octubre 11, 2019
El primer vuelo comercial que no generó basura aterrizó en Australia y fue un éxito
Paola Gerez Levy

Después de un año, la ruta aérea entre Sídney y Adelaide habrá evitado la generación de 150 toneladas de residuos.

El sueño se hizo realidad. Este 2019 se llevó a cabo con éxito el primer vuelo comercial con cero basura y residuos. Se trata de la iniciativa de la aerolínea australiana Qantas, llamada Bowerbird Project (en honor a un pájaro que reutiliza pequeños trozos de plástico, tapas de envases o popotes para construir sus nidos) que busca contrarrestar el aterrador panorama de la contribución de la industria aérea al volumen de desperdicios que se generan en cada trayecto.

Según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), entre todos los pasajeros y aviones que volaron en 2017 se produjeron 5.7 millones de toneladas de residuos, cifra que bien podría duplicarse en 10 años.

En un viaje corto (de una hora máximo), se generan hasta 34 kilos de basura entre vasos, cubiertos, botellas, servilletas, latas, etc. Foto: Qantas

La alternativa cero basura a bordo

En esta nueva ruta, que se realizó en mayo pasado de Sydney a Adelaide, se utilizaron boletos electrónicos y etiquetas reutilizables para el equipaje. Sin embargo, la mayor diferencia se pudo ver en la dinámica una vez en los aires. Los vasos transparentes –que rara vez se reciclan– y las charolas que contienen la comida no eran de plástico sino de caña y los cubiertos fueron sustituidos por utensilios de almidón de cultivo.

Después del servicio de alimentos, todo se separó por categoría: reciclaje, composta o reutilización. El material orgánico se está empleando en granjas y jardines, mientras que los plásticos no reciclables serán utilizados para crear un combustible no fósil.

Qantas se asoció con BioPak, empresa que ofrece una gran variedad de alternativas para evitar el plástico de un solo uso.

Con Bowerbird Project, Qantas tiene como objetivo eliminar 100 millones de piezas de plástico de un solo uso de los vuelos para fines de 2020. Al hacerlo, reducirá sus desechos hasta en un 75%. Para lograrlo, se tendrán que reemplazar más de 40 millones de vasos de plástico, 30 millones de juegos de cubiertos, 21 millones de tazas de café y 4 millones de fundas para reposacabezas con alternativas ecológicas.

Además de Qantas, muchas aerolíneas ofrecen la posibilidad de presentar el boleto en forma digital para evitar el uso de papel.

De Sydney a Adelaide

Sydney, también conocida como La ciudad de los puertos, es una bahía profunda y serpenteante que ofrece numerosos puertos naturales. Naturalmente, el ferry es un medio de transporte muy utilizado para moverse por la ciudad. El puerto principal, Circular Quay, se encuentra en el centro, entre la mundialmente famosa Ópera de Sídney y el barrio de The Rocks, una zona ideal para pasear, ir de compras y admirar arte en pequeñas galerías o en el Museo de Arte Contemporáneo de Australia.

Primer vuelo zero waste en la historia

Vista desde The Rocks

Adelaide, la ciudad más importante de Australia Meridional, también vale la pena en un viaje por el país. Su diseño urbano es interesante, pues el centro parece estar aislado del resto de la ciudad por los amplios parques y el río Karrawirra Pari. Al estar en la costa, presume grandes playas entre las que destaca Henley Beach con campos de golf, olas para surfear y bares casuales. Sin embargo, si lo que uno busca son opciones gastronómicas, las calles Melbourne y O’Connell, en el barrio de North Adelaide, son infalibles.

Primer vuelo zero waste en la historia

Henley Beach

***

También te recomendamos:
Buenas noticias: Europa prohíbe los plásticos de un solo uso
¿Y si el nuevo techo de Notre Dame se convierte en un invernadero?
Cómo viajar con tu perro en avión (requisitos y tips)

Más Leídas

Ver Más