julio 28, 2020
Un nuevo santuario para proteger a los pumas en México
Paola Gerez Levy

Cuatro pumas, dos adultos y dos cachorros, ahora gozan de una extensión de bosque hidalguense libre de amenazas.

La biodiversidad en nuestro país es más que abundante, pero por desgracia en el último siglo el desarrollo urbano, la caza y la falta de medidas han comprometido la supervivencia de algunos animales. Uno de ellos es el puma, un felino que habita en distintos ecosistemas en el territorio nacional que actualmente se considera en peligro de extinción. Para remediar esta situación, se ha anunciado la creación de un santuario natural que tiene como objetivo proteger a la población de pumas en México.

Se trata del Corredor Biológico de Actopan, Hidalgo. Un espacio natural que ya existía, pero que se potenció cuando un grupo de locales reportaron la presencia de pumas en la región en 2017. Entonces, la SEMARNAT estatal comenzó a idear el Plan Integral para la Conservación del Puma, que arrancó con la liberación de 20 venados de cola blanca en esta área –una especie endémica que es la presa preferida de los pumas– para equilibrar el ecosistema.

De acuerdo con un gran número de expertos integrado por personas de la SEMARNAT, la CONANP, la PROFEPA, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y conservacionistas, dicho Corredor Biológico será clave para salvar a los felinos de la desaparición. Según informa un sondeo hecho por todas estas instituciones, en este sitio hay actualmente cuatro pumas: una hembra, un macho y dos cachorros.

pumas en méxico

Un poco acerca del puma

El puma es, junto con el jaguar, ocelote, tigrillo, jaguarundi y gato montés, uno de los seis felinos que viven en el país. En América, esta especie se puede encontrar desde Yukon, en Alaska, hasta el extremo austral de los Andes. Esto se debe, entre otras cosas, a que se adaptan a una gran cantidad de ecosistemas: montañas, desiertos y sabanas. En México, se pueden encontrar desde Yucatán –donde el animal se llama koh– hasta los bosques de Chihuahua, pasando por el Bajío.

Estos animales se asemejan a la hembra del león –de ahí que también se identifiquen como león de montaña–, pero se pueden diferenciar gracias a algunas características. Una de ellas es su enorme cola que equivale a una tercera parte de su tamaño, que por cierto ronda alrededor de los dos metros de largo. Su pelaje es marrón de varias tonalidades –del gris hasta el rojizo–, todo depende de los colores de su entorno. Las crías, por ejemplo, tienen manchas que les ayudan a camuflarse y que se desvanecen cuando crecen. Otra particularidad de los pumas es que no tienen un rugido, pero suelen ronronear.

pumas bebes

¿Se puede viajar para ver a los pumas en México?

En nuestro país, el puma habita en diversas alturas, en el nivel del mar y en la alta montaña. Una de las áreas naturales donde se ha divisado es Sierra Fría, en Aguascalientes, una región tapizada de bosque y donde se puede pasar un fin de semana. Es posible hacer senderismo, días de campo, acampar y, si uno corre con suerte, quizá ver a un felino caminando a lo lejos (hay que aclarar que los pumas no son una amenaza para los humanos; sin embargo, lo recomendable es no acercarse y dejarlos en su espacio).

Por otro lado, en Michoacán, está la Reserva de la Biosfera Zicuirán-Infiernillo: una zona de selva seca que atrae a los viajeros por dos motivos. Uno es la fauna; es particularmente visitada por los amantes de las aves, aunque también hay numerosos insectos y mamíferos. Otro aspecto atractivo es el turismo de aventura, pues además de caminar y acampar se puede aprovechar la cercanía de la presa Zicuirán, donde es posible navegar en lancha o kayak.

Más al norte se puede dedicar un día a recorrer la Reserva de la Biosfera Bolsón de Mapimí, la cual toca los estados de Durango, Coahuila y Chihuahua. Entre pueblos mágicos y un pasado minero se extiende el suelo árido donde habitan, además de los pumas, algunas especies endémicas como tortugas terrestres, venados o halcones. Aquí lo recomendable es alojarse en el pueblo aledaño de Mapimí.

Foto: Ian Williams / Unsplash

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Priscilla du Preez / Unsplash

***

También te recomendamos:
Buenas noticias: avistaron ocho jaguares en la selva de la Sierra de Tamaulipas
Bosques cerca de la Ciudad de México (para escapar de las multitudes)
Después de un siglo, el bisonte americano regresó a México

Más Leídas

Ver Más