abril 10, 2018
Viajar a Cannes es muy fácil
Fernanda López Díaz

Tips básicos para vivir la experiencia Cannes sin gastar una fortuna.

Al pensar en Cannes, las imágenes que vienen a la mente —y el buscador de imágenes de Google lo comprueba— son yates, estrellas del cine en atuendos de diseñador y hoteles de lujo. Pero conocer esta ciudad, no requiere un presupuesto de magnate, sólo debes seguir estos sencillos pasos:

Hospedaje
Va a sonar contradictorio, pero no te quedes en Cannes, mejor hospédate en Niza. Aunque es posible encontrar hoteles tres estrellas de $1 500 mxn en Cannes, Niza ofrece habitaciones de lujo a menor precio. Además, Cannes es tan pequeño que una visita de día es suficiente para conocerlo. El viaje redondo, si vas por las líneas ferroviarias SNCF o Thello, te costará entre 14 y 16 euros, el traslado te tomará menos de una hora.

Comer
El Marché Forville será tu salvación. Este lugar, que abre todas las mañanas de 7 a 13 hrs. (menos los lunes), es ideal para encontrar desde baguettes hasta comida china. Se recomienda llegar temprano, sobre todo en temporada alta, y llevar una botella de agua, por el calor. También es buena idea ir en ayunas, pues abundan las muestras gratuitas de toda clase de productos.
Otra opción son los puestos callejeros de La Croisette, donde encontrás sándwiches, ensaladas y toda clases de emblemas de la comida francesa. ¿Disfrutar de una crepa mientras caminas por una de las playas más famosas del Mediterráneo? Un cliché francés que no cuesta mucho.

Compras
Evita la avenida La Croisette. Como destino para caminar es un imperdible, pero para comprar es mejor no contemplarla, pues abundan las tiendas de lujo. En Rue d’Antibes, famosa también por sus boutiques, hay opciones más accesibles, pero algunas de ellas disponibles en México. Sin embargo, vale la pena darse una vuelta para visitar Bel Air (Rue d’Antibes 125) para hacerse de un par de básicos del fast fashion francés, con piezas de un rango de precios equiparable al de Massimo Dutti.
Otra apuesta poco probable, pero que con paciencia vale la pena, es Monoprix, el Target francés. Ahí encontrarás desde comida hasta artículos de moda como mascadas, lentes de sol, artículos de playa  y bisutería con el toque característico francés, pero a precio de supermercado.

***

También te recomendamos:
El Mediterráneo sobre ruedas

Côte d’Azur: la más azul de todas
El valle del Loire: la esencia de Francia

Más Leídas

Ver Más