julio 29, 2020
Hotel du Cap-Eden-Roc, una mansión histórica frente al Mediterráneo francés
Paola Gerez LevyFotos: cortesía Oetker Collection

El Hotel du Cap-Eden-Roc cumple 150 años y está listo para celebrar con sus huéspedes al modo de la Riviera Francesa.

La Riviera Francesa. Un destino de playas que atrae tanto a viajeros ocasionales como a visitantes frecuentes gracias a su clima cálido, un mar azul profundo y acantilados que ofrecen unas de las vistas más inspiradoras. Así pues, no es coincidencia que aquí, específicamente en Cap d’Antibes, se encuentre uno de los alojamientos más legendarios de la región y que, con emoción, celebra este año su 150 aniversario: Hotel du Cap-Eden-Roc.

La historia de un hotel icónico

Esta propiedad de Oetker Collection tiene una larga historia, pero eso no significa que haya perdido la esencia glamurosa y pacífica que caracterizó su apertura en 1870. Ideado por Hyppolite de Villemessant, fundador de Le Figaro, el hotel abrió bajo el nombre Villa Soleil y estuvo pensado como un refugio tranquilo para artistas y escritores que buscaban aislarse por un rato. Tampoco era un aislamiento total, pues el sitio se ubica cerca de ciudades como Cannes, Mónaco o Antibes (esta última a sólo 10 minutos de la propiedad).

En 1889, la propiedad pasó a manos del italiano Antoine Sella, quien lo rebautizó como Grand Hotel du Cap. Personajes ilustres como el Nobel de Literatura George Bernard Shaw, F. Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Pablo Picasso, Marc Chagall o Suzanne Georgette Charpentier se convirtieron en huéspedes frecuentes del lugar.

Finalmente, la mansión estilo Napoleón III –de fachada color crema y tejado grisáceo– se integró al portafolio de Oetker Collection en 1969 y se sometió a una remodelación a cargo del arquitecto hamburgués Professor Pinnau. Con el nombre de Hotel du Cap-Eden-Roc se inauguró en 1987 y, ahora, después de cerrar temporalmente debido a la crisis sanitaria de coronavirus que ocasionó la suspensión de los viajes, la marca reabrió sus puertas el 1 de julio.

Suite Eden-Roc.

Sobre el Hotel du Cap-Eden-Roc

El alojamiento cuenta con 118 habitaciones y suites. Algunas de ellas se ubican en el edificio original del Grand Hotel du Cap, en la parte alta del terreno. Si uno camina en dirección al mar por la Grande Allée, un pasillo amplio bordeado de plantas y jardines –donde se eleva una estatua de Anatole France–, llegará al pabellón Eden-Roc, donde hay otra serie de cuartos. Por último, existe otra categoría, mucho más privada, que se encuentran en la residencia Les Deux Fontaines.

Grande Allée.

Para comer, los huéspedes pueden elegir entre tres opciones variadas y exquisitas, que por cierto fueron remodeladas recientemente por la arquitecta brasileña Patricia Anastassiadis. El restaurante Eden-Roc Grill es una brasserie contemporánea con vista al azul del mar que sirve platillos mediterráneos. Louroc Restaurant ofrece una fusión de la Provenza y el Mediterráneo; y en honor al 150 aniversario del Hotel du Cap-Eden-Roc, los chefs Eric Frechon, Arnaud Poette y Sébastien Broda diseñaron un menú especial de celebración. Por otro lado está la terraza del Eden-Roc Restaurant, donde se pueden encontrar desayunos protagonizados por bizcochos franceses y comida preparada con ingredientes locales.

Para quienes solo quieren una botana o un trago, siempre está la opción de visitar los cuatro bares del hotel: Eden-Roc Bar, Eden-Roc Champagne LoungeBar Bellini o la casa de té Piano Bar La Rotonde. Por si fuera poco, también hay un carrito de helados y jugos para refrescarse del calor de la Riviera Francesa.

La Rotonde Piano Bar.

Además de la comida y bebida…

Con tantas actividades a disposición, es difícil encontrar un espacio para todo lo que ofrece Hotel du Cap-Eden-Roc. Además de una alberca al lado del mar, en las inmediaciones hay cinco canchas de tenis, un club para los niños con actividades especiales, la boutique Eden Being y el spa de La Prairie, el cual comprende cuatro cuartos de tratamiento, dos gazebos exteriores y cabañas con vista al Mediterráneo.

Alberca.

Sin más, aquí les dejamos algunas recomendaciones especiales que nos ha hecho el equipo de Hotel du Cap-Eden-Roc:

Una habitación

El espacio insignia es la Eden-Roc Suite, la cual se extiende 200 metros cuadrados y tiene terraza y jacuzzi privados que ofrecen una vista única al océano y a las islas Lérins.

Eden-Roc-Suite.

Personaje clave

Todos os viajeros que lleguen por auto serán recibidos con la inconfundible amabilidad de Michel Babin de Lignac, quien ha formado parte el equipo del valet por 44 años.

Espacio público

El Eden-Roc Champagne Lounge es un sitio que se debe visitar; una explanada con vista sobre el Mediterráneo que ofrece los mejores atardeceres.

Eden-Roc Champagne Lounge.

Un detalle

Los visitantes pueden optar por pasar un día exclusivo en una de las cabañas privadas. Estos espacios dan al mar y cuentan con todos los servicios.

Algo imprescindible

Sobre todo en verano, vale la pena hacer tiempo para una excursión bajo el sol a las Islas Lérins a bordo de una lancha privada Aquariva Super Eden-Roc.

Vista del Louroc Restaurant.

Un platillo

En el Mediterráneo hay que comer lo local: lo que brinda el mar. Uno de los platos recomendados es la lubina à la Eden-Roc.

Para beber

Un clásico de vino espumoso y esencia de durazno que encanta a todos: el Bellini.

Eden-Roc Grill.

oetkercollection.com

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

***

También te recomendamos:
Oetker Collection apuesta por conservar la naturaleza y apoyar a comunidades locales
Viajar a Cannes es muy fácil
La Torre Eiffel reabre después de 104 días cerrada

Más Leídas

Ver Más