debido a las curvas cerradas y a las condiciones climatológicas que prevalecen en el sitio. Sin embargo, a pesar de la precariedad de este camino, el nombre de este rincón de México nació de que algunas personas aseguran haber visto ahí, entre dos barrancas, la silueta del diablo.

Una de las carreteras más peligrosas del mundo

Cualquiera que sea el origen del nombre, lo cierto es que este tramo de autopista ofrece una vista única a los asombrosos paisajes naturales que hay en la Sierra Madre Occidental. Para llegar aquí, uno tiene que adentrarse en la carretera federal 40 que conecta a Durango con Mazatlán. Se tratan de alrededor de 1,200 kilómetros que aunque llegan a tener una altura de hasta los 2,750 metros, sobre el nivel del mar, terminan a tan solo unos 40 metros sobre el nivel del mar.

El Espinazo del Diablo

El camino cuenta con muchas señales, por lo que a pesar de su peligrosidad, su tasa de accidentes no es alta.

Para los que quieran ir, es importante tomar en cuenta que se trata de una vía poco transitada, sin muchas opciones. Entonces es recomendable recorrer la carretera con tanque lleno, ya que a lo largo del trayecto solo hay pequeños poblados con apenas una decena de casas y no hay ni una gasolinera. Sólo es posible conseguir algo de combustible en el poblado de El Palmito, sin embargo el costo del combustible es muy elevado.

El camino está lleno de subidas y bajadas, de barrancas, de precipicios y de montañas. Y los 10 kilómetros que conforman El Espinazo del Diablo son los más desafiantes de todos ya que ahí  las curvas son más contundentes, la carretera es angosta, la niebla es constante y los animales cruzan regularmente. Y aún con todo esto, hay algunos viajeros valientes que se atreven a cruzarla para visitar el famoso mirador.

La Sierra Madre Occidental cuenta con 1500 km de largo y recorre Arizona, parte de Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Nayarit, y Jalisco.

Ver la Sierra Madre occidental desde el mirador

En este mirador la vista panorámica es espectacular. Aquí se pueden observar las montañas con todo y su frondosa vegetación y la diversidad animal que vive en la Sierra Madre Occidental. Hay quienes aseguran que entre las siluetas de la cordillera se pueden ubicar las sombras de tres frailes. Durante el atardecer, otros juran, que lo que aparece frente a los ojos es la figura del diablo. Todo depende de la perspectiva y la imaginación de cada individuo.

Lo que sí es posible observar cuando se viaja hasta este camino son horizontes llenos de pino y encino e incluso una que otra ardilla o búho. Aunque estas apariciones de la naturaleza sólo están disponibles un rato, ya que en la zona es imposible acampar porque la complejidad del camino hace imposible habilitar algún espacio para pasar  la noche.

espinazo del diablo carretera

La Carretera Federal 40 es una de las más largas del país, y une la costa Pacífica Mexicana con el Golfo de México.

Sigue a Frida en Twitter

***

También te recomendamos

Las carreteras más surreales y asombrosas del mundo
Entre piedras y desiertos así es el Viejo Oeste mexicano
6 maravillas naturales de México (que parecen sacadas del surrealismo)

Más Leídas

Ver Más