mayo 14, 2020
Copenhague: parques flotantes y cero contaminación (así pinta el futuro)
Mariana Castro

Bicicletas y parques flotantes: así es el plan de la capital danesa para alcanzar las cero emisiones de CO2 en el año 2025.

Si hay una ciudad en el mundo que siempre mira hacia delante, esa es Copenhague. Entre sus parques, canales y terrazas, la capital de Dinamarca es un sinónimo de calidad de vida. No por nada, los daneses tienen un término propio — hygge— para referirse a la felicidad de las pequeñas cosas; la calma, calidez e intimidad de compartir el tiempo con los amigos y la familia.

Copenhague —nombrada capital verde de Europa en 2014— es una ciudad que parece estar diseñada para enfrentar cualquier reto en materia de bienestar y sustentabilidad. El más grande hasta ahora: convertirse en la primera ciudad neutra en emisiones de carbono del mundo.

Foto: Maureen M. Evans.

El plan de acción

Para Copenhague, mitigar los efectos del cambio climático va de la mano con el desarrollo de la ciudad y la calidad de vida de quienes la habitan. 

Con poco más de 600 mil habitantes, la ciudad espera un crecimiento poblacional del 20% durante la próxima década. Esto abre una oportunidad única para buscar la neutralidad de carbono, ya que según varios estudios, las áreas urbanas más densamente pobladas suelen emitir menos dióxido de carbono por persona, y por ende, son más eficientes en términos energéticos.

Foto: Maureen M. Evans.

Para lograr este reto, la ciudad ha lanzado el Plan Climático CPH 2025, que se centra en cuatro pilares: consumo de energía, producción de energía, movilidad e iniciativas de administración de la ciudad. Este programa se diseñó para implementarse en tres fases: 2013-2016, 2017-2020 y 2021-2025, año en el que se espera cumplir la meta.

Los retos

Los dos principales retos para conseguir el título de “capital cero emisiones” son la reducción de energía y la producción con fuentes alternativas. El plan detalla que para 2025, las empresas comerciales y de servicio deberán reducir su consumo de electricidad un 20%, mientras que a nivel doméstico deberá ser un 10%. Además, se instalarán más de 60 mil metros cuadrados de paneles solares en los edificios de gobierno, que a su vez tendrán que disminuir su gasto de energía un 40%.

Foto: Maureen M. Evans.

En cuanto a la producción, la ciudad deberá generar más energía renovable (eólica, geotérmica, biomasa) para compensar las emisiones que se produzcan en algunos sectores como el transporte.

Ciudad de bicicletas

En términos de movilidad —otro de los ejes centrales del plan—, todo parece indicar que Copenhague no necesitará mayor esfuerzo, ya que la ciudad cuenta con una gran infraestructura diseñada exclusivamente para peatones y ciclistas. De hecho, la capital danesa tiene más bicicletas que coches. Además de ser un medio de transporte muy común entre los locales, es una gran opción para los viajeros que quieren explorar la ciudad (hay muchísimas opciones de renta).

Foto: Febiyan / Unsplash.

En las últimas semanas, la contingencia provocada por el coronavirus ha hecho que la bicicleta gane atención a nivel mundial. La OMS emitió la recomendación de “siempre que sea posible, considerar caminar o andar en bicicleta”, y gobiernos como el francés ya han anunciado grandes programas para incentivar su uso. Como parte de los objetivos para 2025, Copenhague planea que el 75% de los traslados en la ciudad se realicen a pie, en bicicleta o transporte público.

Gastronomía sustentable

No podemos hablar del lado verde de Copenhague sin destacar de su escena gastronómica, que tiene como protagonista a René Redzepi. Con un enfoque en los ingredientes locales y la riqueza natural de la región, el chef y su multipremiado restaurante Noma pusieron a la cocina nórdica bajo los reflectores internacionales hace varios años. Desde entonces, la ciudad ha sido cuna de nuevas tendencias culinarias.

Foto: cortesía Noma.

En Copenhague hay panaderías orgánicas, vinos naturales y proyectos de investigación que parecen más laboratorios que restaurantes. Uno de ellos es Farm of Ideas, 50 hectáreas de innovación, comunidad y agricultura sostenible a cargo del chef Christian Puglisi (ex Noma).

Los (nuevos) parques flotantes

Para explorar las nuevas formas del espacio público y las funciones que puede tener dentro de una ciudad, el arquitecto Marshall Blecher y el estudio danés Foxstrot diseñaron el proyecto Copenhagen Islands. Debido al acelerado crecimiento urbano a lo largo del puerto de la ciudad, esta iniciativa propone una serie de parques flotantes de madera, que estarán anclados al fondo de mar y podrán moverse de un lugar a otro.

Render: Copenhagen Islands.

El proyecto ya cuenta con un prototipo en marcha (bautizado como CPH-Ø1) y espera agregar más islas a este archipiélago urbano en los próximos meses. Cada una funcionará como una plataforma para distintas actividades (natación, saunas, jardines, cafés) y todas estarán abiertas para quienes decidan explorarlas, desde los turistas en kayak hasta los pescadores de la zona.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Ava Coploff / Unsplash.

***

También te recomendamos:
La escena culinaria de Copenhague está a la altura de Nueva York o Londres
Conoce la primera isla flotante de Copenhague
Viajar verde: cómo compensar nuestra huella de carbono al volar en avión

Más Leídas

Ver Más