abril 14, 2020
Andrea Bocelli protagonizó un emotivo concierto en Milán
Mariana Castro

La presentación Music for Hope se llevó a cabo en la catedral del Duomo (sin público debido al Coronavirus).

En estos momentos complicados, cualquier iniciativa que nos invite a tener esperanza es bien recibida, y si es protagonizada por uno de los artistas más importantes del mundo, mucho mejor. Justo esto ocurrió el pasado domingo 12 de abril cuando se llevó a cabo Music for Hope, un concierto que Andrea Bocelli realizó en la catedral del Duomo de Milán con el objetivo de  festejar la Pascua y recordarle no solo a la ciudad, sino al mundo, que vienen tiempos mejores.

Andrea Bocelli: un mensaje de esperanza

Acompañado por el organista Emanuele Vianelli, el tenor italiano interpretó una selección de música religiosa —con temas como Panis Angelicus y Ave María— dentro de la catedral completamente vacía debido a la contingencia. Posteriormente, salió a las escalinatas del recinto para concluir su presentación con una emotiva versión de Amazing Grace que estuvo acompañada por un montaje de imágenes de las calles vacías de París, Londres y Nueva York.

Pocos días antes del concierto, Bocelli compartió un mensaje en su cuenta de Facebook: “Espero verlos pronto, muy pronto, cuando nos reunamos en un teatro será una alegría tan grande que no puedo describirla. Por ahora, en ese pequeño gesto de ayuda que cada uno está haciendo al quedarse en casa, estamos uno frente al otro y la vida es el concierto en común. El amor es lo que nos separa justo ahora, y eso significa que estamos aún más cerca”.

Foto: Facebook Andrea Bocelli.

Música como símbolo de unión

Music for Hope se llevó a cabo en Milán —capital de Lombardía, una de las regiones más afectadas por el Coronavirus— y se transmitió en vivo a través del canal de YouTube del tenor italiano. Afortunadamente, el concierto aún está disponible y acumula más de 30 millones de reproducciones. Es una invitación a desconectarse de las preocupaciones (al menos durante 20 minutos) y valorar todo aquello que nos une, por ejemplo, la música.

Un poco de historia

La historia del Duomo de Milán, este icónico templo donde millones de turistas se toman fotografías cada año, comenzó desde la Edad Media, a finales del siglo XIV. Fue el arzobispo Antonio da Saluzzo quien tuvo la idea de construir una nueva catedral para la ciudad. El arquitecto jefe designado para su edificación fue el parisino Nicolas de Bonaventure.

Con un estilo gótico, la fachada y la parte superior del Duomo están revestidos con mármol de Candoglia, una cantera ubicada cerca de la frontera con Suiza. Además, en su cúspide se encuentran diversas representaciones de personajes, entre las que destaca una estatua dorada: hablamos de la Madonnina, símbolo de Milán y uno de los tantos veladores que cuidan el bienestar de la urbe.

Viajar a Italia on a budget

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: GTRES.

***

También te recomendamos:
Gustavo Dudamel lanza programa de radio en línea (un respiro en la cuarentena)
Música de Argelia (directo del Sahara) para pasar la cuarentena
Berlín, Viena y Nueva York abren sus conciertos al mundo (para que todos los vean desde casa)

Más Leídas

Ver Más