agosto 1, 2019
Tres subibajas en el muro fronterizo (en el que nadie sabe quién está del otro lado)
Paola Gerez Levy

Esta intervención arquitectónica es una protesta contra el muro que divide México y Estados Unidos.

Nadie sabe a ciencia cierta cuál es el origen del concepto de las fronteras. Aunque algunos piensan que los límites son arbitrarios, de acuerdo a algunos especialistas es una forma de supervivencia que usan algunas especies. Un ejemplo de esto son  los lobos que delimitan los espacios de cada manada.

Aplicado a los humanos, este fenómeno se puede apreciar en paredes, en cercas que separan una casa de otra y también en muros kilométricos que marcan la colindancia de dos países. Tal es el caso de la mediática barda que divide México y Estados Unidos.

Los subibajas de Teeter-Totter-Wall

Para acentuar el absurdo de las fronteras, el pasado 29 de julio los barrotes metálicos de la barda que está entre México y Estados Unidos sufrieron una modificación. La división no se alargó ni se hizo más alta, sino que su estructura se utilizó para montar tres subibajas de color rosa. Lo curioso de esta atracción  infantil fue que su centro de gravedad se instaló entre la reja; un extremo quedó en en Ciudad Juárez y el otro en Sunland Park, Nuevo México.

 

View this post on Instagram

El proyecto, llamado Teeter-Totter-Wall, estuvo a cargo de los arquitectos Ronald Rael y Virginia San Fratello. Ambos son académicos de la Universidad de California en Berkeley y la Universidad Estatal en San José, respectivamente. La pareja concibió la idea de intervenir el muro fronterizo desde 2009 y después de múltiples bocetos, diseños y una exposición de los prototipos en el MoMA de Nueva York, por fin el proyecto se hizo realidad.

Aunque se haya ideado como una instalación de protesta contra el muro y su connotación de enemistad, por el momento los subibajas permanecerán ahí a disposición de los habitantes de los barrios fronterizos. Sin embargo, el mensaje principal que se quiere transmitir con la intervención, según indicó Rael en una publicación en Instagram, es que “las acciones que se llevan a cabo de un lado (de la frontera) tienen una consecuencia directa en el otro lado”.

Foto: Instagram/Ronald Rael

Esta enorme cerca, que se eleva entre 5.4 y 7.9 metros, cubre 1.044 de los 3.144 kilómetros de territorio limítrofe. La fontera más transitada del mundo es, además, un paso obligado –y peligroso– por las personas que buscan entrar de forma ilegal a Estados Unidos. El muro es constantemente un tema controversial en cuanto a la migración y a la enemistad que genera entre ambas naciones.

El muro como símbolo de unidad

No es la primera vez que se le saca provecho al muro con fines recreativos. Por ejemplo, en el evento masivo Binational Yoga se imparten clases a ambos lados de la frontera en Playas de Tijuana y su contraparte estadounidense. Otro ejemplo es un torneo de voleibol entre ambos lados de la “red” que se realiza entre los habitantes de Naco, Sonora, y Naco, Arizona.

volleyball ne la frontera

Wall-y-Ball entre Sonora y Arizona. Foto: Jeff Topping/Reuters.

Sigue a Paola en Twitter.

***

También te recomendamos:
Buenas noticias: descubrieron cinco nuevos arrecifes de coral en Veracruz
Houston: capital cultural y gastronómica
Zacatecas, la ciudad barroca que lo tiene todo

Más Leídas

Ver Más