junio 1, 2020
El Museo Jumex abrirá una exposición para un solo visitante
Mario Ballesteros

El artista conceptual mexicano Mario García Torres aboga por la cultura como actividad esencial.

Desde hace más de dos meses y ante la contingencia sanitaria, los museos de la capital tienen las puertas cerradas. Todos han tenido diferentes reacciones, pues unos mantienen las luces apagadas, otros han habilitado exposiciones virtuales y uno ha dado un paso más grande, pues permitió a un artista ocupar una de sus galerías.

Hablamos del Museo Jumex, institución que, junto con el artista coahuilense Mario García Torres, trabaja en el proyecto Mario García torres: Solo. A partir del 2 de junio, Torres ocupará la galería 1 del recinto para crear una obra cuyo resultado final se mostrará a una sola persona cuando el museo reabra.

En este paréntesis, Mario García Torres: Solo será una oportunidad para reflexionar sobre la relación entre espacios de creación y de exhibición, entre museo y público. Al mismo tiempo, se hace alusión a esa idea –romántica, incluso hasta nostálgica– del artista solo en su estudio. De ahí que el proceso del artista conceptual se pueda seguir en tiempo real a través de la página del Museo Jumex, donde también se tendrá acceso a entrevistas, publicaciones y actividades didácticas.

museo jumex

Foto: Vladimix / Flickr

Aún no se tienen detalles de esta exposición para un solo visitante, pues se realizará cuando se les permita a los recintos culturales volver a abrir al público. Mientras tanto, aquí les dejamos una entrevista con Mario García Torres sobre el papel de las actividades culturales en épocas de coronavirus.

¿Cómo estás, Mario? ¿Cómo llevas el encierro?
Estoy bien. Esta pausa me ha hecho cuestionar y revalorar muchas cosas, sobre todo cómo funciona el sistema del arte. El cuestionamiento en sí es un logro.

¿Crees que el aislamiento es bueno para inspirarse o crear?
Para crear hay que concentrarse. Eso no ha sido del todo fácil para mí en esta particular situación. En perspectiva he hecho muchas cosas, pero cuando asumí la situación, ya hace varias semanas, imaginé que haría muchas más. Es raro que la concentración va y viene estos días. Creo que lo más difícil de todo ha sido tener consistencia en el trabajo.

Mario García Torres, Fotogramas de “Tea, 1391” (2012) Castello di Rivoli Museo d’Arte Contemporanea, Rivoli-Torino. Cortesía del artista.

¿Cómo se ha relacionado viajar –desplazarte, transportarte, estar en un sitio que no es el tuyo– con tu trabajo y tu obra?
La inspiración es algo que hay que provocar, buscar el lugar y el momento, y no dejarlo ir cuando aparece. Estoy completamente convencido de que el mejor lugar para escribir y para ser productivo es un cuarto de hotel, en una ciudad desconocida. Más aún, con jetlag. Despertar a las 5:00 am, en un lugar sin conexión personal alguna, sin un lugar ni siquiera para tomar un café, no lo cambio por nada. Es ahí, donde hay concentración, donde vienen las mejores ideas.

Mario García Torres, “¿Alguna vez has visto la nieve caer?” (2010). The Museum of Modern Art, Nueva York. Promesa de donación de Patricia Phelps de Cisneros.

 

El mejor lugar para escribir y para ser productivo es un cuarto de hotel, en una ciudad desconocida. Más aún, con jetlag.

 

¿Cómo ves que está cambiando el panorama cultural en esta crisis?
Visto desde el mundo de las artes visuales, los hábitos de consumo cultural han cambiado radicalmente en los últimos años, desde antes de la pandemia. Creo, por ejemplo, que muy muy poca gente está dispuesta a pasar más de 5 minutos frente a una proyección en un museo o galería. Quiero pensar que hoy es más factible que se vea una producción audiovisual de un artista en casa, a través de un dispositivo móvil, que en un espacio público. En algún momento pensé que esto precisamente haría más fácil transportar el museo a casa. Pero ahora, empiezo a tener mis dudas. Después de esta cuarentena, estoy convencido de que la experiencia de una exposición es imposible de transportar.

Mario García Torres, “Falling Together in Time” (2019). Galleria Franco Noero, Turín. Cortesía del artista.

¿Crees que se puede hacer “cultura en casa” o “desde casa”?
Creo que el lugar de creación puede ser muy distinto para cada quién. Lo complicado es saber si la casa es el mejor lugar para estar expuesto a ciertos productos culturales. La pregunta tiene que ver con qué es lo que hace que esos productos culturales funcionen. Para muchas ideas, el museo, el cubo blanco, sigue siendo fundamental. Y una visita a un museo es una experiencia integral, donde la obra de arte es solo una pequeña parte.

Mario García Torres, Exposición “Caminar juntos”. Museo Tamayo (2016). Foto de Paolo Montalvo. Cortesía del artista.

 

Después de esta cuarentena, estoy convencido de que la experiencia de una exposición es imposible de transportar.

 

Cuéntanos de la iniciativa de “Museos de uno en uno”. ¿Dónde surge? ¿Por qué te parece importante?
¡Urge que abramos los museos ya! Más allá de todas las medidas de supervivencia, creo que es importante reconocer que el consumo cultural es también esencial. Hablo de las artes, pero también de cualquier otra necesidad espiritual. Si me dijeran que mañana desaparecerá la pandemia y todo ha vuelto a ser como antes, lo primero que haría al despertar sería salir destapado a un museo a ver una exposición, como hay quien saldría destapado a una iglesia o a un centro de meditación. Esa necesidad es la que quisiera discutir con esta iniciativa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#museosdeunoenuno #elarteesesencial

Una publicación compartida de Mario Garcia Torres (@mariogarciatorres) el

Explícanos eso…
Al reconocer los alcances de la pandemia, como individuos y como instituciones, nos volcamos inmediatamente a utilizar las redes como nuestro medio para compartir y alcanzar a los demás. Algo que fue muy natural y sensato de hacer en ese momento. Pero hoy, después de ver una enorme cantidad de entrevistas, discusiones, studio visits virtuales y demás, me pregunto si no deberíamos dar el siguiente paso. No siento que todo eso que compartimos termine por satisfacer nuestra necesidad de alimento cultural. Ese siguiente paso debería, por un lado, reconocer que experimentar una obra de arte va más allá del objeto en sí. Por otro, que las condiciones que nos impuso la pandemia redefinirán nuestra normalidad. No es descabellado pensar que viviremos en esta condiciones por un largo tiempo (más aún tomando en cuenta la estrategia que se tomó en México), y necesitamos funcionar como mundo, con todo y coronavirus.

Mario García Torres, “An Arrival Tale” (2016). Thyssen-Bornemisza Art Contemporary (TBA21). Foto de Katharina Balgavy. Cortesía del artista.

¿Cómo te imaginas que funcionaría en México?
¡Imagino que podríamos ir abriendo los museos ya! Son espacios muy grandes, donde se puede evitar el contacto, y al mismo tiempo recibir mucho de ellos. Es una cuestión espiritual pero también práctica. Los museos y el arte nos podrían ayudar muchísimo en esta situación. Creo que deberíamos reescribir las reglas de visita. Podríamos abrir los museos parcialmente, tal vez una o dos exposiciones pequeñas, poco a poco. Podríamos visitarlos uno por uno, para no tener riesgos. No haríamos filas, sino que haríamos reservaciones individuales en línea. Además de que creo que es posible, sería una gran experiencia, ¡única!

¿Qué se necesita para que esto se lleve a cabo?
Se necesita disposición. Y se necesitarían también dos o tres empleados, para hacerlo funcionar. Uno que prenda la luz y las cosas técnicas, uno en la entrada y otro como custodio de las obras. Otra persona más puede administrar las reservaciones en línea desde casa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#museosdeunoenuno Original de @memelasdeorizaba

Una publicación compartida de Mario Garcia Torres (@mariogarciatorres) el

¿No estaríamos poniendo en peligro al personal que vaya a trabajar?
Si estamos de acuerdo que el arte y toda la cultura son también actividades esenciales, deberíamos estar todos trabajando normalmente, como lo hacen los de salud, las industrias alimenticias, transporte, etc. Claro, existe el riesgo, y tendríamos que transportarnos tomando todos los cuidados.
Yo me he ofrecido a ser custodio de manera gratuita durante una semana en el primer museo que abra las puertas bajo estas condiciones. Y como yo, hay varios ya que se han comprometido igual. He hablado con un par de directores de museos. Me dijeron que lo considerarían…

Mario García Torres (Monclova, 1975) es uno de los artistas conceptuales mexicanos con mayor presencia internacional. Su trabajo ha sido expuesto recientemente en el Walker Art Center, Minneapolis, y en Wiels Contemporary Art Centre, en Bruselas. Reside y trabaja alternativamente entre la Ciudad de México y Los Ángeles.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: cortesía Museo Jumex

***

También te recomendamos:
Los niños y los museos (algunas actividades virtuales que amarán)
El MET nos invita a tomar clases dibujo en línea ¡gratis!
Las 10 IMPERDIBLES obras del Museo del Hermitage en San Petersburgo (y cómo verlas virtualmente)

Más Leídas

Ver Más