julio 17, 2019
Hotel de Paris Monte-Carlo, de regreso a la Belle Époque
Paola Gerez Levy

Un alojamiento donde el sol, playa, yates, compras, casinos y Formula 1 están al alcance de la mano.

Mónaco es, junto con Andorra y Liechtenstein, uno de los tres principados autónomos en el mundo. Ubicado en la paradisíaca Riviera Francesa, ocupa apenas cuatro km de litoral mediterráneo y es uno de los destinos más reconocidos entre los viajeros expertos. Y es que sólo basta contemplar su barrio icónico, Monte Carlo; ver sus muelles con yates, casinos, terrazas y boutiques para entender la exclusividad del paisaje cotidiano.

Sin embargo, la joya de la corona se encuentra sobre la Place du Casino, a un lado de la icónica casa de apuestas. Hablamos del Hotel de Paris Monte-Carlo, un edificio cuya fachada remite al estilo de la Belle Époque de principios del siglo XX.

Este hotel presume un diseño contemporáneo, obra de los arquitectos Richard Martinet y Gabriel Viora. Tras una renovación que terminó este año, el sitio estrenó nuevos exteriores, donde el artista Jean Mus le dio una vida a los jardines y donde se inauguró  Le Patio, un área cubierta con suelo de mosaico que está rodeada de palmeras y de algunas boutiques en las que se pueden encontrar las marcas joyeras más prestigiadas del mundo.

Jardines Hotel de Paris Monte-Carlo

Los nuevos jardines. Foto: MONTE-CARLO Société des Bains de Mer

En el interior existen 209 habitaciones, de las cuales más de la mitad son suites. Todas cuentan con balcones de vistas panorámicas, ya sea al mar, al puerto, a la ciudad o al Casino de Monte-Carlo, e incluso se puede disfrutar desde ahí del Gran Premio de Formula 1, ya que su circuito pasa justo frente al Paris Monte-Carlo.

Por otro lado, es imposible no notar la decoración de estilo clásico que predomina en el hotel. Este espacio, está plagado de tonos claros y de materiales como la madera, el bronce y el vidrio. Cada elemento propicia una atmósfera que deambula entre muchos tiempos y le hace sentir a los huéspedes parte de una novela.

Fachada Hotel de Paris Monte-Carlo

Foto: MONTE-CARLO Société des Bains de Mer

La oferta gastronómica del Hotel de Paris es una experiencia que hace que el viaje valga más la pena. Con restaurantes premiados con estrellas Michelin, como Le Louis XIV – Alain Ducasse de comida mediterránea Le Grill dedicado a la cocina contemporánea, el chef ejecutivo Franck Cerutti complace a los huéspedes con platillos creativos y de la más alta calidad. Para acompañar, se puede pedir un vino de la cava, la cual cuenta con más de 350 mil etiquetas.

Una habitación

El Exclusive Room tiene una capacidad de hasta tres huéspedes; y tiene vista al casino, al puerto, o al mar.  Además, este tipo de cuarto otorga acceso libre al Casino de Monte-Carlo, al centro de bienestar Thermes Marins Monte Carlo y al Club de Playa Monte-Carlo.

Habitación Executive Room Hotel de Paris Monte-Carlo

Foto: MONTE-CARLO Société des Bains de Mer

Personaje clave

El director general de Hotel de Paris Monte-Carlo es Ivan Artolli, quien cuenta con una experiencia de más de 15 años en la industria hotelera de lujo y en los últimos tiempos le ha dado al servicio del alojamiento un toque único.

Espacio público

El Bar Américain, recién remodelado, es un espacio icónico y multifacético a donde se puede ir a pasar un rato relajado en la mañana. Asimismo, durante el mediodía es el punto de encuentro de múltiples reuniones de negocios y en la noche se convierte en el sitio ideal para escuchar música y tomar un trago. 

Bar Americain Hotel de Paris Monte-Carlo

Foto: MONTE-CARLO Société des Bains de Mer

Algo imprescindible

Una visita a Monte Carlo no estaría completa sin una noche de juegos y apuestas. A un lado del hotel está el  Casino de Monte-Carlo, donde los visitantes pueden entretenerse en una partida de Texas Hold’em o de Black Jack, o tal vez entre el azar de de la ruleta francesa y las máquinas tragamonedas.

Casino de Monte Carlo

La Sala Médecin del Casino de Monte-Carlo. Foto: MONTE-CARLO Société des Bains de Mer

Un detalle

En los pasillos, en los espacios abiertos y en las terrazas no pasará un  sólo día en que el Hotel de Paris no esté decorado con flores frescas.

Restaurante: una recomendación del hotel

Dentro de Le Grill, el postre de la casa es el clásico, pero infalible souffléSe puede pedir de sabores tradicionales como Grand Marnier o vainilla, pero el chef Cerutti también prepara uno de chocolate con frutos rojos.

Soufflé Le Grill Hotel de Paris Monte-Carlo

Foto: MONTE-CARLO Société des Bains de Mer

Sigue a Paola en Instagram.

***

También te recomendamos:
Hospedarse en medio de un viñedo bordelés en Les Sources de Caudalie
Signiel en Seúl: dormir en el rascacielos más alto de Corea
Faena, el hotel en Miami que tiene su propio barrio artístico

Más Leídas

Ver Más