septiembre 13, 2019
El azul, el chocolate, sillas Acapulco y otras joyas que México le dio al mundo
Frida Méndez

Desde una mochila que vuela y pigmentos que revolucionaron al mundo, hasta deliciosos alimentos.

México es aves, animales terrestres y acuáticos; playas y montañas, ciudades grandes y pueblos pequeños. México es un sitio que, sin duda, merece ser conocido, no en vano es el sexto más visitado del planeta. Pero además de todo lo que alberga el país hay una serie de comidas, costumbres, colores e inventos que nacieron aquí y que le han dado al mundo parte de toda la riqueza que tiene.

En honor a esto, y a propósito de septiembre, hemos juntado en una lista los hallazgos más impresionantes que desde México han conquistado a la Tierra entera.

El Azul Maya

En otros tiempos el azul era algo difícil y costoso de conseguir en Europa, ya que la materia prima que se usaba provenía de las minas de Afganistán. Mientras esto sucedía, al otro lado del mundo, los mayas crearon un pigmento con tonalidades turquesa hecho a base de planta de añil reforzado con una arcilla blanca conocida como atapulgita.

15 asombrosas cosas que México regaló al mundo

El Aguacate

En estos últimos años el consumo mundial de aguacate se ha incrementado exponencialmente (alrededor de 200 mil toneladas al año) y México, además de aportar tres de cada diez toneladas producidas en el planeta, es también el lugar de origen de esta fruta. Los antiguos mexicas creían que se trataba de un fruto sagrado generador de vida. Además la palabra aguacate proviene del náhuatl y significa “testículos de árbol”, nombre que se le dió por la forma de su cáscara.

15 asombrosas cosas que México regaló al mundo

La silla Acapulco

El origen de este emblemático mueble está relacionado con la época de oro de Acapulco. En la década de los 50, personajes como Elizabeth Taylor, Mike Todd, los Kennedy, Elvis Presley y John Wayne vacacionaban en esta costa del Pacífico y ya se sentaban en esta butaca. La silla fue una creación anónima, cuyo diseño radical consiste en la reproducción de antiguos textiles mayas. Fue así como esta pieza se convirtió en una de las más demandadas de los 60 y 70.

15 asombrosas cosas que México regaló al mundo

El Rojo Cochinilla

Para obtener el rojo se usaba una técnica creada por los fenicios que consistía en el uso de un colorante que salía de un caracol marino. La historia cambió con la llegada al “Nuevo Mundo” y con el descubrimiento de un parásito que vivía en los nopales y que se utilizaba para teñir textiles indígenas. El pigmento llegó a España, donde fue usado por pintores como Velázquez. Fue así como la famosa grana cochinilla se volvió uno de los productos más solicitados del mundo.

15 asombrosas cosas que México regaló al mundo

El Chocolate

Si bien el cacao no es originario de México, fue en el  sur de este país donde los olmecas lograron domesticar sus plantaciones y crearon una bebida exclusiva para la nobleza, que consistía en cacao triturado con agua fría, aderezado con vainilla, chile y achiote. Al llegar los españoles la bebida se tomó caliente y se endulzó con azúcar, canela, clavo, anís y pimienta negra molida.

15 asombrosas cosas que México regaló al mundo

El cero

El concepto de un número que represente la nada, el vacío, podría parecer innecesario, sin embargo, es gracias al cero que la geometría y el álgebra tienen sentido. Es más, las computadoras existen a razón del sistema binario. Los mayas fueron los creadores de esta cifra y la representaban con una especie de concha.

15 asombrosas cosas que México regaló al mundo

Los bordados

Si por algo se distingue nuestro país es por sus coloridos textiles. Patrones que han inspirado a más de un diseñador alrededor del mundo y que representan la riqueza cultural que hay en distintas regiones y comunidades de este territorio. Ya sea que hablemos de un tenango otomi, originario del estado de Hidalgo, un huipil maya de Yucatán o un bordado mixe hecho con maguey en el Estado de Oaxaca, aquí las telas tienen vida propia.

El amaranto

Conocido como huauhtli por los aztecas, el amaranto era (junto con el maíz y el frijol) uno de los principales cultivos de las culturas prehispánicas. Era considerado un alimento sagrado por su resistencia a las sequías, por lo que los guerreros lo consumían para obtener fuerza. Los españoles lo vieron como una perversión por su uso en rituales, y desde la conquista disminuyó su consumo, hasta que se descubrió su alto valor nutricional.

La tinta para votar

Durante las elecciones federales en 1994, el entonces IFE realizó un concurso para encontrar una tinta que no se borrará fácilmente y ayudará a identificar a los que ya habían votado. Personas de todo el mundo mandaron sus opciones, pero el ganador fue el profesor de química orgánica, Filiberto Vázquez. Desde entonces, su creación se ha usado en elecciones de todo México y algunos países de América Latina.

Los girasoles

Esta flor se ha vuelto famosa por la forma en la que pintores como Diego Rivera y van Gogh la han representado en sus obras. Hablamos de cuadros que se han posicionado como tesoros de la humanidad. Y aunque pocos lo sepan, estas flores amarillas, que fueron inspiración de los genios, son de origen mexicano. De hecho las culturas prehispánicas la utilizaban en sus rituales como símbolo de bienvenida a sus deidades.

Sigue a Frida en Instagram

***

También te recomendamos

El inusitado (y lejano) origen de los chiles en nogada
Conocer la Cultura Maya en 7 días (un roadtrip increíble)
5 sitios arqueológicos (cerca de la CDMX) para visitar en este puente

Más Leídas

Ver Más