8 relojes espectaculares que serán tendencia en 2022
diciembre 17, 2021
8 relojes espectaculares que serán tendencia en 2022
Manuel Martínez Torres

Nuestra selección de los grandes relojes que refrescan el panorama y marcan una ruta de lo que viene en 2022.

La relojería no puede evitar alimentarse siempre de sí misma y su fecunda historia, pero también se abre a otros mundos que expanden sus horizontes y nos lleva a emocionarnos una y otra vez. Así surgen iluminaciones como la asombrosa esfera verde ahumado del Royal Oak “Jumbo” Extraplano o la divertida carátula verde pistacho del Premier B09 Chronograph 40. Ambos son modelos con una trayectoria larga que, sin embargo, lucen frescos y muy deseables, porque las marcas que los crean levantan las antenas y captan que, acá afuera, queremos ver colores cálidos y vibrantes.

Nosotros también hemos levantado las antenas para hacer una selección de algunos de los grandes relojes de 2021, aquellos que se abren a otros mundos –como Travesías– y que vale la pena conocer por el simple gusto de hacerlo o, por qué no, considerar para ponerlos en tu muñeca. Varios de estos modelos los vimos en el Salón Internacional Alta Relojería México (SIAR), que este año celebró su XVº aniversario como uno de los eventos más importantes de su tipo a escala global.

Lange & Söhne, Zeitwerk Honeygold Lumen

El Zeitwerk, con su diseño único, es un gran ejemplo de por qué la casa alemana A. Lange & Söhne es una de las más admiradas de la alta relojería. Lanzado en 2009, indica las horas y los minutos en las ventanas de cifras saltantes que están a la izquierda y a la derecha, respectivamente. A las 12 tiene un indicador de reserva de marcha (la cuerda que le resta) y, a las 6, un segundero pequeño. Esta versión de 2021 se llama Lumen, porque la carátula semitransparente permite ver cómo las cifras fosforescentes se iluminan por la noche. Honeygold se refiere a que el reloj está hecho del oro color miel exclusivo de la marca, una aleación con una dureza y un brillo cálido especiales.

Caja: 41.9 mm, Honeygold. Mecanismo: calibre Lange L043.9 manual con 72 horas de reserva de marcha. Esfera: cristal de zafiro, cifras con material luminiscente. Correa: piel marrón oscuro. Es una edición limitada de 200 ejemplares.

Audemars Piguet, Code 11.59 Automático

Un reloj redondo que es mucho más de lo que vemos a primera vista, como todo lo que hace Audemars Piguet. Su arquitectura es muy compleja, pues combina una carrura octagonal con un bisel extraplano y una parte trasera redonda, además de un doble cristal de zafiro antirreflejante. Los acabados satinados y pulidos son exquisitos, al igual que la esfera lacada azul ahumado con motivo “rayos de sol”, elaborada por los artesanos de la manufactura y que reproduce la forma en que la luz solar se ve debajo del mar. La correa, una mezcla de caucho con decoración textil y piel de becerro, le da un toque más casual que abre un mundo de posibilidades para combinarlo.

Caja: 41 mm, oro blanco de 18 quilates. Mecanismo: calibre 4302 automático con 70 horas de reserva de marcha. Esfera: lacada azul ahumado con motivo “rayos de sol”, índices y manecillas de oro blanco. Correa: revestimiento de caucho negro con decoración textil y forro de piel de becerro.

Bell & Ross, BR 05 GMT

El imaginario de Bell & Ross se inspira en los instrumentos de los paneles de mando de los aviones. Así, la casa francesa, fundada en 1993, ha creado algunos de los relojes más singulares y atractivos de esta época. Uno de ellos es el BR 05 con caja cuadrada y brazalete integrado, ambos hechos de acero. Su diseño es masculino y poderoso, a la vez que fluido y muy cómodo. La marca lo introduce ahora con fecha y doble huso horario; esto significa que las manecillas blancas indican la hora del lugar donde estés de viaje, mientras que la manecilla con la flecha roja muestra la hora del país donde vives en el bisel interior graduado de 24 horas. La legibilidad es magnífica gracias a la carátula negra.

Caja: 41 mm, acero. Mecanismo: calibre BR-CAL.325 automático. Esfera: negra con motivo “rayos de sol”; las cifras, los índices y las manecillas son Super-LumiNova. Brazalete: acero; también está disponible con una correa de caucho negro.

Breitling, Premier B09 Chronograph 40

El cronógrafo es una de las funciones más célebres y respetadas de la relojería, y Breitling ha sido decisiva para su desarrollo. Fundada en 1884 en Saint-Imier, Suiza, la marca creó en 1915 el primer cronógrafo de muñeca con un pulsador separado de la corona y, en 1934, el primer cronógrafo de muñeca con dos pulsadores separados de la corona: uno para iniciar y detener el cronometraje, y el otro para regresar a cero la manecilla. Desde hace tres años, la casa ha empezado a sacar del olvido modelos gloriosos de la primera mitad del siglo XX y a reinterpretarlos en relojes como éste, al que decidió acompañarlo con una magnífica carátula de color verde pistacho. ¡Viva lo vintage!

Caja: 40 mm, acero. Mecanismo: calibre B09 manual. Esfera: verde pistacho, números arábigos, manecillas con Super-LumiNova. Correa: piel de cocodrilo marrón. En el reverso de la caja tiene un cristal de zafiro que permite admirar el hermoso movimiento.

IWC Schaffhausen, reloj de aviador Timezoner Top Gun Ceratanium

IWC empezó a producir relojes de aviador en 1936 y sus modelos Top Gun rinden homenaje al Programa de Instrucción en Tácticas de Combate, el exigente curso para formar a los pilotos de élite de la armada estadounidense. Este Top Gun presenta la función Timezoner, que sirve para consultar la hora en 24 husos distintos, representados por las ciudades en el bisel. También tiene fecha y una ventana con formato de 24 horas para saber si en el lugar elegido es de día o de noche. Para cambiar los husos, sólo se presiona y se gira el bisel. La caja es de ceratanium, un material tan ligero como el titanio, tan resistente a los arañazos como la cerámica y con un soberbio color negro azabache.

Caja: 46 mm, ceratanium, bisel giratorio de cerámica. Mecanismo: calibre 82760 automático con 60 horas de reserva de marcha. Esfera: negra, cifras 12, 3, 6 y 9 revestidas de material luminiscente. Correa: caucho negro con incrustaciones textiles. Es una edición limitada de 500 ejemplares.

Jaeger-LeCoultre, Reverso Tribute Nonatième

En 1931 nació un reloj rectangular con estética art déco que los polistas podían usar en los partidos sin temor a golpearlo, gracias a un innovador sistema reversible para voltear la caja y proteger la carátula. Noventa años después, el Reverso es uno de los grandes íconos de la relojería, y Jaeger-LeCoultre lo celebra con esta versión sublime. En el anverso tiene horas, minutos, segundero pequeño, fases de la Luna y Gran Date. La sorpresa está en la parte trasera, donde, por primera vez en la historia del modelo, tiene hora semisaltante digital y minutos en un disco, además de indicación día-noche. Todo con la maestría artesanal de una de las mejores manufacturas.

Caja: 49.4 x 29.9 mm, oro rosa. Mecanismo: calibre 826 manual con 42 horas de reserva de marcha. Esfera: plateada con acabado tornasolado cepillado (anverso); oro rosa macizo (reverso). Correa: piel de aligátor negra. Es una edición limitada de 190 ejemplares.

Rolex, Oyster Perpetual Explorer II

Precursora de los relojes herméticos, con el Oyster de 1926, y de los relojes-herramienta usados por los héroes de la exploración, con el Explorer de 1953, Rolex celebra en 2021 el 50º aniversario del Explorer II. Lanzado en 1971, se distingue por su visualización de 24 horas que permite diferenciar las horas diurnas de las nocturnas mediante la manecilla naranja y el bisel grabado. Esto es muy útil para quienes se aventuran en las regiones polares, bajo tierra o en lugares donde es difícil saber si es de día o de noche. La visualización de 24 horas puede servir para indicar un segundo huso horario, lo que lo convierte en un reloj perfecto para viajar, y más porque muestra la fecha.

Caja: 42 mm, acero Oystersteel. Mecanismo: calibre 3285 automático con 70 horas de reserva de marcha. Esfera: blanca lacada, manecillas e índices con luminiscencia Chromalight azul de larga duración. Brazalete: acero Oystersteel. Tiene el certificado de Cronómetro Superlativo de Rolex.

Zenith, Chronomaster Revival A3817

Este reloj es una reedición de uno de los modelos más especiales de Zenith. El A3817 se lanzó en 1971, equipado con el mítico calibre El Primero, el primer mecanismo de cronógrafo automático de alta frecuencia del mundo, capaz de registrar décimas de segundo. Era único porque combinaba la caja tipo tonel de modelos deportivos, como el A384, y la esfera tricolor de modelos más elegantes, como el A386. Sólo se fabricaron 1,000 ejemplares, por lo que se volvió una versión muy deseada. Zenith lo copia a detalle, con los pulsadores tipo bomba, la escala taquimétrica que también sirve de pulsómetro y la indicación de los segundos con un patrón piramidal llamado “escala de dientes de tiburón”.

Caja: 37 mm, acero. Mecanismo: El Primero 400 automático con 50 horas de reserva de marcha. Esfera: blanca lacada con contadores de tres colores y fecha. Brazalete: acero; está disponible con una correa de piel de becerro marrón claro.

Más Leídas

Ver Más