The Monet Experience, un viaje a la época del impresionismo
junio 29, 2020
Una exposición de Monet llegará a México (y podremos ver las obras en grande)
Paola Gerez Levy

Una de las mejores opciones para regresar a las actividades culturales cuando termine la cuarentena.

Ahora los museos están en pausa, pero a partir de junio (tentativamente), la vida cultural volverá poco a poco a la normalidad. Una de las primeras muestras en abrir será Monet Experience y los Impresionistas, la cual ofrecerá una verdadera aventuta multisensorial a sus visitantes, que con sólo entrar serán transportados a Europa de finales del siglo XIX. El objetivo es acercar a la mayor cantidad de personas posibles al legado de Claude Monet; a sus cuadros de jardines que pintaba a todas horas y a sus famosas formas sin líneas.

Qué esperar de Monet Experience y los Impresionistas

La experiencia, diseñada por Crossmedia México, contará con pantallas gigantes, fotografías 360, un sistema envolvente de sonidos y música, y hasta una sección dedicada a la realidad virtual que nos permitirá viajar en el tiempo desde el primer minuto.

A lo largo del recorrido, los asistentes podrán pasear por las obras no sólo de Monet, sino también de otros de los pintores, escultores y grabadores más renombrados del impresionismo. Entre ellos destacan Camille Pissarro, que junto con Monet es uno de los padres del movimiento; Édouard Manet; Edgar Degas, reconocido por sus bailarinas; Paul Cézanne; Alfred Sisley; Pierre-Auguste Renoir; Frédéric Bazille; Henri de Toulouse-Lautrec; o Berthe Morisot, una de las pocas mujeres que forman parte de dicha corriente.

claude monet

Claude Monet fotografiado por Henri Manuel.

En cuanto a Monet, en la exposición digital se podrán ver cuadros como Jardín japonés, Jarrón con girasoles, Mujer con sombrilla, La terraza de Sainte Adresse, o Jean Monet en su caballo mecánico. Lo mejor de que las obras se proyecten sobre toda clase de superficies es que existe la posibilidad de contemplar los detalles; o sea ver los lienzos en gran formato, algo que es imposible en un museo convencional.

El impresionismo, el arte de los rebeldes

Todo comenzó en 1874 cuando un grupo de pintores parisinos, encabezados por Claude Monet y Edgar Degas, fueron rechazados de la exposición de arte del Salón de París debido a las críticas del jurado hacia sus obras. Decidieron, así, formar su propio grupo: la Sociedad Anónima de Artistas y exponer las piezas por su cuenta.

monet

Terraza de Sainte-Adresse, 1867

Los críticos de la época consideraron que sus cuadros estaban poco trabajados. Las técnicas y los temas de sus dibujos distaban mucho de las pinceladas pulcras, las temáticas míticas y bélicas o los retratos que imperaban en la época. Para este grupo de artistas la belleza estaba en las cosas simples y por eso se dedicaron a inmortalizar la vida cotidiana: paisajes típicos de una ciudad, personas paseando en parques, playas y una buena colección de campos y jardines floridos. Para colmo, sus trazos eran tan ásperos y marcados  que de muy cerca las formas desaparecían y se volvían casi manchas de pintura abstractas.

Para sorpresa de todos, la exposición independiente de la Sociedad Anónima de Artistas fue todo un éxito. Nadie podía creer –menos los miembros del Salón de París– que la gente se formara para entrar a este espacio en 35 Boulevard des Capucines. Gracias a la perseverancia artística de Monet y compañía, y a la aceptación del púbico, el impresionismo pasó a la posteridad como uno de los movimientos que revolucionaron la historia del arte.

impresionismo

Boulevard des Capucines.

Visitar Monet Experience y los Impresionistas

Los organizadores del evento han anunciado que todas las entradas que se hayan comprado para junio se recorrerán para septiembre sin costo alguno. Por otro lado, para quienes aún no adquieren un boleto de acceso pueden hacerlo en este sitio.

Dónde: Forum Buenavista. Av. Insurgentes Nte. 259, col. Buenavista, CDMX.
Cuándo: por el momento, se pueden adquirir entradas a partir del 1 de septiembre y hasta el 31 de octubre.

Se han implementado medidas de seguridad para los visitantes, entre ellas la disposición de gel antibacterial, el diseño del recorrido en un solo sentido, limpieza frecuente de todos los espacios o modificaciones en la muestra de tal modo que no implica ningún contacto con superficies, por mencionar algunas.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

En portada: Un día de verano, Berthe Morisot, 1879.

***

También te recomendamos:
El Museo de Bellas Artes abre una exposición virtual de Kandinsky (por si se la perdieron)
Estos son los mejores refugios de verano (según Picasso, Monet, Klimt)
Las 10 obras imperdibles del Louvre en París (y cómo verlas virtualmente)

Más Leídas

Ver Más