julio 26, 2019
Tamaulipas, un estado con pueblos mágicos y deliciosa gastronomía
Redacción Travesías

Un recorrido por las diferentes regiones geográficas del estado y sus joyas culinarias.

Tamaulipas es un estado en donde se combinan varias de las mejores condiciones para viajar: por un lado, tiene 433 km de costa que dan al Golfo de México; el sur de la entidad cuenta con una gran biodiversidad que invita a hacer ecoturismo; y, finalmente, carga con una gran historia que viene desde el porfiriato. Pero además de paisajes únicos y gente muy amable, aquí también se encuentra una de las cocinas más creativas y fascinantes de México.

Su ubicación en el norte del país y su cercanía con el mar son razones suficientes para explicar que en la gastronomía tamaulipeca predominan dos ingredientes base: carnes y mariscos. Sin embargo, cada región del estado tiene sus propias especialidades e ingredientes clave. Para conocer un poco más sobre estos platillos y sus inspiraciones culinarias, hicimos un recorrido por la comida tradicional de las zonas Sur, Centro y Frontera.

enchiladas toltecas Tamaulipas

Gran parte de las recetas cuentan con años de tradición. Foto: enchiladas tultecas.

Sur

La región natural de la Huasteca abarca a San Luis Potosí, parte de Hidalgo, el norte de Veracruz y el sur de Tamaulipas. Es aquí en donde se puede visitar la Reserva de la Biosfera El Cielo, donde es posible admirar montañas y ríos, así como visitar el pueblo mágico de Tula, fundado en el siglo XVII. De la misma manera, en esta región está Tampico, una ciudad costera con un muelle de 1,340 metros de longitud llamado Escollerasque divide las aguas del Golfo y Del Río Pánuco.

Las especialidades gastronómicas que resaltan en el sur son las enchiladas tultecas (tortillas de colores con queso, chorizo, pollo y verdura), langostinos y jaibas rellenas, tortas de barda (con jamón, chorizo, queso, chicharrón y frijoles) y la nacionalmente conocida carne tampiqueña, la cual se sirve con guacamole, enchiladas verdes, queso blanco y frijoles.

carne tampiqueña

La carne tampiqueña es un platillo famoso a nivel nacional.

De postre, lo ideal es probar las nieves del desierto, que se elaboran con frutas exóticas de este ecosistema (dátil, maguey, pitaya, nopal, tuna o biznaga); el dulce de leche o los peroles, que son una especie de galletas a base de una masa de maíz, queso añejo, piloncillo y leche.

nieves del desierto

Los helados de “Cactunieves” son los favoritos entre los locales. Foto: nieve de chocha (flor de izote).

Centro

En la zona central se ubica la capital de Tamaulipas, Ciudad Victoria. Cerca de esta urbe existen numerosas atracciones como el sitio arqueológico El Sabinito –que marca la frontera entre Meso y Aridoamérica– y que esconde más de 600 construcciones entre la vegetación. Otro sitio de interés es la presa Vicente Guerrero, la cual inunda el antiguo poblado de Padilla, de cuya superficie sobresalen árboles secos y las torres de la iglesia sumergida.

Debido a su cercanía con presas y mares, algunos de los pescados más comunes por esta región son el bagre, mojarra y lobina, así como sopas y tortas de camarón y jaiba. Sin embargo, también destaca la carne: hay que probar el guisado de res o el cabrito en salsa. Otra opción infalible son las gorditas de la capital, rellenas de asado de puerco, chicharrón, salsa verde, machacado, nopales o mole.

jaiba rellena

En la costa, los pescados y mariscos tienen garantía de ser frescos. Foto: jaiba rellena.

En cuanto a lo azucarado, se puede terminar la comida con un pay de dulce de leche –a base de maicena, azúcar, canela y vainilla–, empanadas de calabaza o las tradicionales hojarascas de la ciudad de Burgos (polvorones con azúcar y canela).

Frontera

Tamaulipas comparte la orilla del Río Bravo con el estado americano de Texas. A cinco kilómetros de su cauce se encuentra Mier, uno de los dos pueblos mágicos del estado. La historia de sus construcciones de piedra arenisca se remonta a la época del porfiriato. Asimismo, del lado del Golfo se extiende la Laguna Madre, uno de los cinco cuerpos de agua hipersalina en el mundo.

Cabrito al pastor en Tamaulipas

El norte del estado comparte gran parte de sus recetas con Nuevo León. Foto: guisado de cabrito.

La comida de esta región se entrelaza con la tradición culinaria del estado de Nuevo León y de una que otra receta de comida estadounidense. Destaca la carne a la leña o al carbón, así como el borrego al ataúd (asado dentro de una caja de metal recubierta de madera), el cabrito al pastor, el cortadillo (en un guiso de tomate), la discada (una especie de alambre con chorizo, salchichas, cebolla, pimiento y chile) y la carne seca.

canasta de pan dulce

El pan y las galletas son una parte importante de la repostería tamaulipeca.

Como postre, las recetas típicas incluyen empanadas de cajeta y de calabaza, pan dulce de elote, pan de campo y pan de polvo (galletas similares a las hojarascas del centro del estado).

Sigue a Travesías en Instagram, Facebook y Twitter.

***

También te recomendamos:
Zacatecas, la ciudad barroca que lo tiene todo
48 horas en Puebla: arquitectura, cultura, naturaleza y gastronomía
Es la hora del Cervantino 2019 y estas serán las actividades que habrá

Más Leídas

Ver Más