marzo 12, 2019
Gato x Liebre en México ¿Realmente sabes lo que te estás comiendo?
Karen Martínez

La sustitución de pescado es mucho más alarmante de lo que se cree

Oceana, la mayor organización internacional dedicada exclusivamente a la protección de los mares y con presencia en 13 países, realizó en México la primera investigación encubierta para dar a conocer los puntos fundamentales –y alarmantes– del seafood fraud en territorio mexicano.

Esto, a través de la campaña Gato x Liebre, que busca desenmascarar las malas prácticas entre los distribuidores de dicho producto. Y es que con más de 90 mil especies, México es una de las naciones con mayor diversidad marina en el mundo.

El equipo de Oceana, encabezado por Renata Terrazas, directora de campañas de transparencia, realizó 400 pruebas de ADN en 48 clases; específicamente en tres ciudades: Cancún (por su enfoque turístico internacional), Mazatlán (sede de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca) y Ciudad de México (que cuenta con el mercado de mariscos más grande de América Latina: La Viga). La exploración se redujo a tres parámetros: pescaderías, supermercados y restaurantes.

Paella con calamares

La sustitución de pescado en México

Según los resultados, las especies más sustituidas son: marlin (95%) sierra (89%), mero (87%), huachinango (54%) y róbalo (53%). Alrededor del 50% fue cambiado por basa, pescado proveniente de Vietnam y uno de los más baratos y de cuestionada calidad ya que pasa meses en un barco con procesos de congelación en donde abundan los químicos.

pescados-la-viga

Las afectaciones

¿Qué pasa con nuestros océanos? Aunque las pruebas se hicieron en 48 especies identificadas, resultó que eran 100 en realidad. Es decir, 52 fueron silenciadas; se desconoce su existencia y procedencia, empero, se consume sin ningún tipo de restricción. Esto se traduce en sobrepesca y el sacrificio de toda la biodiversidad natural.

mares-mexico

¿Qué podemos hacer los consumidores?

Para la mayoría, los peces entran en una sola categoría, de ahí que se consuma el famoso “pescado selecto”, que en realidad no existe; seguramente se trata de basa. Aunque el enfoque de Oceana no es cuidar al consumidor, éste juega un papel importante en la ecuación: es quien puede hacer la diferencia al cuestionarse ¿De dónde viene mi pescado?

Además, podría ser una oportunidad para que sean más abiertos a probar pescado mexicano de mejor calidad como la mojarra o el conejo. La alerta aplica para el turismo nacional y extranjero: aprovechar los viajes para conocer la diversidad y ejercer un consumo responsable y sustentable.

MandarinOriental Dubai acaba de abrir sus puertas

Sigue a Karen en Instagram

***
También te recomendamos

5 expediciones marinas para descubrir todos los océanos del mundo

6 maravillas naturales de México (que parecen sacadas del surrealismo)

Escucha la música de Morske Orgulje, el órgano marino de Croacia

Más Leídas

Ver Más