Música de Argelia (directo del Sahara) para pasar la cuarentena
abril 7, 2020
Música de Argelia (directo del Sahara) para pasar la cuarentena
Diego ParásFoto destacada: Imarhan

Imarhan es una banda de Argelia que busca preservar las tradiciones de los tuareg a través de su música.

La música de Imarhan, una banda incipiente de Argelia, es sensible e íntima. En su disco homónimo, la banda nos pemite adentraronos en su desierto. De manera un poco contradictoria, esta obra tiene canciones de melodías sencillas y limpias, como las líneas de las dunas y otras más barrocas, complicadas para el oído no acostumbrado a esos ritmos; esto se ve entre la primera y la segunda canción. Lo que sigue (porque hay que escucharlo en orden) son notas más sencillas, pero profundas.

Sobre el disco y el origen

Para oír este disco, lanzado en 2016, hay que dejar a un lado las fórmulas de las melodías occidentales y abrazar la idea de que hay mucho de su música que no entendemos. Para empezar, la vida en un páramo: Iyad Moussa Ben Abderahmane (mejor conocido como Sadam), Tahar Khaldi, Hicham Bouhasse, Haiballah Akhamouk y Abdelkader Ourzig —los integrantes de Imarhan— crecieron en Tamanrasset, al sur de Argelia, en el corazón de lo más árido del desierto del Sahara.

Sus familias pertenecen al pueblo bereber tuareg, mejor conocido como “los nómadas del desierto”. En esta cultura los hombres se tapan el rostro con una especie de kufiyya azul (el “turbante” árabe) y se hacen peregrinaciones por  la estepa usualmente guiadas por ciegos, que tienen mejor sentido del olfato.

El idioma

La segunda cosa que es difícil de entender es el idioma. El nombre del disco (y la banda) Imarhan se puede traducir como “aquellos a los que deseo bien”, un vocablo que forma parte de la lengua propia de los tuareg, el tamashel (hablada en pocas regiones de Argelia).

La buena noticia es que en este link se puede encontrar la traducción al inglés de la letra de sus canciones que, contrario de la tendencia occidental, son poemas cortos que hablan sobre la dicotomía del amor y la confusión, así como de la dualidad entre la bondad y la intransigencia del desierto. “Separación, aún más separación… ¿qué pasó con la compañía del dromedario?” – Tahabarot (segunda canción del disco).

 

Influencias y diferencias

Imarhan sigue los pasos de los pioneros Tinariwen, una de las primeras bandas tuareg que logró entrar al mundo occidental. Sin embargo, tiene un alma más moderna y urbana que su antecesor. Al mismo tiempo, la agrupación se quiere desmarcar de artistas como Mdou Moctar o Inerane que, al distorsionar los sonidos de las cuerdas, dieron una imagen al mundo que esa era la única cara de los ritmos tuareg, cuando en realidad hay muchos más que ese.

En el álbum debut de Imarhan hay un fuerte compromiso por mostrar los diferentes tipos de música de su pueblo: el ritmo más funky de África occidental, los tonos más vacíos y sutiles de la música tradicional sahariana y el romance de la música rai argelina.

El siguiente video musical muestra más sobre la vida de los artistas y su pueblo:

***

También te recomendamos
Este jardín japonés suena a Johann Sebastian Bach
El órgano croata que hace música con las olas del mar
Las carreteras musicales de Japón

Más Leídas

Ver Más