mayo 4, 2020
Cerrar los ojos y escuchar los sonidos de la selva (aquí les decimos cómo)
Paola Gerez Levy

Porque no hay nada más relajante que acercarnos a la naturaleza, al menos a través de sonido.

En estas semanas que debemos quedarnos en casa han surgido incontables iniciativas que buscan mantenernos activos. Entre las ofertas que tenemos está la de tomar un curso, aprender un idioma, visitar museos virtuales, por sólo mencionar algunas. Pero a veces, lo único que necesitamos (sea cuarentena o no) es dejar todo a un lado y dedicarle un momento a la calma, ya sea en silencio, o con sonidos atmosféricos que nos permitan cerrar los ojos y pretender que estamos lejos. Quizá en la Antártida o tal vez en una jungla remota y virgen.

Y es que para escuchar la selva (y sentir que estamos ahí) los único que tenemos que hacer es entrar a este sitio. Aquí se pueden encontrar una colección de audios hechos alrededor del mundo con el único objetivo de llevar el concierto del bosque salvaje a oídos ávidos de viajar. Desde el río Jauperi en el norte de la Amazonía hasta el Parque Nacional de Ulu Temburongla en la isla de Borneo, pasando por la Reserva Especial Dzanga-Sanghala –la parte más exuberante de África central–, aquí hay un regalo para los que gustan de imaginar la naturaleza y darle vida a sus sonidos.
Lo que hay aquí son ruidos tan increíbles como extraños. El agua, el chirrido de insectos en la tierra, anfibios deslizándose, mamíferos abriéndose camino, aves que dejan en el viento el eco de sus vuelos, el balanceo de las plantas y árboles que se sacuden de la raíz a la copa. Una inundación sonora para los que busquen dejar atrás a la ciudad.

Por si lo anterior fuera poco, los audios corresponden a diferentes momentos del día. Después de todo, la naturaleza no se escucha de la misma forma cuando amanece, cuando el sol está en su cénit o en el momento en el que noche irrumpe en la selva y salen de sus guaridas las especies de la madrugada.

sonidos de la selva

Foto: Dodi Achmat

La experiencia es mejor con audífonos

Para sumergirse en estos ecosistemas, la idea es que los usuarios utilicen audífonos (si son con cancelación de ruido, mejor). Aunque tampoco pasa nada si se usan bocinas convencionales, a través de auriculares se puede escuchar un audio limpio que nos lleva a un viaje por sitios inhóspitos de vegetación frondosa. Además hay que destacar que las piezas se grabaron con micrófonos 360; una técnica que hace posible el sonido binaural, a través del cual escuchamos de forma envolvente.

Sin duda, dedicarle un rato a escuchar a la Tierra tiene efectos calmantes en nuestro cuerpo y ayuda a reducir los niveles de ansiedad. Incluso puede ser una forma de meditación en la que podemos dejar a un lado la marabunta de pensamientos que hay en nuestra cabeza, para perdernos en el momento.

fragments of extinction

Foto: The Miscellanista

Inmortalizar los sonidos de la selva

Estas grabaciones forman parte del proyecto Fragments of Extintion, ideado por el italiano David Monacchi. El artista de sonido comenzó a registrar los ambientes de diversos paisajes naturales en Italia a finales de los noventa con la intención de crear conciencia sobre la biodiversidad. Tras esta aventura, cruzó los mares para ampliar su repertorio y grabar las atmósferas de las selvas en todas las latitudes. En sus palabras, su misión es dejar una huella de una catástrofe silenciosa en la que los pulmones de la Tierra están desapareciendo.

sonidos de la selva

Foto: Eutah Mizushima

Una región que se está recuperando

Mientras que las junglas del mundo sufren las consecuencias de la sobrepoblación y la modernidad, existe un país que hace un gran esfuerzo por recuperar sus espacios tropicales. Hablamos de Costa Rica, una nación en Centroamérica que, en las últimos tres décadas, logró duplicar el área selvática. De hecho, el 52% de la superficie tica es en realidad selva, una proporción que pocos países mantienen.

Costa Rica

Costa Rica. Foto: Armando del Vecchio

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Jesse Schoff

***

También te recomendamos:
La NASA ilustra el impresionante crecimiento de Cancún
Buenas noticias: liberan a 78 elefantes en la selva de Tailandia
Descubrieron una impresionante aldea maya rodeada de cenotes en Mahahual

Más Leídas

Ver Más