abril 23, 2019
Pronto será posible caminar por Tenochtitlán, tal como lo hicieron los aztecas
Paola Gerez Levy

Los templos mexicas podrán estar bajo tierra, pero gracias a la tecnología se podrán admirar virtualmente.

No es exagerado decir que Tenochtitlan fue una de las ciudades más importantes del México prehispánico. Desafortunadamente, las construcciones y templos que dejó nuestro pasado arquitectónico yacen actualmente debajo del suelo  de este sitio tan cosmopolita y ecléctico que llamamos Ciudad de México.

Estos vestigios no están destinados a olvidarse. La capital ya cuenta con 42 ventanas arquológicas que brindan la oportunidad de asomarse debajo del concreto capitaliano y ver las estructuras prehispánicas que fueron enterradas. Además, la buena noticia es que en un futuro próximo las pirámides de Tenochtitlan regresarán a la vida mediante una reconstrucción virtual y en 3D.

Modelos 3D de las pirámides de la antigua Tenochtitlan

Foto: Erik Huitrón Ramírez / INAH

Revivir la antigua Tenochtitlan

El ingeniero Erik Huitrón Ramírez junto con su equipo se dieron a la tarea de recrear la imagen de la capital azteca en una detallada maqueta virtual en 3D. Pero además de su reconstrucción, lo que hace especial a este proyecto –que espera estar listo en la primera mitad de 2019– es que no se quedará dentro de una pantalla, sino que podrá verse en el celular a través de una aplicación móvil.

En un solo click

Gracias a la tecnología que hace posible la realidad aumentada, ahora los visitantes al Centro Histórico que cuenten con el programa podrán caminar por las calles mientras en la pantalla de su teléfono ven cómo lucían y en dónde estaban los edificios mexicas. Las distintas construcciones se muestran de color blanco con diferentes tonalidades que representan distintas texturas, formas arquitectónicas, y también se proyectarán en su ubicación y dimensiones real  –tal y como las vieron los españoles cuando llegaron. 

Gracias a esta recreación, pararse frente al Templo Mayor ya no será lo mismo. Esto porque las rocas, muros y pasillos que ahora se ven de pronto se convertirán en una enorme pirámide de lo que fue este centro ceremonial hace 500 años. En la imagen se podrán ver 14 edificios, como Huei Tzompantli o el Juego de Pelota, además de las orillas del lago de Texcoco, los límites de la ciudad y demás estructuras pequeñas.

Modelos 3D de las pirámides de la antigua Tenochtitlan

Foto: Erik Huitrón Ramírez / INAH

Un sitio arqueológico particular

En 1521, tras una batalla de 75 días entre los mexicas y el ejército español de Hernán Cortés, se declaró la derrota de Tenochtitlan y del imperio mexica. En los años que siguieron, el nuevo virreinato ordenó la demolición, destrucción y enterramiento de las construcciones para edificar sobre ella la ciudad en la que vivimos actualmente.

Modelos 3D de las pirámides de la antigua Tenochtitlan

Foto: Erik Huitrón Ramírez / INAH

Esto sólo pasó en el centro del país; en sitios más alejados como el norte o el reino maya, las pirámides se dejaron a merced de la naturaleza y su recuperación y conservación fue mucho más sencilla. Al visitar estos sitios uno puede interactuar con las edificaciones, con el espacio y con la perspectiva de los tamaños. Esta diferencia en la experiencia  fue lo que motivó a los investigadores a recrear la noción verdadera de pararse en medio de Tenochtitlan.

Video: ABC.es

***

También te recomendamos:
Descubrieron en el Templo Mayor dos ofrendas que cambiarán la historia
Ocho metros debajo de Chichén Itzá hay un cenote
¿Ya conoces el fascinante templo enterrado de Ehécatl?

Más Leídas

Ver Más