diciembre 3, 2018
Guía de viajes: algunos destinos perfectos para invertir
Redacción Travesías

Recomendaciones para escoger el destino de tu próxima inversión.

Preparamos una selección de cuatro destinos —dos en México y dos en Estados Unidos— que, más allá de su potencial para invertir en ellos, ofrecen atractivos culturales, gastronómicos y turísticos que motivan a planear una escapada en cualquier momento.

Houston

En los últimos años, la ciudad más poblada de Texas  —y la cuarta más grande de Estados Unidos— se ha convertido en un destino vibrante y atractivo para todo tipo de viajeros, desde los fanáticos de los deportes hasta los amantes de los museos, pasando por los que no perdonan una buena cerveza artesanal.

QUÉ VER

Para empezar el día, ponte tus mejores tenis y recorre Eleanor Tinsley Park, una sección del Buffalo Bayou Park que se extiende junto al río del mismo nombre. Siempre se organizan eventos gastronómicos, maratones, regatas y recorridos mensuales en bote o a pie, que cuentan la historia de la ciudad alrededor del río. Por la mañana, suelen frecuentarlo corredores, deportistas y algunos practicantes de kayak. Para los no deportistas, un buen entretenimiento consiste en buscar la pieza Large Spindle Piece, de Henry Moore, que se esconde entre el verde y el skyline.

En el ámbito cultural, Houston cuenta con un importante distrito de 18 museos; es imposible recorrerlo todo en un día, así que la recomendación es elegir uno o dos y visitarlos con calma. El Houston Museum of Natural Science tiene un gigantesco mariposario, el Cockrell Butterfly Center, además de salas enteras dedicadas al antiguo Egipto y una de las colecciones de fósiles más grandes en el país. Sin duda, una gran opción para los que viajan en familia. Por su parte, el Museum of Fine Arts ha comenzado la primera fase de su remodelación, misma que incluye la Glassell School of Art y la adyacente Brown Foundation, Inc. Plaza.

DÓNDE COMER

Después de un día ajetreado por toda la ciudad, hay que dirigirse al centro para disfrutar múltiples opciones gastronómicas para todos los gustos. Conservatory, por ejemplo, es el primer food hall de Houston y ofrece desde ramen hasta burritos y crepas. Aquí puedes tener una comida de cinco tiempos, cada uno de un país diferente; además, ofrece una amplia selección de cervezas artesanales y vinos.

Una alternativa un poco más formal es The Grove, apto para gustos vegetarianos y carnívoros por igual. No hay que dejar de pedir el koshari de coliflor rostizada y los tacos de short rib. Este restaurante se encuentra a un costado de Discovery Green, un parque ubicado justo en el centro, donde suelen organizarse actividades y eventos públicos.

Guía de viajes

Nueva York

Estrella de la cultura popular, incubadora de moda, meca de artistas y creadora de tendencias, NY es un destino que no para de sorprender a los viajeros. Desde el lujoso Upper East Side hasta el alternativo Brooklyn, aquí nunca faltan las razones para volver.

DÓNDE DORMIR

En Upper East Side, The Carlyle, A Rosewood Hotel, es un ícono del lujo discreto desde 1930. No por nada es uno de los hoteles favoritos de grandes personalidades internacionales, desde presidentes hasta estrellas de cine, aristócratas y empresarios. Si te hospedas aquí, vale la pena visitar Bemelmans Bar, uno de los clásicos de la ciudad.

DÓNDE COMER

El aclamado chef mexicano Enrique Olvera abrió Cosme en 2014 y el revuelo que provocó aún no se apaga. Este restaurante mezcla los sabores mexicanos con ingredientes locales y de temporada. En el barrio de Nolita hay que reservarle una noche al restaurante Estela. Aquí, la magia de la cocina del chef uruguayo Ignacio Mattos nunca termina y siempre sorprende a sus comensales. El lugar es pequeño y acogedor, aunque a veces puede ser muy ruidoso. Para eso hay un buen truco: la soberbia carta de vinos y cocteles.

 QUÉ HACER

Los neoyorquinos llaman a The Metropolitan Museum of Art “el mejor del mundo”. Y con toda la razón: la impresionante colección permanente del Met, que se extiende a lo largo de 17 departamentos curatoriales, alberga unas 400 mil  piezas. Visita también The Cloisters (llegas en 25 minutos desde el museo). Con una magnífica vista del río Hudson, en la cima del elegante barrio de Washington Heights, esta extensión del Met es el escaparate de una colección estelar de arte medieval.

Para los que prefieren disfrutar al aire libre, sobre todo durante el verano, Nueva York tiene opciones de sobra en materia de parques. Ninguna visita estará completa sin una parada en Central Park, el pulmón verde la ciudad. Aquí abundan los rincones icónicos, los senderos para correr y los espacios para relajarse. Otro de los clásicos neoyorquinos es Bryant Park, un encantador jardín de estilo francés rodeado de rascacielos por dondequiera que mires; es perfecto para leer bajo un árbol un libro de la Biblioteca Pública (que también está en el parque).

Guía de viajes

Ciudad de México

Recorrer los barrios de esta ciudad siempre lleva a un hallazgo. Entre los sitios evidentes y las propuestas de vanguardia, aquí no faltan los restaurantes de primer nivel, las galerías de arte contemporáneo, los hoteles lujosos, los emblemáticos espacios públicos, las tiendas curiosisimas y un sinfín de experiencias insospechadas.

DÓNDE DORMIR

En la mejor esquina de Masaryk, a dos cuadras de Polanquito, Las Alcobas es la combinación perfecta entre tamaño, servicio y diseño. En el interior, la decoración está cargada de madera y grises, pero también oculta detalles mexicanos que le recuerdan al viajero dónde se encuentra. Sin duda, la pieza más icónica es la escalera de caracol al centro del lobby.

Otro hotel que siempre es garantía es The St. Regis Mexico City. Con una ubicación inmejorable, este edificio del arquitecto argentino César Pelli es la torre favorita de las personalidades que visitan la ciudad. Unas vistas espectaculares de Reforma, un servicio super atento, un completísimo Remède Spa y una oferta gastronómica con algo para todos los gustos.

DÓNDE COMER

Uno de los barrios con mayor oferta gastronómica de primer nivel es la colonia Roma. Sobre la calle de Durango, casi al llegar a la glorieta de la Cibeles, está Contramar, que desde hace dos décadas se ha posicionado como uno de los sitios favoritos para los comensales que visitan o viven en la Ciudad de México.

Muy cerca de Contramar, en la calle de Medellín, se encuentra Fonda Fina, el restaurante del chef Juan Cabrera. El menú de memoria gustativa se basa en antojitos de la cocina mexicana con un giro que se aleja de lo tradicional gracias a los productos y las técnicas utilizadas. La propuesta de comida corrida de tres tiempos es muy variada y tiene opciones para todos, desde los amantes de los guisados típicos hasta los vegetarianos estrictos, todo esto acompañado de una amplia variedad de aguas frescas, cervezas y cócteles.

QUÉ HACER

Una de las mejores formas de conocer la ciudad es caminándola. Para una mañana cultural, puedes dirigirte al Bosque de Chapultepec y empezar en la parte más alta de este enorme parque, en el famoso castillo. Camina después hacia abajo, cruza el Paseo de la Reforma y adéntrate en el Museo Tamayo, uno de los más importantes del país para el arte contemporáneo, o en el Museo Nacional de Antropología, un resumen de la historia prehispánica de México que simplemente no puedes perderte.

Otra caminata imperdible es la del Centro Histórico. Empieza en el Zócalo y haz paradas en el Templo Mayor, la Catedral Metropolitana y el Palacio Nacional. Después pasa por el Museo Nacional de Arte y el Palacio de Correos, uno de los edificios más hermosos del país. Por último, visita el Palacio de Bellas Artes, la Alameda Central y termina en el observatorio de la Torre Latinoamericana: aquí está, quizá, la vista más impresionante de la ciudad.

Guía de viajes

Riviera Maya

La naturaleza que ofrece este destino es el escenario ideal para desconectarse de todo y disfrutar la escapada perfecta: playa, mar, hoteles de lujo, servicio de primera, sesiones de spa, propositivos restaurantes y (muchos) tragos bajo el sol.

DÓNDE DORMIR

Ubicado en una de las mejores playas de la Riviera Maya (una de las pocas que todavía son vírgenes y están alejadas de todo), Esencia se percibe más como una casa que un hotel. Decoración mínima, servicio de primera y vistas espectaculares del mar y la selva baja, que lo rodea todo, como si ayudara a aislar a la propiedad del

Finalmente, pocos hoteles en México pueden competir con Rosewood Mayakoba. Esta propiedad lo tiene todo: excelente ubicación en la costa maya, instalaciones de superlujo y, lo más importante, un servicio impecable. En Rosewood pareciera que todo el mundo sabe quién eres y qué necesitas.

DÓNDE COMER

El turismo que llega hoy a Tulum busca algo muy distinto, y la oferta gastronómica es también gran ejemplo de ello. Heartwood fue pionero: el restaurante de Eric Werner se hizo famoso por ofrecer un menú sencillo y sin pretensiones, con ingredientes de la región, que cambia cada día.

Le han seguido mucho otros chefs. En El Pez, por ejemplo, la cocina está a cargo de Paco Ruano, famoso por el restaurante Alcalde, en Guadalajara. En Mi Amor, el australiano-tapatío Paul Bentley, de Magno Brasserie, se hace cargo del menú con platos como el cheesecake de mandarina —digno no sólo de una foto, sino de un premio.

También se encuentra Casa Jaguar, que es el favorito de muchos, aunque sin duda entra en el rango de precios neoyorquinos, y están también los que nunca pasan de moda, como Posada Margherita, que aún es el primero que muchos ponen en su lista.

Guía de viajes

***

También te recomendamos
Ya se puede entrar a los museos de Nueva York GRATIS
La espera terminó: Kandinsky ya llegó a la Ciudad de México
Dónde dormir en la Riviera Maya sin gastar una fortuna
Houston: capital cultural y gastronómica

Más Leídas

Ver Más