septiembre 24, 2020
¿Cómo ahorrar para el viaje de nuestros sueños?
Diego ParásFoto principal Diego Berruecos

Ahorrar dinero para viajar no es tan difícil si se anticipan los gastos. Estos son algunos consejos para lograr esas vacaciones tan bien merecidas.

Estos meses hemos pasado mucho tiempo en casa recordando con nostalgia el último viaje que hicimos al extranjero; de pronto queremos revivir esa caminata por Central Park o comer de vuelta el helado en la Piazza di Spagna. Es cierto, una pandemia mundial es una de las peores cosas que le podría pasar a los viajeros empedernidos; pero, también puede significar la oportunidad de planear el siguiente viaje con anticipación. Si el mundo nos dice: “no podrán viajar dentro de unos meses”, no es tiempo desperdiciado, es tal vez la posibilidad de ahorrar para lo que sigue. 

 Un viaje bien planeado puede reducir drásticamente los costos. Y para planear bien, hay que anticipar. Aquí algunos puntos clave que nos permitirán usar el presente para realizar en el futuro, de la forma correcta, el viaje que simepre hemos querido hacer. 

Definir el presupuesto… y después el destino

Hay tres principales rubros en los que generalmente se gasta más en los viajes: el transporte, el hospedaje y la alimentación. Definir el presupuesto, antes de lugar,  permite jugar con estas tres variables. Si queremos ir a un país lejano, el avión será más caro; con eso en mente, se puede buscar un alojamiento más barato. Tal vez la prioridad del siguiente viaje sea la comida; en ese caso, una capital gastronómica cercana será una mejor opción, para no gastar tanto en el transporte.

(Aquí están nuestros consejos para encontrar vuelos baratos a Europa).

Meses sin intereses a la inversa

La anticipación también permite ahorrar dinero al momento de cambiar monedas.

Ya que se cuenta con un presupuesto e itinerario, una recomendación es dividir el monto total de dinero que se va a designar al viaje entre los meses que faltan para que salga el avión. De esta manera, uno puede ajustar sus hábitos diarios en casa para ahorrar un monto fijo mensual, y así tener la certeza que para cuando llegue el viaje, hay dinero. Si el monto a ahorrar es muy alto, se puede aplazar la fecha de salida  y de ese modo las mensualidades bajarán.

Investigar, investigar, investigar

 

Foto Diego Berruecos.

No sólo se trata de cuánto gastamos, sino de cómo lo gastamos. Para qué ir al otro lado del mundo y comer en un restaurante tourist trap que es más caro que lo que en realidad comen los locales (por lo general, más rico y auténtico). Tener una lista de restaurantes y bares (así como de museos y opciones de entretenimiento) a los que uno quiere ir, previene el caminar sin rumbo por las calles y elegir la primera opción que se cruce.

Aprovechar las promociones

Caminar no sólo es una gran manera de conocer una ciudad, también ayuda a ahorrar dinero.

Las prisas no son aliadas de la intención de ahorrar dinero en los viajes. Antes, viajar significaba llegar a un hotel y preguntar si había una habitación disponible. Había que adaptarse a las tarifas o perder la primera mañana en busca de un alojamiento más económico. Hoy se puede tener un panorama completo de los precios de hospedaje (hoteles, AirBnB, hostales, etc), meses antes de poner un pie en suelo extranjero. Ojo, de nada sirve ahorrar en un hotel si se va a tener que gastar en taxis para moverse por la ciudad.

Como dijo María Pellicer en su columna Cómo viajaremos mañana: planear unas vacaciones en plena pandemiaTener meses para planear, imaginarte, investigar y antojarte de todo lo que vas a hacer. Esa es la mejor parte de planear unas vacaciones a futuro… así que aprovecha los colchones y los descuentos y anímate a reservar unas muy merecidas vacaciones”.

***

También te recomendamos:

Lo dice la ciencia: planear nuestro próximo viaje nos hará más felices
Japón 101: Planear el primer viaje a Tokio, ¿por dónde empezar?
El síndrome de wanderlust o la necesidad de viajar todo el tiempo

Más Leídas

Ver Más