septiembre 25, 2019
Nobu en Los Cabos: un paraíso japonés en el Pacífico
Viviana Cohen

Con un delicado estilo japonés en su decoración, el Hotel Nobu hace una oda a la gastronomía y a la relajación.

La primera impresión al llegar a los Cabos es casi desértica. Y es que los caminos rumbo al Océano Pacífico son áridos y están retacados de plantas resilientes. Si uno tiene suerte puede encontrar a su paso algunas dunas, y si uno tiene más suerte llegará a Nobu; un oasis minimalista, frente al mar, que le brinda a sus huéspedes una experiencia de bienestar capaz de trastocar el ritmo de los pensamientos.

Nobu es parte de un fenómeno que se gestó gracias al genio Nobu San, uno de los chefs más reconocidos del mundo. Nacido en Saitama Japón, el artista culinario fundó una serie de restaurantes (en muchos países) en los que la gastronomía nipona se transforma en una poesía. El concepto que inventó fue tan poderoso que hace unos años  la cadena se convirtió en hotel gracias a la inversión de Robert de Niro. La idea fue llevar al hospedaje una fusión extraordinaria de wellness japonés, comida exquisita y arte local.

Hasta ahora Nobu ha abierto 12 sucursales en el mundo. En México inauguró la primera en Cabo San Lucas este año. El arribo de este sofisticado resort al extremo sur de la Península de Baja California ha sido una revolución para los viajeros; esto se debe, entre otras cosas, a su vanguardista arquitectura. Desde la entrada (donde reciben a todos con agua de jamaica y jengibre) uno puede percibir la sinergia entre materiales tan diversos como la madera, la piedra y el metal. Por su parte, el lobby es un espacio abierto de techos altísimos en el que el aire entra por todos lados y uno puede, incluso, escuchar las olas. La atención es rápida, y mientras uno espera puede admirar una terraza plagada de esculturas.

lobby nobu los cabos

Lobby. Foto: cortesía Nobu Hotel

Si nos detenemos en las 200 habitaciones del hotel, las virtudes continúan. A pesar de ser numerosas, cada una tiene una vista, un tamaño y un objetivo distinto. Está por ejemplo la Nobu Suite con grandes ventanales, dos alcobas y balcones que no se acaban. También hay que remarcar la Sake Suite que cuenta con sala, comedor y vista al mar. A pesar de las diferencias, lo que todos los cuartos comparten son los muebles hechos a mano, una cama especialmente cómoda y un baño único en su tipo en el que se puede disfrutar de tina tradicional de madera de teca Onsen.

baño nobu los cabos

Tinas tradicionales japonesas. Foto: cortesía Nobu Hotel

Asimismo, habría que hacer una mención de honor a las albercas que recorren Nobu. Cada una es un templo de tranquilidad que se adapta a los deseos de los visitantes. Por todos lados hay pequeñas islas elevadas desde las que se puede contemplar el Pacífico y, para los que busquen pasar el día frente al mar, hay unas cabañas perfectamente equipadas en las que las personas tomar una siesta en un sillón.

nobu los cabos

Cabañas al borde de la alberca. Foto: cortesía Nobu Hotel

Por si todo lo anterior fuera poco, quizá una de las mejores cosas de este complejo es (como era de esperarse) es la gastronomía. En el lugar hay tres restaurantes asombrosos que están dirigidos a distintos tipos de paladares. Está el Malibu Farm, una propuesta que ofrece platillos orgánicos y sanos, ahí se recomida probar, sobre todo, la pizza de aguacate. Para los amantes de la comida nacional una buena opción es Pacific, un establecimiento cálido en el que los protagonistas son una multitud de platos icónicos mexicanos que son la inspiración (y adaptación) de un chef italiano. Finalmente también se puede ir a Nobu los Cabos, ahí se pueden probar tanto las creaciones del propio chef Nobu San como algunas adaptaciones mexicanas de delicias japonesas.

nobu los cabos restaurante

Restaurante Nobu Los Cabos. Foto: cortesía Nobu Hotel

Para que se den una idea más clara de todo lo que ofrece Nobu, aquí les dejamos las mejores sugerencias del mismo hotel para que su hospedaje sea excepcional.

Personaje clave

Nobu Matsuhuisha, mejor conocido como el chef Nobu San, es la mente detrás del concepto culinario del hotel. Su comida es una excelente fusión de la gastronomía japonesa, producto de sus estancias en Tokio y en Perú.

chef nobu

Chef Nobu San. Foto: cortesía Nobu Hotel

Una habitación

La Deluxe con vista al mar  –con cama king o dos dobles– está decorada con tonos neutros y sutiles pinceladas de color. En el baño, uno encuentra una ducha abierta, doble lavabo y una tina tradicional de madera teca Onsen.

habitaci´pn deluxe nobu los cabos

Habitación Deluxe con vista al mar. Foto: cortesía Nobu Hotel

Detalle

Este no solo es el primer hotel que la firma Nobu inaugura en Latinoamérica, sino el único hasta ahora que cuenta con un restaurante homónimo dentro de las instalaciones.

Espacio público

La alberca infinita, localizada debajo del restaurante Nobues un sitio perfecto para relajarse y tomar el sol mientras se disfruta de vistas panorámicas.

sunset pool nobu los cabos

Sunset Pool con vita al océano. Foto: cortesía Nobu Hotel

Algo imprescindible

Vale la pena coordinar la estancia con el tercer jueves del mes, pues en esa fecha se celebra el Kampai Sunset, una pequeña fiesta en donde se ofrecen diversos bocadillos y bebidas a los huéspedes.

Una bebida

Koi Paloma, un trago a base de mezcal y con sabores de guayaba, néctar de chipotle de agave, jugo de limón, refresco de toronja,tortilla caser de maíz azul y sal de nori.

bar hotel nobu los cabos

Koi Paloma. Foto: cortesía Nobu Hotel

De comer

En el restaurante Nobu hay que pedir la lubina chilena en salsa de frijol negro. En el Malibu Farm, en cambio, la mejor opción es el tofu vegano de coco.

malibu farm los cabos

Tofu vegano de coco. Foto: cortesía Nobu Hotel

Sigue a Travesías en InstagramFacebook y Twitter.

Foto de portada: cortesía Nobu Hotel

***

También te recomendamos:
Una casona colonial que se convirtió en hotel, bienvenidos a Juana Bautista
The Dylan, un pequeño hotel en el corazón de Ámsterdam
National Hotel: esplendor imperial en el corazón de Moscú

Más Leídas

Ver Más