septiembre 7, 2020
Teotihuacán abrirá al público el 10 de septiembre
Paola Gerez Levy

Por el momento, sólo la Calzada de los Muertos, las plazas y las explanadas se pueden visitar.

Después de casi seis meses de cuarentena, una de las actividad que más se extrañan son las visitas a los sitios arqueológicos de México. Espacios que nos dan la oportunidad de viajar al pasado del país; imaginar, desde las piedras, el esplendor del que alguna vez gozaron las ciudades prehispánicas, tratar de recrear cómo se desarrollaban las actividades cotidianas e intentar darle significado a los místicos símbolos que resaltan en relieve de las superficies pétreas.

La buena noticia es que la espera ha terminado y que las zonas arqueológicas mexicanas poco a poco comienzan a reabrir y a recibir sus primeros visitantes. Tal es el caso de Teotihuacán, ubicado a más de una hora de la Ciudad de México. Al respecto, el INAH informó que a partir del 10 de septiembre, en un horario de 9 a 15 horas, el sitio admitirá de nuevo a las personas siguiendo estrictos protocolos de seguridad.

teotihuacán

Calzada de los Muertos. Foto: INAH

¿Cómo será pasar por Teotihuacán en la nueva normalidad?

En un primer momento, se pide a todos los viajeros que acudan al sitio arqueológico que porten cubrebocas en todo momento (no se permitirá la entrada a quien no lleve uno puesto). En las cinco puertas de acceso se instalarán filtros sanitarios en los que se tomará la temperatura de la gente y se dispensará gel antibacterial. Asimismo, se pide el respeto de un distanciamiento de mínimo 1.5 metros entre personas. Por ahora, Teotihuacán limitará su aforo máximo a un 30% del promedio del año pasado, es decir 3 mil visitantes por día.

También cabe añadir que no todas las estructuras de la antigua ciudad teotihuacana estarán abiertos como de costumbre. A partir del 10 de septiembre se podrán recorrer solo la Calzada de los Muertos, la plazas y explanadas. De momento explorar las pirámides del Sol, la Luna y el Templo de la Serpiente Emplumada no está permitido debido a que dichas construcciones no pueden ser sanitizadas por motivos de conservación. Tampoco se permite el acceso a los complejos de Quetzalpapálotl, Río San Juan y los Palacios.

Los museos –el de Pintura Teotihuacana y el de Cultura Teotihuacana– permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

pirámides

Foto: INAH

Conocer el sitio arqueológico desde casa (de una manera única)

Si bien con el cierre de Teotihuacán a mediados de marzo se pusieron a disposición de la gente numerosos recorridos virtuales, existen formas diferentes de explorar esta antigua y poderosa metrópolis. Una opción es hacer un viaje desde finales del siglo XIX a la actualidad a través de pinturas y fotografías: de cómo los extraños montículos de tierra y maleza al noreste de la Ciudad de México resultaron ser imponentes pirámides construidas para estar alineadas con el cosmos. Mira la galería aquí.

Por otro lado, las herramientas digitales también hacen posible que urbes centenarias –Teotihuacán vivió su auge durante el siglo VI y fue abandonada 100 años después– regresen a la vida a todo color. Esa fue la misión del artista David Romero, quien reconstruyó las pirámides, plazas, templos y conjuntos residenciales teotihuacanas y las dotó de colores, grecas detalladas y terminados impecables. Asimismo, incluyó la fauna que habitaba dicho entorno, desde liebres salvajes y aves hasta jaguares. Mira la galería aquí.

Imagen: David Romero

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

Foto de portada: INAH

***

También te recomendamos:
Sac Actún, la zona arqueológica más grande del mundo, está bajo el agua de Tulum
Guía de Paquimé, la ciudad prehispánica olvidada del norte de México
Lo sentimos Egipto: la pirámide de Cholula es la más grande del mundo

Más Leídas

Ver Más