Reencuentro con la nieve en Vancouver - Revista Travesías
septiembre 10, 2021
Reencuentro con la nieve en Vancouver
Diana Solano

Un buen plan para inaugurar una nueva era de viajes a Canadá: ir a Vancouver en busca de nieve en todas sus formas. Parece que no, pero el invierno está a la vuelta de la esquina.

Con la reapertura de las fronteras de Canadá para viajes no esenciales, a partir del 7 de septiembre de 2021, se abre también un sinnúmero de posibilidades. Vancouver es una de nuestras ciudades favoritas, porque además de comida deliciosa, una interesante oferta cultural y buenas compras, tiene muchas formas de divertirse al aire libre. Y ahí es donde queremos estar: en lugares amplios y abiertos, en contacto con la naturaleza y disfrutando el frío canadiense.

Para ello, una primera opción es la práctica de snowshoeing, o senderismo con raquetas de nieve. Es uno de los deportes de invierno más accesibles, y aunque dominar la técnica tiene su gracia y una sesión puede ser cansadora, no es necesario tener conocimientos previos, estar en un rango de edad específico ni tener la mejor condición física. Basta dirigirse a la montaña con ganas de divertirse y disfrutar los paisajes montañosos del entorno. Uno de los mejores lugares para intentarlo es Grouse Mountain, a 20 minutos del centro de Vancouver, que también ofrece esquí, snowboarding y otras actividades de nieve durante los meses más fríos, lo que se suma a una variedad de experiencias en contacto con la naturaleza —avistamiento de fauna, paseos en góndola, tirolesa, entre muchas otras— el resto del año.

En Cypress Mountain, a media hora del centro de la ciudad, además de snowshoeing, se puede hacer snowtubing (descenso veloz a bordo de una especie de dona inflable) y actividades más demandantes, como el esquí de fondo, o cross country, en un sendero de 19 kilómetros de longitud. Es un deporte favorito de los locales, y todo un reto para quienes no están habituados a moverse en la nieve equipados con esquís y bastones.

Si además quieres ir a patinar sobre hielo, hay ocho pistas ubicadas en diferentes zonas de la ciudad, y todas están abiertas al público. Sin embargo, si quieres tomar una clase, sólo podrás hacerlo en el Sunset Rink y el Hillcrest Rink. Es necesario registrarse (aquí) con tres días de anticipación.

Debido a las constantes actualizaciones en las medidas sanitarias, estos sitios aún no están al 100% de ocupación. Asegúrate de adquirir tus entradas con tiempo para no quedarte fuera y, conforme se acerque la fecha de tu viaje, visita directamente sus sitios web, por si hay cambios en los programas o restricciones adicionales. El uso de cubrebocas es requerido en espacios cerrados y puede haber áreas designadas para comer. Además, muchos lugares, por motivos de higiene, sólo reciben pagos con tarjeta. En este link puedes ver las reglas de oro de British Columbia.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

***

También te recomendamos:
Vancouver: El rincón más verde de la tierra
Panorámicas de Vancouver
48 horas en Whistler: el favorito para los amantes de la naturaleza

Más Leídas

Ver Más