noviembre 25, 2019
La National Portrait Gallery cierra sus puertas y su acervo sale de viaje
Redacción Travesías

La National Portrait Gallery es uno de los museos más famosos de Londres y el mundo.

La National Portrait Gallery (NPG) en Londres cerrará sus puertas hasta la primavera de 2023, cuando culminen los trabajos de remodelación, cargo de Jamie Fobert Architects. Se trata de una renovación en todo el edificio a través de la cual se harán nuevos espacios públicos, una entrada de visitantes más acogedora, un patio y un Centro de Aprendizaje de última generación.

Además el ala este, que fue parte de la construcción original de 1896, se reabrirá al público. Eso significa que el espacio, que actualmente funciona como oficina, se transformará en una multitud de salas iluminadas. De igual manera, la planta baja y los niveles del sótano serán renovados. Todo esto, para aprovechar al máximo cada rincón del inmueble  y montar piezas perdidas u ocultas de la historia británica que datan de 1840.

El proyecto, que cuenta con el apoyo del National Lottery Heritage Fund costará 35.5 millones de libras. Foto: National Portrait Gallery.

La nueva entrada aliviará el congestionamiento a la hora de ingresar al recinto. Foto: National Portrait Gallery.

Por suerte para todos, la NPG seguirá compartiendo su acervo mediante un ambicioso programa de actividades en todo el Reino Unido a través de una serie de asociaciones con otros recintos artísticos. Esto significa que 300 obras al año viajarán a regiones como Cornwall y Edimburgo. Las exposiciones regionales itinerantes incluye una muestra en la York Art Gallery en 2021, una exposición de retratos de los Tudor en el Holburne de Bath en 2022 y un par de proyectos con los Museos Nacionales de Liverpool,

Cabe destacar que la National Portrait Gallery alberga la mayor colección retratos en el mundo. Más de 200 mil piezas entre fotografías, pinturas, caricaturas, dibujos y esculturas que van desde la Edad Media hasta nuestros días. Aquí se puede ver el rostro de William Shakespeare, Amy Winehouse y Jane Austen (que sale en los billetes de la libras esterlinas). El renombre del museo es tal, que acogió más de 1.5 millones de visitantes entre 2018 y 2019.

Amy Winehouse por Charles Moriarty.

Maisie Williams por Miles Aldridge.

Un poco más de la National Portrait Gallery…

Este recinto se divide en cuatro secciones: de 1250 a 1500 con importantes obras del naturalismo con piezas de Sandro Botticelli; 1500 a 1600 con paisajes y mitología y pinturas de Leonardo da Vinci; 1600 a 1700 con arte barroco con piezas de Caravaggio y Guido Reni; 1700 a 1900 con arte británico y francés con obras de Vincent van Gogh; y hasta nuestros días.

Los retratos están ordenados en orden cronológico, comenzando con las familias Tudor y Estuardo; más abajo están los de la reina Victoria, Winston Churchill y Paul McCartney, entre otros. La galería inferior exhibe imágenes realizadas a partir de 1990.

Foto: National Portrait Gallery.

El edificio ha sido ampliado dos veces: la primera en 1933 y la segunda en el 2000.

Qué más hacer en Londres

Siempre es buena idea visitar una librería, aunque esta, ubicada en el número 65 de Hanbury St, tiene algo muy particular: al entrar, hay que depositar el celular en una canasta y explorar los anaqueles como antes: libro por libro, o página por página. O quizá preguntándole al lector de junto. También se recomienda darse una vuelta por Decca Records, un estudio ubicado en West Hampstead, en la calle Broadhurst Gardens, donde el cantante David Bowie grabó su primer disco homónimo.

En cuanto a la comida vayan a visitar el Borough Market que se encuentra bastante cerca del Tate Modern, debajo del viaducto de la estación de trenes de Londres. Este sitio lleva años abasteciendo de alimento a la ciudad. Aquí se ofrecen productos de alta calidad y comida artesanal en más de 100 puestos.

Foto: Borough Market.

Para descansar, una buena opción es el The Kensington, ubicado entre Queen’s Gate y Old Brompton Road. Al entrar por las puertas dobles, todos los huéspedes son bienvenidos por un portero que viste un sombrero estilo bombín (como lo hacían los aristócratas en el siglo XIX) londinense, lo que marca el inicio de una estancia orientada al servicio.

¿Quieres leer más de Travesías? Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí.

Foto de portada: National Portrait Gallery

***
También te recomendamos

Londres es nombrada la primera Ciudad-Parque Nacional del mundo

Los famosos taxis negros de Londres ahora son eléctricos

Londres: vibrante y más barato de lo que imaginas

Más Leídas

Ver Más