octubre 19, 2018
Las pirámides iluminadas de Chichén Itzá (algo para ver una vez en la vida)
Paola Gerez Levy

La experiencia de las pirámides mayas cambia totalmente del día a la noche.

Las pirámides y los sitios arqueológicos hacen de México un país único para visitar. Estas construcciones centenarias son un legado sin igual de las culturas prehispánicas que vivieron en las distintas regiones de la República. Uno de los sitios icónicos en el país es Chichén Itzá; un asombroso complejo maya que  no sólo se puede conocer bajo el sol ardiente de Yucatán, sino también durante la noche.

Esto sucede gracias a un evento llamado: Noches de Kukulkan. En medio de la oscuridad absoluta de la selva, el templo de Kukulkán, a lo largo y ancho de una de sus caras, se transforma en el lienzo de un dinámico espectáculo de luces. Un recorrido de animaciones y colores en movimiento a través de la historia de la cultura maya que dura aproximadamente media hora.

Luz y sonido en Chichén Itzá

Un recorrido por la historia. 

A parte de dar a conocer la historia de los mayas, esta proyección busca valorar la pirámide de Kukulkán, la cual ya se registró como Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1988. Años después, en 2007, se incluyó en la lista de las Nuevas Maravilla del Mundo Moderno tras una encuesta global donde participaron más de un millón de votantes.

Y por si el show de luz y sonido en Chichén Itzá no fuera suficiente, existen otros lugares que han implementado esta modalidad de atracciones. Alguno de ellos son la ciudad de Valladolid, la Catedral de Mérida y la pirámide del Sol, en Teotihuacán.

Luz y sonido en Chichén Itzá

***

También te recomendamos:
Hace 700 años los mayas viajaron a Teotihuacán (ya hay pruebas)
Estos son los 35 Patrimonios de la Humanidad que hay en México
Apareció en el Iztaccíhuatl un adoratorio prehispánico

Más Leídas

Ver Más