abril 28, 2020
Buenas noticias: un siglo después, apareció un lobo gris en el norte de Francia
Paola Gerez Levy

Esta aparición puede indicar que el número de lobos en Francia va en aumento.

Al hablar de la fauna de Francia, quizá hay algunos animales que nos vienen primero a la mente; especies como el gallo (el animal nacional) o los caracoles (una especialidad culinaria). Sin embargo, en días recientes un tipo específico de lobo gris captó la atención del mundo, entre otras cosas porque hacía un siglo que ningún humano lo había visto en este sitio, y de pronto, en medio de la cuarentena, apareció uno y hubo oportunidad de capturar su imagen.

El evento ocurrió en la región de Normandía, específicamente en el departamento de Seine-Maritime, el cual está delimitado por el Canal de la Mancha al norte y por el río Sena al oeste. El 8 de abril, una cámara infrarroja de vigilancia en el poblado de Londinières captó a la una de la madrugada un lobo gris europeo (canis lupus lupus) deambulando por las calles.

Aunque aún no está oficialmente confirmado de que se trata de esta especie, la Oficina de Biodiversidad (OFB) expresó que, debido a la fisionomía del animal, lo más probablemente es que sí haya sido uno de estos grandes canes.

¿Qué hacía un lobo gris tan al norte?

Esta fotografía nocturna asombró a los especialistas sobre todo por la latitud en la que estaba el animal. La especie habita los bosques de Europa occidental, desde Portugal hasta los países bálticos. En lo que a Francia se refiere, los lobos grises se mueven generalmente en el sureste y este, en terrenos montañosos como los Alpes, que se encuentran a unos 900 km de Seine-Maritime.

Una de las explicaciones es que el ejemplar captado por la cámara de vigilancia se encuentre en su fase de colonización; un periodo durante la primavera en el cual los machos se alejan de sus lugares de nacimiento para buscar pareja y tal vez formar una manada propia. Para esta tarea, los canes recorren cientos de kilómetros; sin embargo, esto no garantiza que el lobo se instale en Normandía, pues puede estar sólo de paso.

lobo gris

Foto: Chris Oxford

Por otro lado, que un lobo haya llegado hasta el norte podría ser un indicador de que el número de ejemplares está en aumento. Durante la década de los treinta, los franceses cazaron tantos lobos grises europeos que la especie desapareció en el país. No fue hasta 1992 que este animal se reinsertó en los ecosistemas montañosos, un proyecto que tiene mucho éxito, pues según los números de un censo de mediados de 2019, se contaron 530 individuos (un centenar más que en 2018).

La situación de los lobos en México

En nuestro país habita otra subespecie de lobo gris: canis lupus baileyi, mejor conocido como lobo gris mexicano. Se puede divisar en las zonas áridas de Chihuahua, Durango, Nuevo León, Sonora y Zacatecas. Su caso también es alentador, pues entre los años cincuenta y setenta estuvo en peligro de extinción, pero ahora, gracias aun programa de conservación binacional entre México y Estados Unidos, en 2018 se contabilizaron 356 canes; al parecer la especie se aleja cada día más de ese estatus de amenaza.

lobo gris mexicano

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: JP Valery

***

También te recomendamos:
Cocodrilos en Oaxaca, cabras en Gales, leones en Sudáfrica y otros animales que aman la cuarentena
¿Cómo ver los paisajes (y calles) del mundo en tiempo real? (y desde casa)
Bienvenidos a los safaris virtuales (o cómo ver animales sin salir de casa)

Más Leídas

Ver Más