marzo 27, 2020
Un escape a la campiña inglesa
Diego Parás

The Story of Gardening, una exhibición inmersiva que se centra en la importancia de los jardines.

Los jardines, así como la arquitectura y gastronomía, son un reflejo de la cultura de un lugar. Ya sea la poda geométrica de los franceses, la filosofía de dejar crecer de manera más natural las plantas de los ingleses o los jardines secos japoneses, hay algo en los espacios verdes que nos ha fascinado desde siempre. Por eso The Newt in Somerset —un hotel situado a dos horas y media al suroeste de Londres— abrió en enero de este año “The Story of Gardening”, una exhibición inmersiva que se centra en la evolución de los jardines y su relación con la historia de la humanidad.

Es lógico que un hotel cuya historia siempre ha estado influenciada por la vegetación decidiera crear esta experiencia. La casa Hadspen, el edificio principal, se construyó alrededor de 1690 y es un ejemplo de la arquitectura georgiana campirana, en medio de jardines y el bosque inglés. Pero no sólo se trata del entorno en el que se sitúa: actividades como la hora del té —preparado con plantas y frutas sembradas en el huerto de la propiedad— hacen que uno pueda vivir una genuina vacación en la campiña inglesa, rodeado de búhos, zorrillos y Northern crested newts, anfibios que le dan su nombre a la propiedad.

Fotos: cortesía The Newt in Somerset

“The Story of Gardening” implica actividades multisensoriales, como ensuciarse las manos mientras se aprende más sobre las propiedades de la tierra o explorar los aromas de las plantas endémicas. En un ámbito más teórico, uno puede aprender sobre botánica y diseño, mientras que las cápsulas de realidad virtual que recrean los jardines más famosos del mundo, como los estanques de lirios en los que se inspiró Monet para sus pinturas en Francia, forman parte de la experiencia digital. En la cuestión gastronómica, la cafetería sirve platillos de temporada inspirados en los jardines de todo el mundo.

Foto: cortesía The Newt in Somerset

Además de la exhibición, el hotel ofrece actividades como un safari de abejas, en el que es posible ver todo el proceso de producción de la miel, desde la polinización hasta la extracción humana. También hay tours gratuitos para visitar la destilería donde producen su propia sidra (con manzanas que ellos mismos cosechan), que terminan con una pequeña degustación de la misma. Afortunadamente, no sólo los huéspedes pueden disfrutar este lugar: The Great Garden Escape incluye un viaje redondo en tren (de Londres a Somerset) y todo un día de experiencias en la propiedad, desde el desayuno hasta la cena.

Fotos: cortesía The Newt in Somerset

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí.

***

También te recomendamos

Trashumancia a la italiana
Pampa argentina de alta gama (cinco estancias)
Desde el origen (recetas que se crean antes de llegar a la cocina)

Más Leídas

Ver Más