mayo 12, 2020
Esta águila volvió a Inglaterra, después de 240 años
Diego ParásFotos: Roy Dennis Wildlife Foundation

El caso de esta águila en Inglaterra es un ejemplo de cómo la humanidad puede ayudar a la naturaleza.

En el último par de meses hemos visto lo que puede hacer la naturaleza si la humanidad se guarda. Hemos contemplado a miles de flamingos en Bombay, la aparición de un lobo gris en Francia después de no haberlo visto en un siglo y hasta la llegada de cocodrilos a las playas de Oaxaca

Pero la injerencia humana no siempre es mala, hay esfuerzos de los científicos que ayudan a algunas especies a mejorar su calidad de vida o, incluso, a recuperar espacios antes perdidos. Es el caso del águila cola blanca que fue vista en Inglaterra por primera vez desde hace 240 años.

En agosto del año pasado, la Fundación de Vida Salvaje Roy Dennis liberó seis ejemplares de esta especie en la Isla de Wight, al sur de Inglaterra. Estas aves, con una envergadura que puede alcanzar los 2.5 metros de largo, solían habitar los acantilados de todo el sur de Europa, pero se fueron extinguiendo en la zona desde hace más de un siglo.

Estos ejemplares fueron capturados en Escocia, en donde se llevó a cabo un experimento similar que dio como resultado más de 130 parejas en reproducción. Estos pájaros tienen chips de rastreo para que los científicos puedan monitorear su comportamiento, el cual empezó a dar resultados positivos. Gracias a ellos se dieron cuenta que las águilas pueden  recorrer hasta 160 kilómetros en un día.

Estas son las rutas que quedaron registradas de tres de los ejemplares liberados.

A principios de mayo de 2020 se vio por primera vez a una de las águilas fuera de la isla, una señal de que el programa (que plantea soltar seis especímenes anualmente durante los próximos cuatro años) funciona. Hay que destacar que de las primeras seis águilas liberadas, se monitorean cuatro, una murió y otra se perdió. Aunque estas noticias no fueron bien recibidas, se espera que las aves que siguen en el cielo se empiecen a reproducir hasta 2024 en lo que se adaptan a su nuevo ambiente.

Inglaterra sin salir de casa (libros, series, películas, música y paisajes)

Aunque nada se compara con estar parados físicamente en algún destino, la ventaja que ofrece la tecnología es que podemos hacer recorridos kilométricos de un segundo a otro, una hazaña que en la vida real sería imposible. De hecho, el internet nos permite visitar la amplitud de un país en horas, sin necesidad de carreteras, trenes, taxis o esperas.

En estos tiempos caóticos, en los que es recomendable quedarnos en casa, podemos hacer todos los viajes que queramos. Y qué mejor que empezar esta exploración en Inglaterra; una isla que en otras épocas fue el epicentro del mundo y la cuna de algunos de los artistas más famosos y reconocidos. Para llegar allá hay que pasar 10 horas en un avión (si no hay escalas). En la ciudad hay que comprar una Oyster Card, subirnos al metro, buscar nuestro alojamiento por más de una hora, etc. Ahora, si la visitamos desde nuestro sillón, basta un clic para ver desde las colinas del sur hasta las calles de Edimburgo, pasando por  los museos y hasta una visita rápida (y necesaria) al Támesis.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

***

También te recomendamos:
Por la cuarentena, más de 100 cabras Kashmiri se apropiaron de una ciudad (literalmente)
¿Cómo conocer Londres desde casa? (discos, bebidas, pájaros y datos curiosos)
Asombrosos parques se pueden recorrer desde casa (para nunca olvidar la naturaleza)

Más Leídas

Ver Más