diciembre 2, 2019
Ya empezó el último mes de la década, ¿por qué no pasarlo viajando?
Paola Gerez Levy

¿Y si recibimos el 2020 viajando?

Consciente o inconscientemente, cada diciembre hacemos un recuento del año: son los últimos 31 días antes de empezar de nuevo. Sin embargo, este 2019 estamos frente a un diciembre diferente, pues también cambiamos de década. Los años 2010 quedaron atrás.

Las vacaciones de Navidad y las fiestas de Año Nuevo se acercan y aunque la mayoría de los viajeros ya están armando sus siguientes vacaciones, otros siguen en el proceso de decisión. Por suerte no hay de qué preocuparse, ya que solo se necesita un fin de semana y un poco de creatividad para hacer pequeñas excursiones y recibir el 2020 de la mejor manera.

Vacaciones largas vs. viajes cortos

Salir por varios días de casa es una de las mejores sensaciones, pero algunos especialistas aseguran que una escapada de fin de semana puede tener los mismos o incluso mejores efectos en nuestra salud, tanto emocional como financiera. En primer lugar, organizar una aventura de un par de días es menos costoso ya que involucra destinos más cercanos a donde se puede llegar en camión o en automóvil. Además, menos noches de hotel se traduce en un presupuesto más holgado.

carretera

Foto: Meritt Thomas

Otra ventaja que se le atribuye a los pequeños viajes es que no tenemos que esperar la temporada vacacional, sino que se puede elegir cualquier fecha. De esta forma las escapadas se pueden distribuir a lo largo del año. Así se parten los bloques de trabajo y el resultado es un mejor bienestar mental y niveles de agotamiento notablemente reducidos.

Para quienes gustan viajar en grupo, esta también es una oportunidad para hacer aventuras con familia o amigos. Generalmente las personas tienen planes ideados con antelación para la temporada alta, pero para un fin de semana no hay pretexto para no escapar de la ciudad.

viajes con amigos

Foto: Helena Lopes

Opciones para viajar en fin de semana

Las playas de México son destinos que nunca fallan incluso en invierno, pues el clima allá siempre es favorable. A diferencia de verano, donde las temperaturas ascienden demasiado para el gusto de muchos, o de septiembre, con época de huracanes, diciembre ofrece un calor soportable y un mar fresco. Acapulco, Ixtapa o Veracruz son algunas ideas si el origen es la Ciudad de México.

Otra alternativa para los amantes de la historia y la cultura es visitar pueblos mágicos que la mayoría de las veces no están a más de tres horas manejando. A menudo, estos sitios se encuentran cerca de sitios arqueológicos o de impresionantes paisajes naturales, desde las montañas de Puebla o el lago de Pátzcuaro hasta las llanuras en Zacatecas.

playa

Foto: Khachik Somonian

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Tabea Damm

***

También te recomendamos:
Cuetzalan, el pueblo que se escondió entre la niebla
El fascinante (y oscuro) Sótano de las Golondrinas
Lo Sereno, un rincón de relajación en el Pacífico

Más Leídas

Ver Más