septiembre 13, 2018
2,757 libros gratis (para leer mientras viajas)
Frida Méndez

La Red Municipal de Bibliotecas de Sevilla pone para descarga gratuita 2,757 clásicos en formato de libro electrónico.

Los libros y viajes están hermosamente  conectados. Ambos se interesan por  la búsqueda constante de nuevos horizontes. Ambos ayudan a las personas a generar perspectivas del mundo. Ambos tienen como denominador común la capacidad de transportarnos a lugares inimaginables. Ambos son una manera estupenda para conocernos a nosotros mismos.

Quizá lo más maravilloso de esta relación entre las travesías y la literatura es que juntos son extraordinarios. Pocas cosas tan maravillosas como leer en un parque perdido en otro lugar del mundo. El único inconveniente es que para explorar el mundo lo más recomendable es llevar maletas ligeras y los libros (como objetos) no son necesariamente prácticos y aunque en el pasado los lectores sufrían amargamente por este tema, en la modernidad existen las bibliotecas electrónicas.

En honor a esto la magnífica  Red Municipal de Bibliotecas de Sevilla ha puesto  disposición del público de habla castellana, con descarga gratuita, más de 2,757 clásicos de la literatura universal. Entre los autores que se podrán encontrar en este universo destacan: Pérez Galdós, Cervantes, Edgar Allan Poe y Rubén Dario, por sólo mencionar algunos títulos.

El objetivo de esta propuesta es fomentar la lectura en el mundo. Después de todo ser un viajero lector es tener lo mejor de dos mundos. Leer aumenta la conectividad en el cerebro lo que nos da la capacidad de adoptar el papel de otra persona. Asimismo si se está en medio de una exploración la elección del libro nos podrá a ayudar a protagonizar nuestra travesía de una forma más contundente, a resignificarla.

Ventajas

Leer historias con alguna conexión al viaje tiene varias ventajas antes, durante y después de él, como: entrar al contexto del país y entender mejor sus costumbres y tradiciones; trazar una ruta más interesante, con una perspectiva personal; conocer lugares que pueden no ser tan comunes, pero la historia leída los hace mágicos; crear nexos con los lugares visitados y relevantes en la historia y revivir el viaje cada que se vuelva a leer la historia.

***

También te recomendamos
La vuelta al mundo en libros
Cinco libros para inspirar un nuevo viaje
7 libros para retomar el hábito de nuevo

Más Leídas

Ver Más