septiembre 13, 2019
Las extravagantes y únicas experiencias mineras en Zacatecas
Redacción Travesías

Zacatecas se fundó gracias a las numerosas minas que se descubrieron en la región.

Zacatecas fue el estado minero más importante de la época virreinal, aunque desde el siglo II los primeros asentamientos de tribus indígenas ya extraían malaquita y turquesa: con el tiempo convirtieron la región en la más importante de Mesoamérica en lo que a minería se refiere. El atractivo turístico relacionado con esta actividad tiene un interés proporcional a su importancia histórica.

Ascendiendo o descendiendo, el espectáculo natural dentro de la tierra zacatecana está garantizado por el cuidado y la organización de los recorridos y por el asombroso brillo de los minerales. La experiencia se expande en museos, en la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) con animales exóticos, en una emocionante aventura en cuatrimoto, en un taller de grabado de un pueblo minero, al aprender el oficio de joyero y al pasar una noche de fiesta en el interior de una mina.

mina san bernabé zacatecas

La primera mina importante de plata que se descubrió en Zacatecas fue la de San Bernabé. Data de 1546 y gracias a ese descubrimiento, el pie del Cerro de la Bufa, se fundó la ciudad de Zacatecas.

Centro Platero

Aunque Zacatecas es el primer productor nacional de plata, y México el primero en el mundo, hasta hace no mucho tiempo la elaboración de piezas artesanales con este metal era muy escasa en el estado. El Centro Platero, ubicado en el casco de la Ex Hacienda de Bernárdez, en el municipio de Guadalupe, ha contribuido de manera especial para impulsar la joyería de plata de alta calidad y a los orfebres en el estado con la creación de una escuela en 1988.

Esa iniciativa ha crecido y ahora se hace evidente en los 20 talleres-tiendas que rodean un bello patio central, donde no sólo se puede observar cómo trabajan los artesanos y comprarles directamente sus diseños, sino que también se pueden aprender las bases del oficio para convertirse en platero por un día. En la experiencia Corazón de Plata, el aprendiz termina llevándose un corazón de ese metal precioso siguiendo paso a paso el proceso con el que se confeccionan las joyas más elaboradas.

centro platero

Experiencia Corazón de Plata.

Fresnillo, capital minera de México

La mina Proaño es una de las más grandes y rentables del mundo, con excavaciones de más de 700 metros de profundidad. Para acercar a todo tipo de personas a lo que supone el trabajo minero, se abrió una “mina turística”. Curiosamente, en lugar de descender, el recorrido se realiza en un didáctico ascenso guiado de nueve kilómetros dentro de una montaña, para luego alcanzar la luz natural en un mirador desde el que se ve todo Fresnillo.

Después se desciende por cinco puentes colgantes, con vetas abiertas, hasta llegar a una Unidad de Manejo Animal (UMA) responsable de albergar jaguares, tigres, leones, gatos monteses, osos, búhos, águilas y halcones, entre otras especies, que han sido decomisados o entregados voluntariamente, para luego canalizarlos a centros de rehabilitación y, en la medida de lo posible, liberarlos en ambientes naturales. Para cerrar y completar la experiencia, no debe dejar de visitarse el Museo de la Minería.

experiencia minera zacatecas

Mina Turística Proaño.

En Fresnillo se organiza la carrera de motocross más importante del país. Comenzó hace 44 años y a la fecha acuden aproximadamente 400 motociclistas de 22 estados de la República mexicana y de otros países americanos.

Mina El Edén

Esta mina es uno de los atractivos turísticos en Zacatecas que rompe expectativas. La aventura comienza arriba de un tren que atraviesa un largo socavón bajo la tierra y permite intuir la misteriosa y dura vida de un minero. El recorrido se aligera gracias al simpático guía que conduce a los visitantes por túneles y galerías con filtraciones de agua, al tiempo que narra historias y leyendas de quienes trabajaron ahí desde el siglo XVI hasta 1960.

El trabajo artístico y museográfico del artista Alfonso López Monreal es impresionante, igual que el Museo de las Rocas y Minerales, el mayor de Latinoamérica. Ahí se pueden admirar oro y plata en estado nativo, entre fósiles y otros minerales de todo el planeta. Por si esto fuera poco, el complejo El Edén también contiene el único antro en el mundo que se encuentra en las profundidades de la tierra: La Mina Club, que abre todos los sábados por la noche y, como bar, las tardes de jueves y viernes.

mina el edén zacatecas

Mina El Edén.

Vetagrande

La aventura comienza en cuatrimoto por trepidantes caminos de terracería y avanza por estanques con patos, tiros de mina y una presa en cuya orilla pastan caballos, hasta llegar a una explanada rodeada de altas formaciones rocosas. Ahí corresponde bajar de la moto para iniciar la expedición a pie dentro de la mina San Bernabé y escuchar la historia que el guía cuenta acerca de su fundación poco después de la Conquista y de la riqueza que produjo en oro, plata y cobre.

A lo lejos se alcanza a ver el pueblo de Vetagrande. Ahí, en la casa de sus sueños, que ha convertido en refugio de artistas, Alberto Ordaz recibe a los visitantes para enseñarles el proceso de impresión de un grabado en la experiencia Vetagráfica. Al final se degusta la cerveza Chabela, que él produce en la terraza, donde también se desempeña como carpintero. Los participantes —cada uno con una obra bajo el brazo— pueden terminar el día en los Billares Cabrera, que también funcionan como sala de exposiciones.

vetagrande zacatecas

Vetagrande.

Sigue a Travesías en InstagramFacebook y Twitter.

***

También te recomendamos:
La mejor experiencia romántica de México está en Zacatecas
Estos son los tesoros históricos y culturales que se esconden en Zacatecas
Zacatecas, un destino ideal para vivir el encanto de los pueblos mágicos

Más Leídas

Ver Más