agosto 6, 2020
Los Juegos Olímpicos, y sus momentos memorables para México
Mariana Castro

Un recuento histórico (de grandes hazañas) para combatir el bajón por la cancelación de Tokio 2020.

Justo en estos días, en un mundo paralelo sin COVID-19, estarían sucediendo las finales de atletismo y fútbol de Tokio 2020. De todos los eventos —ferias, festivales, celebraciones, etcétera— que se vieron frustrados por la pandemia, la cancelación de los Juegos Olímpicos fue, probablemente, uno de los momentos más lamentables de esta época. Todo pintaba para que fueran los más espectaculares en la historia; no solo a nivel deportivo, sino en cuanto a logística. Desde su anuncio como sede, la capital japonesa no escatimó en preparativos, desde nuevos estadios hasta grandes proyectos de movilidad.

Para los entusiastas de los deportes, los Juegos Olímpicos son como una Navidad que dura dos semanas y llega cada cuatro años. Un despliegue de talento y trabajo duro en el nivel más alto posible. Siempre mejor, más fuerte y más rápido (no por nada, los récords olímpicos se superan edición con edición). Sin embargo, a diferencia de otros eventos deportivos, este tiene la capacidad de atraer a todo mundo. No es requisito saber el nombre de un solo atleta para emocionarse con una rutina de gimnasia o una carrera de 100 metros. Además, son una gran oportunidad para conocer y aprender más sobre otras naciones. Aunque suene exagerado, un competidor puede decir mucho sobre la cultura, costumbres y mentalidad de un país.

El éxito de los Juegos Olímpicos también está ligado al orgullo. Desde la ceremonia de inauguración, el desfile de los atletas con la bandera hace que uno se sienta más patriota que nunca. Ese sentimiento es el que provoca marcar en el calendario la actuación de un potencial medallista; poner la alarma y fijar los ojos en la pantalla con aires de entrenador, juez y porrista. Todo al mismo tiempo.

En honor a esa emoción (que primero es nervio y, con suerte, después celebración), y a todo lo que no pudo ser este año, recopilamos algunos momentos memorables de México en la historia de los Juegos Olímpicos. Porque el bajón de un año más de espera para Tokio 2020 (¿ahora 2021?) se hace más llevadero si visitamos la memoria.

México 68

La Ciudad de México fue la primera sede latinoamericana, y de habla hispana, en la historia de los Juegos Olímpicos. A pesar de la compleja situación política del país, la organización de los J.O. contó con grandes nombres culturales —Pedro Ramírez Vázquez, Eduardo Terrazas y Mathias Goeritz, entre otros—, quienes se encargaron de darle a México 68 una gran identidad Olímpica, incluido el icónico logo diseñado por Lance Wyman. Hoy, la memoria del evento aún está presente en proyectos como la Ruta de la Amistad, la Pista Olímpica de Remo y Canotaje, el Palacio de los Deportes y el Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera.

A nivel deportivo, México 68 ha sido la mejor actuación de la delegación nacional hasta ahora, con nueve medallas conseguidas, incluidas tres de oro (dos en boxeo y uno en natación).

Foto: Comité Olímpico Mexicano.

Raúl González domina en L. A.

La marcha siempre ha sido una disciplina exitosa para México. Uno de sus grandes momentos fue protagonizado por Raúl González Rodríguez en Los Ángeles 84. El mexicano se coronó en los 50 kilómetros, la prueba más larga y agotadora de todas, con un margen impresionante (la medalla de plata cruzó la meta casi seis minutos después que González). Por si fuera poco, el marchista también ganó una medalla de plata en los 20 kilómetros; ese oro también se quedó en México gracias a Ernesto Canto.

La dinastía de los clavados

Con 14 medallas, los clavados son el deporte más exitoso en la historia Olímpica de México. Después de una falta de pódiums en Barcelona 92 y Atlanta 96, Fernando Platas se llevó la plata en Sídney 2000, dándole un gran impulso a la nueva generación de clavadistas mexicanos. Entre Beijing 2008 y Río 2016, esta delegación —formada por Paola Espinosa, Tatiana Ortiz, Alejandra Orozco, Laura Sánchez, Iván García y Germán Sánchez— consiguió tres platas y dos bronces. Muchos de ellos aún tienen el ojo puesto en Tokio.

Soraya Jiménez: la primera campeona olímpica

Otro gran momento de Sídney 2000 fue protagonizado por Soraya Jiménez. La levantadora de pesas se convirtió en la primera mujer mexicana en ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, después de derrotar a la norcoreana Ri Song Hiu. Tras un enfrentamiento muy parejo, Jiménez agregó cinco kilos extra a su (muy emotivo) levantamiento final, una decisión arriesgada de último momento, pero que afortunadamente valió la pena.

Poder femenino en Atenas 2004

Tres de las cuatro medallas obtenidas en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 fueron gracias a atletas mujeres. Las dos platas fueron velocidad pura: Ana Gabriela Guevara —en los 400 metros planos— y Belém Guerrero —ciclismo por puntos—, ambas disciplinas nuevas para el medallero mexicano. Por su parte, el bronce lo consiguió Iridia Salazar en taekwondo.

María del Rosario Espinoza x 3

Considerada como una de las grandes figuras no solo del taekwondo, sino del deporte mexicano, María del Rosario Espinoza arrancó su legado olímpico con un oro en Beijing 2008. A eso le siguió un bronce en Londres 2012 y una plata en Río 2016. Es decir, tres medallas en tres ediciones consecutivas. Por si fuera poco, su carrera también incluye triunfos en Campeonatos Mundiales, Panamericanos y Centroamericanos.

Fútbol de oro en Londres 2012

Entre los fantasmas del quinto partido y el #NoEraPenal, los aficionados del fútbol en México tenemos sentimientos encontrados con respecto a las competencias internacionales. Afortunadamente, la medalla de oro en Londres 2012 fue un gran recordatorio del tremendo potencial que se tiene en este deporte. Ganarle a un equipo como Brasil en el emblemático Estadio de Wembley es el mejor premio de consolación que se pueda pedir en lo que llega una copa del mundo.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: Comité Olímpico Mexicano.

***

También te recomendamos:
Confirmado: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se pospondrán un año
Japón estrena un nuevo tren bala, que recorre en dos horas 500 kilómetros
París y Los Ángeles: sedes olímpicas

Más Leídas

Ver Más