marzo 19, 2020
Los canales de Venecia se ven azules otra vez (y otros efectos “positivos” de la cuarentena)
Paola Gerez Levy

Lo único que necesitaba la naturaleza para demostrar su belleza era que nos quedáramos en casa unos cuantos días.

La situación ocasionada por la pandemia del coronavirus COVID-19 va aumentando continuamente, y ya que hay países en los cinco continentes con personas afectadas e incluso muertos. Es por ello que las naciones han optado, una después de otra, por cerrar sus fronteras e implementar una serie de medidas para contener la propagación, tal y como la cuarentena obligatoria.

Sin embargo, estos lineamientos preventivos han sido aprovechados por la naturaleza para recuperar sus espacios, sus colores y sus cielos limpios. Quizá el ejemplo más claro de esto se puede apreciar en los canales de Venecia, los cuales han sufrido por el sobreturismo y las inundaciones desde hace años, pero que ahora, y gracias a la poca afluencia de los humanos, han recuperado su esplendor original.

La realidad de los canales de Venecia

En Venecia los locales están en cuarentena, los turistas no pueden llegar, y los servicios de transporte acuático (como los cruceros, las góndolas, taxis acuáticos o vaporettos) han dejado de circular. Esta nueva realidad propició que los sedimentos de los canales permanezcan en el fondo, permitiendo que el agua permanezca azul y cristalina, tal y como el mar Adriático. A través de videos y fotografías que los italianos han subido a las redes, el mundo puede admirar cómo se ve esta ciudad sola y radiante; una postal que no se había podido admirar desde hace varias generaciones.

canales de venecia

Foto vía Twitter/dicenini

De igual modo, pero en el Mar Mediterráneo, las costas de Cerdeña, que normalmente viven convulsas debido al agitado tráfico marítimo, se han calmado considerablemente. Esto se debe a que el gobierno ha cerrado los puertos del país, y los de esta isla no fueron la excepción. En días recientes, usuarios de redes sociales también divisaron la llegada de grupos de delfines a los muelles de Cagliari, un suceso que no se veía desde hacía muchos años.

Animales que se quedan sin comer

Ahora es el momento de la fauna de reapropiarse de los espacios urbanos que alguna vez habitaron. La mala noticia es que los animales están regresando a las ciudades por falta de comida en sus entornos naturales, ya que eran los turistas quienes solían alimentarlos. Tal es el caso de Japón y Tailandia, dos países gravemente afectados por el coronavirus que han tomado medidas contra el turismo para tratar de sobreponerse a las adversidades.

Este fenómeno se pudo ver hace unos días en Nara, un parque natural en las afueras de Osaka en el que viven miles de ciervos que se alimentan de pasto, pero también de las galletas de arroz que les dan los visitantes. A falta del alimento que dan los turistas, los mamíferos se han visto forzados a salir de su entorno y llegar hasta la zona urbana, donde se les han observado en banquetas y camellones.

coronavirus

Foto vía Twitter/lovamaruchanday

Lo mismo sucede con los monos del templo de Prang Sam Yod, en la ciudad tailandesa de Lopburi. Acostumbrados a que olas de humanos les den diversos alimentos de comer, ahora grandes manadas de primates hambrientos han llegado a las calles de la urbe, corriendo entre las personas y los coches sin miedo alguno.

Por fin, aire limpio para Asia

Los primeros brotes de coronavirus se detectaron en Wuhan, una metrópoli de 11 millones de personas en la provincia china de Hubei. Ante el aumento exponencial de los contagios, y en un intento por evitar la propagación de la enfermedad, las autoridades nacionales cerraron las cuantiosas fábricas de la provincia y redujeron el número de vuelos.

Detener repentinamente la emisión de gases como dióxido de nitrógeno (presente en los vehículos y chimeneas industriales) o dióxido de carbono (resultado de la quema de combustibles fósiles) tuvo un efecto positivo casi inmediato. Y es que, según los reportes, el número de días con buena calidad de aire aumentó un 21.5% en febrero de este año. Asimismo, la concentración de CO2 en el aire del centro de China disminuyó un 25% entre inicios de febrero e inicios de marzo, y se espera que se reduzca aún más.

coronavirus contaminación

Foto: NASA Earth Observatory

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Ricardo Gomez Angel

***

También te recomendamos:
En medio de la cuarentena, los italianos salen a cantar a sus balcones
El coronavirus ya es pandemia e Italia está cuarentena: ¿cómo se cierra un país?
Para dar esperanza, Yo-Yo Ma toca en twitter durante la cuarentena por coronavirus

Más Leídas

Ver Más