abril 28, 2020
Buenas noticias, Nueva Zelanda gana la batalla contra el COVID-19
Mariana Castro

El país en Oceanía ha erradicado los contagios locales de coronavirus durante los últimos días.

ACTUALIZACIÓN

Después de que se diera a conocer que el último paciente activo de coronavirus fue dado de alta, Nueva Zelanda se declaró libre de COVID-19 de manera oficial el lunes pasado. Como resultado, a partir del martes 8 de junio, el país entró a la fase uno de la contingencia. Esto significa que los neozelandeses pueden hacer su vida de manera regular; trabajar en la oficina, hacer ejercicio en los parques, organizar reuniones sociales sin límite de asistentes y hasta ir al estadio para disfrutar un partido de rugby en vivo (la liga regresa este fin de semana).

Sin embargo, el gobierno encabezado por la Primera Ministra Jacinda Ardern ha hecho mucho hincapié en la importancia de las medidas de higiene y la responsabilidad de los ciudadanos. La vida post COVID-19 es un reto a largo plazo y no se debe bajar la guardia. Por ahora, todos aquellos que entren al país (únicamente neozelandeses, residentes o familiares directos) deben pasar por exámenes de salud y un aislamiento obligatorio de 14 días. Si bien visitar Nueva Zelanda no es opción en estos días, los viajeros de algunas naciones (entre ellas México) sí pueden usar el país como escala para volver a casa.

***

Entre la emoción colectiva por los videos de animales que exploran ciudades vacías, los conciertos improvisados en los balcones y las clases de cocina vía Instagram, hay algo que tenemos muy claro: hoy, más que nunca, necesitamos buenas noticias. Un pequeño recordatorio de que, a pesar de la situación actual provocada por el coronavirus, vendrán tiempos mejores.

Más allá de las curiosidades y los momentos simpáticos, ayer se dio a conocer una gran noticia que llena de esperanza a decenas de países que viven un momento crítico en la batalla contra el COVID-19. Nueva Zelanda ha erradicado la transmisión local del virus.

No más contagios

En una conferencia de prensa el lunes pasado, la primera ministra Jacinda Ardern aseguró que “Nueva Zelanda ha ganado la batalla contra la pandemia”. A partir del tres de abril, los casos confirmados disminuyeron de manera considerable, y desde el día 23 no se han registrado nuevos contagios. Ardern y su gabinete aseguran que, a pesar de esta victoria, no hay que bajar la guardia para evitar un rebote.

“Con las respectivas medidas preventivas, más personas podrán volver a trabajar, más negocios abrirán sus puertas y algunas actividades comenzarán a reinstaurarse. Sin embargo, es importante aclarar que esto no es regreso a la vida pre-COVID-19. Ese día llegará, pero aún no es el momento”.

La fase tres neozelandesa

A partir de hoy, Nueva Zelanda entrará a la fase tres de la contingencia durante dos semanas. El 11 de mayo se tomará una decisión sobre si se mueven o no a la fase dos. El mensaje sigue siendo el mismo: quedarse en casa lo más que se pueda y mantener la burbuja social tan pequeña como sea posible.

La fase tres permitirá el regreso de varios negocios y actividades no esenciales, únicamente con servicio a domicilio. Cines, museos, gimnasios, mercados y librerías permanecen cerrados hasta nuevos aviso, al igual que los viajes fuera de la región donde residan los habitantes. Las bodas y tangihanga (funerales maorís) podrán realizarse con un cupo máximo para 10 personas.

https://www.instagram.com/p/B_iB_wwJ6DD/

La clave del éxito

Nueva Zelanda, un país insular de cinco millones de habitantes, ha reportado menos de mil 500 casos y 19 fallecimientos. Desde el inicio de la pandemia la estrategia del gobierno fue clara: eliminar la curva de contagios. Las medidas de los neozelandeses fueron estrictas desde la aparición de los primeros casos del virus; de hecho la nación cerró fronteras y puso en marcha un sólido programa de pruebas de rastreo de contactos. Además, se ajustaron los impuestos y se implementaron programas de apoyo a los negocios locales.

Además, el gobierno, liderado por Jacinda Ardern, ha manejado una estrategia de comunicación clara, efectiva y accesible, tanto así que ha habido sesiones de preguntas y respuestas vía Facebook lives. No es la primera vez que la primera ministra se enfrenta a una crisis; el pasado 15 de marzo se conmemoró un año de un tiroteo en dos mezquitas de Christchurch, el peor ataque terrorista en la historia del país.

Naturaleza remota

Si tuviéramos que hacer una lista con los destinos que queremos visitar en el futuro post COVID-19, definitivamente Nueva Zelanda será uno de ellos. Con cientos de montañas, playas, lagos, cascadas, acantilados, parques nacionales, cuevas y sí, famosos sets de películas, este país es un imperdible para los amantes de la naturaleza.

Foto: Laura Smetsers / Unsplash.

*Información actualizada el 12 de junio de 2020.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Jan Kaluza / Unsplash.

***

También te recomendamos:
De por qué un balcón (o una ventana) puede salvarnos la vida en el encierro
¿Cómo decir “Quédate en casa” en 75 formas diferentes?
Silencio y melancolía: así se ve Roma sin gente

Más Leídas

Ver Más