agosto 21, 2019
Chipilo es el pueblo mexicano más italiano de todos que está cerca de la CDMX
Frida Méndez

Aquí las personas hablan su propio dialecto originario del Norte de Italia y los quesos son imperdibles.

A tan sólo 15 kilómetros de la ciudad de Puebla se encuentra un pueblo como ningún otro en México. Hablamos de Chipilo, un lugar donde las personas se comunican en un dialecto originario del norte de Italia. Dicha lengua la aprenden antes que el español y cada quien lo escribe de manera diferente a falta de reglas gramaticales. Se trata de un sitio rodeado de la máxima esencia italiana y donde los productos lácteos no tienen comparación.

¿Cómo surgió este pueblo italiano en México?

El origen de este poblado data de 1880, cuando el Río Pave arrasó con la región del Véneto en Italia. Las personas que ahí habitaban lo perdieron todo, por eso no dudaron en cruzar el Atlántico al escuchar que el presidente mexicano, Porfirio Díaz, proveería terrenos y animales a agricultores del Mediterráneo que quisieran emigrar a su país. Eso sí, la condición era que modernizaran el campo mexicano y que pagaran por las tierras ofrecidas en un plazo de 10 años.

Chipilo

Fue así que el 2 de octubre de 1882, 38 familias provenientes de Segusino pusieron pie en México y fundaron el pueblo mexicano más italiano de todos. Los recién llegados se dedicaron a la agricultura y la ganadería pero, sobre todo, se especializaron en la producción de lácteos, una tradición que conservan hasta ahora. Durante una visita a Chipilo es indispensable probar sus variedades de quesos mexicanos como el de hebra o el panela, al igual que los italianos: parmesano y provolone.

Chipilo no es sólo quesos

La calidad de sus quesos no es lo único que queda de los fundadores de Chipilo. Esta comunidad de apenas cinco mil habitantes aún conserva sus costumbres y tradiciones originales. La fusión entre México e Italia se puede ver desde el letrero que anuncia la llegada al pueblo, el cual está decorado con las banderas de ambos países.

A diferencia de cualquier otro típico pueblo mexicano, aquí no hay ninguna plaza principal (con una fuente o quiosco al centro) rodeada por el mercado y el palacio municipal. Lo que sí podemos encontrar es una iglesia, aunque dista mucho del estilo barroco o churrigueresco de algunas catedrales del país. La Parroquia de la Inmaculada Concepción se distingue por la sencillez del estilo de la región del Norte de Italia.

La mejor vista del pueblo se puede obtener desde la cima del Cerro de Grappa, donde además de una sorprendente panorámica, es posible observar una escultura del Sagrado Corazón de Jesús, otra en honor a la Virgen del Rosario, así como una roca que rinde homenaje a los italianos caídos en 1914 durante la Primera Guerra Mundial.

Los habitantes de Chipilo

Lo habitantes de Chipilo son personajes que viven en una Italia de finales del siglo XIX: comen polenta y hablan un arcaico véneto (dialecto del noreste de Italia), mismo que luchan para que se reconozca como lengua indígena.

Chipilo el pueblo mexicano más italiano de todos

Sigue a Frida en Twitter

***

También te recomendamos

Barcelonnette: un pueblo mexicano en Francia
Zacatecas, un destino ideal para vivir el encanto de los pueblos mágicos
Pátzcuaro está en camino a ser el Pueblo Mágico más bello de México

Más Leídas

Ver Más