julio 11, 2019
Perfumes del Louvre: fragancias inspiradas en las obras del museo
Paola Gerez Levy

Por tiempo limitado se podrá admirar las obras de arte a través de los aromas.

Los museos de arte son espacios que están explícitamente diseñados para ver las obras. Debido a la delicadeza de las piezas, es normal que sobre las placas de los cuadros se identifique un símbolo de “no tocar”. Pero, ¿qué pasaría si se pudiera oler el arte? La respuesta a esta interrogante la tiene el Museo del Louvre, institución que creó perfumes basados en su colección.

Las colonias del Louvre son producto de una colaboración entre el museo y L’Officine Universelle Buly 1803, una botica icónica de París. En dicho proyecto, apodado Del museo al perfume, ocho de los mejores perfumeros de Francia recorrieron la colección del recinto –que abarca más de 30 mil obras– para elegir su favorita, ya fuera pintura o escultura.

Estas ocho creaciones se podrán adquirir en una boutique dentro del museo hasta enero de 2020.

La única condición fue no elegir a la Mona Lisa; fuera de eso, los artistas gozaron de total libertad tanto presupuestal como creativa para dar vida a la fragancia. El objetivo no era representar la obra en un aroma, sino transmitir, a través del olfato, la sensación que se suscita en los espectadores a la hora de admirarla.

El Louvre abrió sus puertas en 1793 y la firma perfumera tan solo diez años después, por lo que han crecido paralelamente a través de la historia de París. Tal vez por eso decidieron juntarse para darle una nueva dimensión aromática a una experiencia que era meramente visual.

LOS OCHO PERFUMES DEL LOUVRE:

San José carpintero de Georges de la Tour

La perfumista Sidonie Lancesseur tomó como referencia la carpintería para crear una esencia con tonos de madera de cedro, infusiones de verbena, pimienta rosa y vetiver.

San José Carpintero, Georges de la Tour

Georges de la Tour, San José Carpintero, 1642.

La gran odalisca de Dominique Ingres

Para aromatizar esta pintura, Domitille Michalon-Bertier usó ingredientes concentrados como el incienso y la pimienta rosa, mismos que refuerza con notas amizcladas.

La gran odalisca de Dominique Ingres

Dominique Ingres, La gran odalisca, 1814.

La cerradura de Jean-Honoré Fragonard

Delphine Lebeau decidió transmitir la sensación pasional del cuadro por medio de una fragancia a base de flor de lis complementada con tonos de amizcle.

La cerradura de Jean-Honoré Fragonard

Jean-Honoré Fragonard, La cerradura, 1777

La Venus de Milo

La antigüedad de esta escultura clásica llevó a Jean-Christophe Hérault a trabajar en un aroma fresco y natural en el que combinó notas de mandarina, jazmín y ámbar.

La Venus de Milo

La Venus de Milo, 101 a.C.

La ninfa y el escorpión de Lorenzo Bartolini

Para Annick Ménardo, esta escultura remite a un aroma en donde predomina el olor de los heliotropos y los jazmines, pero con un toque de ámbar y tonos amizclados.

La Venus de Milo

Lorenzo Bartolini, La ninfa y el escorpión, 1845.

La bañista de Valpinçon de Dominique Ingres

Daniela Andrier encontró una forma de transmitir la frescura de la obra, a través de un perfume a base de citronela y azahar mezclada con esencia de pachuli e incienso.

La bañista de Valpinçon de Jean-Auguste-Dominique Ingres

Dominique Ingres, La bañista de Valpinçon, 1808.

La Victoria de Samotracia

Esta fragancia, que combina los aromas del nardo, magnolia y jazmín, así como un toque de mirra, fue diseñada por Aliénor Massenet, quien hace una oda a la la historia de la obra.

La Victoria de Samotracia

La Victoria de Samotracia, 190 a.C.

Conversación en un parque de Thomas Gainsborough

Esta obra inspiró a la perfumista Dorothée Piot a fabricar un aroma que se compone de una base de rosas otomanas con toques picantes de menta y bergamota.

Conversación en un parque de Thomas Gainsborough

Thomas Gainsborough, Conversación en un parque, 1745.

Sigue a Paola en Instagram.

***

También te recomendamos:
Las 10 IMPERDIBLES obras del Museo D’Orsay en París
Grandes noticias: el Partenón podría recuperar su identidad original
Vogue like a painting: moda, pintura y fotografía en el Franz Mayer

Más Leídas

Ver Más