septiembre 21, 2018
Este jardín japonés suena a Johann Sebastian Bach
Paola Gerez Levy

La música clásica puede fluir muy bien con los sonidos de la naturaleza.

Ir a caminar o a pasear al bosque es una de las actividades más relajantes que existen. Cada bosque tiene sus particularidades, a veces pasa un río, a otros los agitan las corrientes de viento y otros se llenan de música clásica. Tal es el caso del bosque musical de la isla de Hokkaido, en Japón.

En el corazón de la isla septentrional de Hokkaido hay un bosque único, pues  el sonido predominante es la melodía de un largo xilófono de madera fina. Dentro de este jardín musical, después de unos segundos de atención se puede reconocer una melodía: las notas componen delicadamente la pieza Cantana 147, de Johann Sebastian Bach y se entrelazan armónicamente con los ruidos naturales del lugar.

Hoy, este jardín musical forma parte delos Daisetsu Mori-no Garden, en la isla de Hokkaido, en Japón. En días buenos, se puede colocar una pelotita plástica sobre la primera tecla del xilófono para ver y escuchar la melodía de esta pieza. Sin embargo, en días lluviosos no se puede tocar. Esta es una medida preventiva, ya que el material del instrumento es propenso a dañarse con la humedad.

jardín musical en japón

La historia de este bello jardín comenzó en 2012. La idea la tuvo Morihiro Harano, director creativo de la agencia de publicidad Mori, Inc. Pero la intención no era formar parte de un jardín botánico, sino publicitar un teléfono celular con cubierta de madera. Así, junto con el ingeniero en sonido Kenjiro Matsuo y el carpintero Mitsuo Tsuda, hicieron realidad este reto de entrelazar, con precisión, la acústica y el diseño.

Visitar el jardín

Daisetsu Mori-no Garden
841-8 Kikusui, Kamikawa, Distrito de Kamikawa, Hokkaido 078-1721, Japón.

También te puede interesar:
Los nuevos jardines en el Jardín Botánico de Chapultepec

El Jardín Botánico de Culiacán; un oasis de plantas y arte
Frases para sobrevivir en Japón

Más Leídas

Ver Más