octubre 9, 2018
Cuatro lugares buenos, bonitos y baratos para comer en Berlín
Mariana Castro

Gran cantidad de opciones de todas partes del mundo para comer delicioso sin tener que gastar mucho en Berlín

Pensar en Berlín es pensar en tendencias, creatividad y multiculturalidad. En el ámbito gastronómico, esta esencia multicultural se traduce en una gran cantidad de opciones de todas partes del mundo para comer delicioso sin tener que gastar mucho (o al menos no tanto como en otras grandes capitales europeas). Acá van algunas recomendaciones:

Chutnify: dosas hechas con amor

Considerado por muchos foodies locales como “el mejor restaurante de comida india en la ciudad”, Chutnify es un negocio familiar que se enfoca en los sabores de la cocina del sur de dicho país. Su platillo estrella: las dosas, una especie de crepa rellena de distintos guisos y especias. Aunque el curry de cordero no se queda atrás. Además es famoso por sus opciones vegetarianas, precios accesibles y servicio excepcional.

¿Qué pedir? la chilli cheese dosa (rellena de queso, chiles verdes, cebolla morada y cilantro) . Ojo, es picante.

Berlín on a budget

District Mot: el vietnamita buena onda

Bajo el concepto de “Saigon Street Food”, este lugar abrió sus puertas en 2013 en Mitte, uno de los barrios más activos de la ciudad. District Mot se aleja de las formalidades del típico restaurante asiático y más bien intenta replicar la experiencia bulliciosa y relajada de la comida callejera. Aquí hay opciones para todos, desde la tradicional sopa Pho y los rollos fritos hasta las ensaladas frutales y los salteados de mariscos. Lo mejor es pedir muchos platillos al centro y compartir.

¿Qué pedir? el Bun Cha (albóndigas barbecue y pork belly en un caldo con fideos de arroz y hierbas).

Berlín on a budget

Geist im Glas: brunch post-fiesta

De noche, Geist im Glas es uno de los bares imperdibles en la escena indie de Neukölln. De día (en una faceta mucho menos conocida) ofrece un delicioso brunch diseñado para curar los estragos de una —larga— noche de fiesta berlinesa. Su menú es pequeño pero las porciones son generosas y sin temor a las combinaciones de sabores dulces y salados. Además de las mimosas, vale la pena probar alguna de sus versiones del Bloody Mary.

¿Qué pedir? los esponjosos hot cakes de plátano con dulce de leche.

Berlín on a budget

Chapter One: café de todo el mundo

Ubicado en la parte menos turística de Kreuzberg, Chapter One forma parte de la amplia oferta de pequeños cafés de especialidad en la ciudad. Sin embargo, lo que hace único a este lugar es su cuidadosa selección de granos provenientes de todas partes del mundo. Los baristas son súper amables y cero pretensiosos; al contrario, siempre están dispuestos a resolver cualquier duda. El lugar es muy cool pero chiquitito, entonces la mejor idea es pedir para llevar. También sirven sándwiches, panecitos dulces y galletas.

¿Qué pedir? además del café, el croissant de pistache es un imperdible.

Berlín on a budget

***

También te recomendamos
Un recorrido por los lugares que vieron nacer la gastronomía portuguesa
7 chefs europeos que TODO EL MUNDO debe conocer
Houston: capital cultural y gastronómica

Más Leídas

Ver Más