junio 17, 2020
Algo sobre la noche de La noche estrellada
Viviana Cohen

Aunque existen muchas teorías sobre el origen del cuadro más famoso de Vincent Van Gogh, nunca sabremos las razones que lo llevaron a plasmar la pintura en la forma en que lo hizo.

Empecemos por lo obvio. La noche estrellada nació en un periodo particularmente oscuro de Van Gogh. Ese genio pelirrojo de los Países Bajos que pasó la vida en guerra con fantasmas y dedicó sus horas –casi todas– a pintar el atormentado mundo interior que estaba dentro de él.

Dejó toda su existencia dibujada entre claroscuros y líneas que no eran líneas. Le puso paletas de colores a cada imagen que atrapaba su retina e hizo cuadros de sus días buenos y sus madrugadas malas. Vincent sabía, como nadie, pintar las ausencias. La soledad en una habitación o de un grupo de campesinos sentados a la mesa con una papa en el plato.

Sus cuantiosos cuadros son una sinfonía en la que se mezclan la melancolía, los paisajes y los humanos. En su narrativa hay tardes que cruzan miradas, mañanas de flores, personas que pasean entre la hierba y noches de tormentas en las que nadie descansa.

os comedores de patatas van gogh

Vincent van Gogh, Los comedores de patatas, 1885.

La noche estrellada

Van Gogh fue un pintor realmente prolífico, dejó para la eternidad decenas y decenas de piezas que ahora están desperdigadas en una multitud de recintos culturales. Y aunque una gran parte de su obra se ha reproducido y colgado en un número infinito de muros, quizá su cuadro más poderoso es el de La noche estrellada. Pero ¿qué tiene este dibujo que lo hace tan particular?

la noche estrellada

La joya de finales del siglo XIX

Algunos expertos aseguran que su secreto está en la fecha en que se realizó: junio de 1889. Ese año nacieron Chaplin y Hitler, se empezaron a vender los primeros coches y en París inició la construcción de la Torre Eiffel. En el arte aparecieron los impresionistas; un grupo de artistas que preferían ver dentro que afuera y capturar la realidad tal como aparecía en su cabeza o en su mirada. Mientras Monet jugaba con la luz en un jardín, otros se iban a las tabernas para pintar las malas costumbres de la época.

losjugadores de cartas cezanne

Paul Cézanne, Los jugadores de cartas, 1890-1892.

Van Gogh y su entorno físico

Por su parte, algunos biógrafos sostienen que La noche estrellada es, en realidad, un collage de todos los viajes que hizo el holandés para encontrar tranquilidad. Durante su existencia, Vincent tuvo múltiples residencias, entre las que destacan el sur de los Países Bajos, París y algunos pueblos campiranos de Francia que estaban ubicados en la bucólica región de Provenza.

Durante su larga estancia en el campo, Van Gogh se dedicó a dibujar la vida fuera de la ciudad. Pintó a hombres con boina en medio de una cosecha, flores, rayos de sol sobre las casas y también el cielo. En una carta que le escribió a su hermano –y confidente– Theo, decía: “He visto noches estrelladas entre los cipreses, más allá de los campos de trigo. Aquí las noches son maravillosas.”

teorias de la noche estrellada

Detalle de La noche estrellada.

Producto de un mundo imaginario y maravilloso

Otras teorías respecto a la obra dicen que su magia radica en el estado metal en el que fue concebida. Van Gogh se había peleado con su colega Gauguin y se había recluido voluntariamente en un sanatorio que estaba a las faldas de los Alpes. Como siempre se dedicó a pintar lo que lo rodeaba. En otra carta aseguraba: “Esta mañana observé al campo desde mi ventana, mucho antes del amanecer, todo parecía enorme”.

Lo cierto es que el pueblo que aparece en la pintura no se veía desde su ventana, y que es imposible  observar a Venus en contraposición de la Luna. Esto ha llevado a los intérpretes a suponer que la composición no nació de una noche, sino de muchas. De su amor declarado a las estrellas, de los vientos de Provenza, de sus creencias religiosas, de su propia perturbación.

Todas las pruebas indican que él sólo quería retratar la intensidad que sentía cuando miraba el cosmos, y aunque las proporciones matemáticas del cuadro son perfectas, todo lo demás es parte de una imaginación mordaz que, antes de su suicidio en 1890, lo salvó y lo hizo inmortal.

impresionismo

Vincent van Gogh, Campo cercado con el sol naciente, 1889.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí.

***

También te recomendamos:
Los escenarios reales que inspiraron los cuadros de Vincent van Gogh
d10 obras icónicas del Museo Van Gogh, y cómo verlas desde casa
dUna exposición de Monet llegará a México (y podremos ver las obras en grande)

Más Leídas

Ver Más