julio 21, 2020
Después de 500 años, estos templos mexicanos siguen en pie
Paola Gerez Levy

Desde los pueblos cercanos a la costa de Veracruz hasta el corazón de la ciudad de Mérida, presentamos un recorrido por los templos religiosos de México.

Existen numerosos templos religiosos que, por su antigüedad o arquitectura, se han convertido sitios esenciales de un viaje. México es un gran ejemplo de esto, ya que a lo largo de todo el país  –desde las grandes ciudades hasta los pueblos costeros– hay multitudes de construcciones antiguas que se han quedado estoicas ante los temblores, las guerras, las fiesta. Casi toda nuestra historia ha pasado frente a sus portones y campanarios.

Algo que hay que destacar es que en México las iglesias y catedrales empezaron a edificarse a partir de 1523, cuando se impuso la Conquista. Antes el territorio mesoamericano estaba reinado por decenas de culturas prehispánicas que adoraban a sus deidades a través de estructuras diferentes. Entonces no fue hasta el siglo XVI cuando el oriente y centro de México comenzaron a tener un creciente número de templos cuyo objetivo principal era convertir a los indígenas al cristianismo.

Hoy en día estos mismos templos siguen ahí en donde fueron hechos, y se pueden visitar. Son también muestras visibles de cómo se entrelazaron las tradiciones indígenas y españolas, un rasgo que sostiene, y explica, a la cultura mexicana.

En honor a lo anterior aquí les dejamos una lista con las cinco iglesias más antiguas de México. Advertimos que todas se tienen que conocer al menos una vez en la vida.

Ermita del Rosario

La Antigua Veracruz

Esta pequeña iglesia es considera la primera de su tipo en América continental. Fue mandada construir por Cortés con la intención de tener un espacio dedicado a oficiar las primeras misas. Para hacerla, los franciscanos utilizaron la mano de obra de los nativos totonacas, que tardaron poco más de un año en hacerla –de 1523 a 1524–. El resultado fue una pequeña ermita –capilla dedicada a una virgen o un santo– de apenas 20 metros de alto por cinco de ancho.

iglesias más antiguas de méxico

Foto: Air Villanueva / Wikimedia Commons

Iglesia de San Miguel Arcángel

Medellín de Bravo

No es de extrañar que las dos iglesias más antiguas de México estén a solo 40 km de distancia, ya que en la región de Veracruz, los españoles iniciaron su misión de conversión religiosa con los locales. Así, la Iglesia de San Miguel Arcángel se toma como la segunda más vieja. Este templo también fue ordenado por Cortés y construido entre 1523 y 1529; sin embargo, durante la Guerra Cristera sufrió daños y saqueos, y hay quienes aseguran que también se utilizó como cárcel.

Capilla de San José Tlaltenango

Cuernavaca

En 1523 los franciscanos fueron los responsables de construir este espacio dedicado a las oraciones. Además del plano original, en el siglo XVIII se sumó a la obra el Santuario de Nuestra Señora de los Milagros, con lo que pudo convertirse en una capilla. Se cree que Cortés eligió esta ubicación en Morelos debido a que en las inmediaciones había un importante ingenio azucarero. A lo largo de los años ha sufrido varios daños a su infraestructura, en especial tras un fuerte terremoto que sacudió la ciudad en 1822.

iglesias más antiguas de méxico

Foto: David Gama / Wikimedia Commons

Iglesia de la Inmaculada Concepción

Ciudad de México

En el centro de Coyoacán, frente a la gran plaza de roca volcánica, se encuentra una iglesia edificada con el mismo material. Dicho santuario, de estilo barroco, uno de los más antiguos del sur de la capital, se construyó en 1525 sobre los restos de un templo prehispánico que se atribuye a la cultura tolteca. Fue mandado hacer por Cortés, y hay teorías de que la dedicó a Malitzin –la Malinche–, pues existen las creencias de que esta mujer fue habitante y parroquiana del sitio.

iglesia conchita

Foto: Ale225 / Wikimedia Commons

Catedral de San Ildefonso

Mérida

Esta construcción, cuyas torres rebasan los 43 metros de altura, se edificó entre 1562 y 1598 y es la catedral más antigua de América continental (sólo después de la de Santo Domingo, que data de 1515). Su fachada de estilo renacentista se eleva en donde floreció la ciudad de T’Hó y sus muros contienen numerosas piedras extraídas de aquellos templos mayas. En 1915 la Catedral de Mérida fue víctima de un saqueo en el que perdió muchas obras de arte sacro y barroco, y hasta el imponente órgano de origen alemán que estaba ahí.

catedral de mérida

Foto: Aubolio / Wikimedia Commons

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

***

También te recomendamos:
Estas iglesias (poco convencionales) fueron obra de Chagall, Rothko y Matisse
Existe una verdadera catedral de libros (que todos deberían de conocer)
Asombrosas fotos del 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe

Más Leídas

Ver Más