Whistler: el regreso de uno de los mejores destinos de nieve
noviembre 5, 2021
Whistler: el regreso de uno de los mejores destinos de nieve
Saschie MacLean-MagbanuaTraducción: Annuska Angulo

Luego de casi dos años de no recibir visitas, Whistler inaugura la temporada de esquí en Canadá con una oferta renovada de hoteles, gastronomía y cultura.

Whistler, a casi dos horas de Vancouver, es uno de esos destinos a los que siempre queremos regresar. No sólo posee algunas de las mejores montañas y pistas de esquí para la temporada de invierno, sino una oferta gastronómica y cultural poco común. Como si fuera poco, a más de un año de estar cerrado debido a la pandemia, ahora este destino regresa renovado: nuevas aperturas, locales que decidieron darle la vuelta a sus productos y más. Pero vayamos por paso.

Primer contacto

Estira las piernas en el teleférico Sea to Sky en Squamish. Puedes dividir el trayecto en coche desde Vancouver a Whistler con una parada para visitar este sitio espectacular. Desde la cumbre, la vista es impresionante y hay una cafetería y un puente colgante apto para familias y personas en sillas de ruedas. Para una experiencia más completa, calza unas raquetas de nieve y disfruta una pequeña aventura por los senderos antes de comer rodeados de montañas y el aire limpio del bosque.

La mayoría de la gente conoce Whistler y la estación de esquí Whistler Blackcomb por ser uno de los mejores destinos de esquí en Norteamérica. Con nevadas promedio de poco menos de 12 metros y una de las temporadas más largas, de noviembre a mayo, el destino atrae a un gran número de visitantes internacionales durante su largo invierno.

Si bien es una estación con pendientes amables para los que se inician en la nieve, con una muchas clases y campamentos de principiantes, no defrauda a aquellos que buscan una experiencia extrema. Aquí se encuentra el único glaciar en Norteamérica donde es posible bajar con esquís o con snowboard. Si lo que quieres es mejorar tu técnica, puedes reservar una sesión con un ex atleta olímpico y aprender de los mejores.

La montaña ofrece grandes emociones, incluso si no se te antoja amarrarte las botas y los esquís. Dirígete a la Blackcomb Gondola (un teleférico) y luego aborda Peak 2 Peak, el sistema de remonte más largo del mundo. Los 11 minutos en una góndola con piso de cristal permiten una panorámica completa de los 13.5 kilómetros del recorrido, protegidos de los elementos.

Sabores y encuentros

Después de un día muy activo, nos relajamos en el animado y acogedor salón del Braidwood Tavern en el Four Seasons. Organizado de tal manera que permita al mismo tiempo la distancia social y las reuniones familiares y de amigos, el ambiente es informal, de cabaña alpina, con una decoración de maderas oscuras y sillones mullidos. Aquí los cocteles son un espectáculo en sí mismos, con burbujas de romero explotando en una ginebra y un trago de Chartreuse verde en la mesa junto a nosotros. Como la mayor parte de la cocina en Whistler, el menú es hiperlocal, con platillos entre los que destacan el pulpo a las brasas y la trucha steelhead con achiote a la barbacoa.

Para un cambio de tono, Alta Bistro refleja en su experiencia culinaria una fuerte conexión con la comunidad en un ambiente íntimo. Una pared de encurtidos y conservas hechos en casa es la primera indicación de que todo va a estar bien. Su cocina se enfoca en prácticas agrícolas equitativas, ganancias justas y sostenibles para todos los miembros de su equipo y, por encima de los beneficios económicos del restaurante, el cuidado y respeto por la comunidad y el medio ambiente. La comida aquí es una interpretación reflexiva y moderna de los platillos clásicos.

Reserva uno de los globos de nieve del Fairmont para una experiencia fuera de lo común. Sólo hay tres disponibles: cada cúpula privada es diferente y la decoración es muy elaborada. El menú familiar se puede disfrutar en grupos de hasta seis personas. La cúpula será tuya toda la noche, ya que sólo toman una reservación por fecha. Ten en cuenta los gastos mínimos requeridos por persona, que cambian dependiendo del día que escojas.

Reconectar y fluir con el espacio

Como si fueran dedos indicando que te dirijas hacia allá, el vapor se arremolina en las bañeras de hidromasajes sobre la azotea del spa en el Nita Lake Lodge. Llega temprano a tu cita para aprovechar un baño o un vapor antes de tu tratamiento. Empieza con un scrub ligero con sal del Himalaya que te exfoliará con suavidad desde el cuello hasta los pies. La tradicional mascarilla de arcilla se aplica por la espalda, brazos y piernas. Este producto desintoxicante hace su efecto mientras te relajas envuelto en toallas y cobijas que promueven sus propiedades hidratantes. Después de retirar la arcilla y enjuagarse, viene un masaje de 60 minutos. Cuando salí de allí, sentí una transformación profunda, como si hubiera dejado atrás lo viejo y ahora emergiera del capullo para tomar vuelo.

Los beneficios de la hidroterapia han sido utilizados por culturas de todo el mundo desde hace milenios. Después de unos días en la montaña (o tal vez de unos días de demasiados cocteles), tu cuerpo se beneficiará de la terapia de calor y frío en Scandinave Spa, un espacio de serenidad y cuidados de la salud. En un complejo que ofrece paisajes a diferentes niveles, tendrás docenas de opciones con piscinas, saunas, salas de vapor y relajación, cada una con una sensación diferente. Mientras exploras el lugar, descubrirás tu lugar favorito repetidas veces. Tal vez lo mejor de todo es la regla que no permite el uso de teléfonos ni las conversaciones: baños o no, sólo eso te dejará rejuvenecido y relajado.

 Acurrucarse frente a la chimenea

El Four Seasons Hotel completó recientemente la renovación total de sus 273 habitaciones. Con una elegancia de mediados de siglo, la nueva decoración también va acorde con la identidad alpina acogedora y cómoda de su entorno. Se han añadido 10 suites exclusivas, cada una con su propio diseño inspirado en las casas de Whistler.

El nuevo Fairmont Gold es un hotel boutique que forma parte del Fairmont Chateau Whistler. Ofrece un lounge y una variedad de alojamientos, desde una habitación con cama king para invitados hasta suites de una y dos habitaciones con chimeneas de doble cara y habitaciones contiguas. La política de siempre ir un paso más allá se pone realmente en práctica: incluso cuando pido un café, me preguntan si prefiero un latte. El servicio de concierge y check-in por separado, así como las ofertas adicionales de desayuno, lounge y aperitivos después de esquiar garantizan una estancia completamente fluida.

Divertirse con (como) niños

Los miembros más jóvenes de la familia pueden divertirse en el Whistler Racket Club participando en una (organizada) guerra de bolas de nieve, con bolas ya hechas, aprendiendo durante un día completo a cortar y aserrar la madera, preparando una hoguera y construyendo un fuerte, o deslizándose por resbaladillas de nieve. Los mayores de 10 años pueden intentar el tiro con hacha; incluso hacerlo como adultos es divertidísimo, pero tal vez lo digo porque le gané a mi esposo cuando jugamos a siete intentos.

Cuando terminen las clases de esquí, los niños y los jóvenes de corazón la pasarán bomba en el bubly™ Tube Park o practicando patinaje sobre hielo en Olympic Plaza. Para una actividad nocturna, abríguense bien y vayan todos a Vallea Lumina Night Walk en Cougar Mountain. Se trata de un recorrido multimedia, con iluminación, videos, paisajes sonoros y escenografías que transportan a los participantes a otro mundo. El sendero iluminado de un kilómetro y medio se recorre en aproximadamente 60 minutos.

Cultura local

La conexión con el entorno es una experiencia garantizada en Whistler. El poder de las montañas es omnipresente. Para entender de manera más profunda la experiencia de la naturaleza hay que acudir a sus defensores más incondicionales: sus pueblos originarios. Es una experiencia hermosa ser recibidos en el Centro Cultural Squamish Lil’wat, donde podemos aprender sobre los pueblos Skw̲xw̲ú7mesh y Líl̓wat7ul, así como sobre su historia como cuidadores de esta tierra, y ver cómo su cultura refleja su sentido de responsabilidad con sus ríos, lagos y montañas. Las visitas guiadas están incluidas con la entrada y comienzan cada hora.

La celebración de los pueblos nativos de Columbia Británica continúa en el Museo de Arte Audain, donde el arte indígena tradicional y contemporáneo de toda la provincia forma el grueso de la colección permanente. Aquí encontrarás una de las mejores colecciones de máscaras de las Primeras Naciones de la costa noroeste.

Más Leídas

Ver Más