junio 10, 2020
La historia de los mexicas y el Mictlán contada con muñecos de Playmobil
Paola Gerez Levy

Si Playmobil tiene series de ciudades, criaturas míticas, princesas y futbolistas, ¿por qué no convertirlos también en personajes aztecas?

Las culturas precolombinas de México se pueden ver, apreciar y entender desde muchas perspectivas. La más obvia sería acercarse a las construcciones monumentales que prevalecen a lo largo y ancho del país, otra es a través de dibujos y recreaciones de como se cree que lucían sus ciudades y su vida cotidiana, y otra quizá no tan común, pero que es por demás creativa, es desde el juguete –Playmobil, para ser más precisos.

Muchas de las representaciones actuales de los aztecas se basan en lo que registraron los únicos testigos de la majestuosidad de las urbes prehispánicas: los conquistadores. Ellos plasmaron sus impresiones a detalle en libros y recopilaron incalculables ilustraciones nativas que pasaron a la historia en forma de códices. Hoy en día estos documentos nos sirven para llenar el gran rompecabezas que tenemos de nuestro pasado, y han sido usados por una multitud de artistas como inspiración de sus creaciones.

Un ejemplo genial de lo anterior lo podemos observar en los diseños del ilustrador y artesano Julio Chávez, quien dedicó horas de su trabajo a confeccionar muñecos y accesorios de Playmobil para recrear, de una forma totalmente original, la atmósfera de México hace 500 años (o más).

Una colección de aztecas de juguete

Cabe destacar que este artista se considera un aficionado a estos muñecos y es miembro de la Asociación Mexicana de Coleccionistas de Playmobil (AMEXPLAY). Por eso, no es de extrañar que dentro de sus piezas haya decenas de personalizaciones de dichas figuras para relatar la historia desde un nuevo sitio. En su narrativa se pueden encontrar desde criaturas fantásticas hasta recreaciones literales del México prehispánico.

Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

Una de sus tantas obras hace referencia a los mexicas. En ella se pueden ver dioramas en los que se distinguen artesanos que labran esculturas de piedra; personajes como la Malinche, enfundados en túnicas; nobles portando penachos y adornos en la cabeza; un nahual y panteras, pumas, monos y –si uno quiere verlo así– hasta xoloitzcuintles.

Otra de las creaciones de Chávez indaga en el Mictlán: ese limbo en el que los muertos deben sortear nueve pruebas –llenas de montañas, ríos caudalosos, tormentas de nieve y animales feroces– para llegar a descansar al inframundo.

mictlan

Mictlán. Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

También diseñó una colección acerca de la llegada de los españoles, cuyas composiciones están basadas en el libro Historia verdadera de la conquista de la Nueva España de Bernal Díaz del Castillo. Escenas que recrean a españoles desembarcando de los navíos, a tropas con morriones sobre un caballo, encuentros entre nativos y foráneos y momentos cotidianos de los aztecas en los que puede admirar una canasta con pescado, milpas rodeadas de cactus o un grupo de orfebres.

Son obras de arte que dejan que los espectadores tomen la escena y comiencen a hilar historias de un tema que siempre tendrá espacio para la imaginación, pues sólo conocemos la perspectiva de los colonizadores. En honor a esto, aquí les dejamos algunas imágenes de Julio Chávez para viajar más allá del siglo XVI.

Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

Nahual. Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

Playmobil, un juguete que llegó para quedarse

Este encantador universo de plástico surgió en Alemania en 1974, en plena Guerra Fría. Se trató de una serie de muñecos de 7.5 cm de alto que le servían a los niños para recrear la sociedad en la que estaban inmersos; una nueva manera de jugar con la realidad. Con el tiempo se volvieron tan famosos que decenas de países los hicieron suyos y estas figuritas, con ojos negros y brazos robotizados, se usaron para relatar leyendas e historias imposibles. Más de cuatro décadas después, la colección de Playmobil se compone de 30 temáticas diferentes y se vende en 100 naciones distintas.

Foto: Facebook / Darlio Playmobil Custom

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Facebook / Darlio Playmobil Custom

***

También te recomendamos:
Teotihuacán, la ciudad prehispánica que se construyó para quedar alineada a las estrellas
Así es, los aztecas y los incas tienen orígenes en Rusia
Descubrieron bajo el suelo de Tabasco el templo ceremonial maya más grande y antiguo que se haya visto

Más Leídas

Ver Más