abril 4, 2019
48 horas en Puebla: arquitectura, cultura, naturaleza y gastronomía
Redacción Travesías

Un itinerario cultural y gastronómico para disfrutar esta monumental ciudad

Puebla es único; un estado ubicado entre grandes volcanes y una sierra habitada por pueblos originarios. Un estado lleno de calles tradicionales y de sitios tan importantes como Cholula que se fundó desde hace 25 siglos; se trata del poblado más antiguo del continente. Pero además de todas las atracciones históricas, en este lugar se puede apreciar lo mejor de la arquitectura virreinal y barroca que hay en México; espacios gastronómicos que pretenden resignificar la gastronomía nacional, además de espacios culturales.

Es por ello que les compartimos in itinerario perfecto para un viaje de fin de semana en Puebla. En este recorrido podremos ver un lado diferente de este estado, ubicado a unas  cuantas horas de la Ciudad de México.

Sábado

Museo Internacional del Barroco

Parecería que es osado invitar al galardonado con el Premio Pritzker de 2013, Toyo Ito, a reinterpretar el barroco en una ciudad rebosante de arte y arquitectura de otros siglos. El resultado, sin embargo, es espectacular, basta contemplar su compleja fachada. Además, la oferta de este espacio es muy interesante; a la exposición permanente se suman otras en las que se puede conocer la historia y los movimientos artísticos que hay en Puebla.

El recinto cuenta con un restaurante dirigido por el chef Alan Sánchez Guzmán y bajo la asesoría de Martha Ortiz.
Dónde: Atlixcáyotl 2501, Reserva Territorial Atlixcáyotl
Sitio web

museo-barroco-puebla

Biblioteca Palafoxiana

En 1646 el obispo de Puebla, Juan de Palafox y Mendoza, donó los cinco mil volúmenes de su acervo personal para fundar esta biblioteca pública. Más tarde, el espacio se nutrió con las donaciones de otros obispos poblanos de la época virreinal y de los acervos jesuitas del siglo XVIII. Hoy cuenta con más de 45 mil libros, además de cinco mil manuscritos y seis mil ejemplares sueltos.

El recinto, construido en 1773, conserva su estantería original (de varias maderas mexicanas) y un retablo barroco en el que hay  un excepcional óleo italiano del siglo XIV de Nuestra Señora de Trapani. También mantiene su acomodo original que revela la preeminencia de las ciencias sagradas como base del conocimiento, de modo que esta biblioteca no sólo contiene documentos valiosísimos, sino que ella misma es un gran documento.
Dónde: Av. 5 Ote 5, Centro
Sitio web

biblioteca-palafoxiana

El Mural de los Poblanos

En el vasto y barroco universo culinario poblano se han vislumbrado, desde hace ya varios años, nuevas apuestas que buscan revalorar esa cocina en la que el sincretismo es el ingrediente fundamental. El Mural de los Poblanos resalta en cada detalle el respeto y amor por esa cultura, desde su arquitectura hasta sus ingredientes, que provienen de productores de la zona.

La carta es un paseo por las recetas que se han preparado desde hace cientos de años en las casas poblanas, ejecutadas con dedicación y delicadeza por la chef Liz Galicia.
Dónde: 16 de septiembre 506, Centro
Sitio web

enchiladas-en-puebla

Ex hacienda de Chautla

A fines del siglo XIX la heredó Eulogio Gillow, obispo de Oaxaca (y amigo de Porfirio Díaz), quien la modernizó. En 1903 represó el río Atoyac y construyó una planta hidroeléctrica; también proyectó una escuela agrícola en sus inmediaciones y para ello construyó el que llaman “el castillo”, como residencia para sus maestros. La Revolución despojó al prelado de la hacienda, la cual cayó en el olvido por décadas.

En los últimos años ha sido rescatada y ahora su espacio principal funciona como parque, en donde se puede pasear a pie o en bicicleta. En los bellos espejos de agua de la represa se rema en lancha y se pescan truchas. También hay recorridos guiados para conocer la historia del lugar, mientras que el casco de la hacienda, acondicionado como hotel, sirve como una base ideal para visitar Tlaxcala, Puebla, Huejotzingo, Cholula y Cacaxtla.
Dónde: Carretera Federal México-Puebla Km. 4,5, 74135 San Lucas el Grande
Sitio web

ex-hacienda-de-puebla

Domingo

Cholula

En su zona arqueológica se encuentra el Tlachihualtépetl, esto es, el “cerro hecho a mano”, la “pirámide” más grande del mundo, según el volumen de su base, que es gigante. Arriba se encuentra el santuario de Nuestra Señora de los Remedios, construido a finales del siglo XVI. Juntos —con el volcán Popocatépetl al fondo— forman una de las imágenes más emblemáticas de nuestro país.

Cholula, famosa por su gran cantidad de iglesias, ofrece también su hermosa Plaza de la Concordia, frente a la cual está el antiguo convento franciscano de San Gabriel Arcángel. Una parte del convento lo ocupa la bella Capilla Real, que con 49 bóvedas y cúpulas semeja una mezquita árabe. Recorrer los sitios emblemáticos de este municipio requiere de varias horas, sin embargo, vale la pena.

tlachihualtepetl-puebla

Zona arqueológica Tlachihualtépetl

Moyuelo

Este restaurante es un ejemplo de creatividad a partir de la cocina del estado: las cemitas, esos ligeros y crujientes panes rellenos de mil maravillas, son el núcleo del que se desprenden combinaciones impensables. De hecho, el nombre se refiere al fino salvado que se utiliza en este pan poblanísimo. Pero el menú depara muchas más sorpresas, incluida una extraordinaria oferta de cocteles.
Dónde:Av. Juárez 1914-1
Sitio web

moyuelo-puebla

Centro Histórico de Puebla

Fundada en 1531 por colonos españoles, la ciudad está llena de prodigios artísticos. Están la catedral y el templo de Santo Domingo, con su fascinante casa de oro (la capilla del Rosario). También se hallan sus conventos e iglesias hermosas y llenas de historia como La Compañía, Santa Mónica, San Francisco, Santa Rosa, entre otras. Pero no todo es arte sacro. Igual hay que visitar la Casa de los Muñecos, la Casa del Alfeñique y el Teatro Principal (del siglo XVIII), entre otros atractivos.

Hay que caminar la calle de los dulces (6 Oriente); visitar los puestos, galerías y cantinas de la Plazuela de los Sapos; andar por el simpático Barrio del Artista y perderse en el formidable complejo que forman el Paseo San Francisco y el Centro de Convenciones Puebla. ¿Hace falta agregar que en sus calles hay tiendas y talleres de talavera (una de las artesanías más finas del país)?

iglesia-en-puebla-santa-monica

Iglesia Santa Mónica

Profética Casa de la Cultura

Profética es, en primer lugar, una biblioteca pública y gratuita. También es una librería muy grande —de hecho, la mayor de Puebla— con 400 metros cuadrados de área de venta y más de 40 mil títulos en exhibición. Y en tercer lugar, es una buena cafetería. Ocupa la casona virreinal conocida como la Casa de la Limpia, por estar situada junto a lo que fuera el convento de la Limpia Concepción de Nuestra Señora (que hoy es el hotel Camino Real).

Con el tiempo, especialmente en la segunda mitad del siglo XX, el edificio sufrió un agudo deterioro hasta quedar prácticamente en ruinas. En 2000, los señores Elías y Nicanor M. Escalera otorgaron los fondos para su reconstrucción. Entre 2001 y 2003 tuvo lugar la intervención arquitectónica de Gonzalo Gómez-Palacio, que fue tan afortunada que obtuvo mención honorífica en la edición 2003 de la Bienal Nacional de Arquitectura Mexicana.
Dónde: Calle 3 Sur 701, Centro
Sitio web

profetica-cada-de-cultura-puebla

¿Dónde dormir?

Rosewood Puebla

Una alberca en las alturas, luminosas habitaciones que miran hacia las cúpulas de las iglesias barrocas, baños contemporáneos con toques de la más fina talavera: pocas propiedades se equiparan con el Rosewood de Puebla, que ocupa la antigua iglesia del Cirineo y los lavaderos de Almoloya, gracias a un trabajo de investigación, restauración y adaptación realmente admirable. En los patios y jardines la vegetación pelea la atención con las fuentes y los muros de piedra. Desde la azotea se pueden ver, con suerte, los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.
Dónde: 10 Norte #1402, Col. Barrio del Alto
Sitio web

rosewood-puebla

La Purificadora

En el siglo XIX era una planta purificadora de agua; hoy es un moderno hotel de 27 habitaciones. La transformación estuvo a cargo del despacho de Ricardo Legorreta y el resultado es un hotel de lujo que combina espacios de arquitectura colonial con detalles contemporáneos. Los amplios ventanales de las habitaciones integran la luz natural a la decoración, mientras que en las áreas comunes el juego arquitectónico echa mano de dramáticos contrastes con el uso del concreto y los colores. Destaca la terraza y su carril de nado con vista a la cúpula del templo de San Francisco de Asís.
Dónde: Paseo de San Francisco, Calle 10 Nte. 802, Barrio del Alto
Sitio web

la-purificadora-en-puebla

***
También te recomendamos

Entre jardines y vestigios: un fin de semana en Morelos

Un paseo necesario (y cultural) por San Miguel de Allende

¿Qué hacer en Oaxaca? Este recorrido cultural será tu mejor guía

Más Leídas

Ver Más